7 oct. 2017

Sorpresas te da la vida

Mis pasos de gata
recorren callejas
sus pisadas estranguladas
escucha silencios en sollozos
al sentirse huérfanas
en tantas calles
de pérdidas similares

Una pensión
una linda canción
una casa de huéspedes
una fonda y parada
una vela hospedada

Detrás de mi reja
el tímido sol escondido
delante ausencias
repliegues escondidos

Cuando saliere el sol
quizá recuerde
las veces que me apeteció
su sangre de espinas

Quizá al atardecer
sentir los calores suaves
de nuevas inclemencias
un viejo amigo
aun reconocido
un artista que en mi tierra
solo fue un soñador con dedos de pintura
ahora una talla de internacional hechura
lo reconocí por una, en una calle, pintura
pinta mis ojos entre sus coloridas negras
sus curvas de mujer y sus esbeltas figuras

Los fríos de las ausencias
son menos fríos
cuando las casualidades esperan
tras las estranguladas esquinas

A lo lejos ya se esconde
en cuerpo presente
los tristes senderos
de los conejos
donde las tardes lloran
con los vencejos

A la sombra de un caballo gris
espumas de mares
viejos recuerdos
de un no se que, que no paso
y sin embargo ahora...
que llueven las pistolas
buscamos refugio bajo las balas,
sorpresas del espacio tiempo
cuando buscas  no encuentras
y encuentras lo que no has buscado

Abajo entre cortinas de niebla
la golondrina ha pasado
un gato de calleja, viejo conocido
abaniquea sus alas
recordándome cada vez mas lejos
el dolorido orgullo de otras miradas

Suenan canciones
de futuras
madrugadas
mil margaritas golpean,
suaves pétalos
ajenos al tiempo
y al lugar,
templadas
bajo el abrigo de la madera
y el desconocido vino,
las sobremesas guardadas
de los viejos conocidos
al amparo de los ruidos
las banderas y
las esteladas

Y pensar que cuando escribía
suspiraba tantas veces
sobre un papel de cebolla

Ahora es todo letanía
donde se cuece el almíbar de invierno,
pues termino la luna de otoño y su cosecha,
de las nuevas ollas y los viejos fuegos


No hay comentarios:

Publicar un comentario