17 oct. 2017

Noche de Ánimas


Nosotras
otroras
Musas
eternas reclusas
libres de auroras
de afrentas
y de esporas

Por estas
y otras cosas
permitieron fueran atormentadas
por tristezas y penas
por tan largo tiempo ninguneadas
por eso se tardaban
tanto tiempo
aquellos
en concederles
las audiencias apolllardadas
que le pedían
mas para por ese porte
ese congestionado consorte

se hizo mas preclara
aprendió a ralentizar el tiempo
a ser mas moderada
cansada y cortejada
se dejó morir
entre las injurias
manifestando así la prudencia
de la torpedeada hasta la muerte
por la manada
cansada, exhausta
recibió la estocada
y por no doler
ya sin aire
no le dolió, nada
porque en su letanía al destino
ya ni se acordó
ni de su emula
ni de nada
ni trajo a colación injurias
ni saco a relucir los oprobios
como hacen muchos
Sin importarse ya
ni de la muerte
Suplicaba únicamente
aquellas cosas
que le habían de aprovechar
del pan y la sal

Y los amigos que la atormentan
con sus olas de colores vencidos
con sus chillidos y sus bobadas
o esos enemigos con palabras blandas
envidiosos de sonrisas enlatadas
eran nuevos amiamigos
blanden malas espadas y viejos latidos
pincharon en hueso

ni lances ni imprecaciones
contra el que te aborrece
porque entre tus ojos se mece
a fin que retirara la tristeza
y mitigara el dolor
saco no pequeño fruto
de amigos y enemigos
y entre penas y fervorosos
entre pesares añejas
y primorosos

se murió la niña vieja
y logro ahora sin rezar a ningún Dios
derramando lágrimas
que ella alcanzara lo que pedía
fin al tormento y al dolor que tenia
y todos por fin contentos

Algarabía!
la que nunca cedió,
por fin, al final cedía
ya se va la cofradía
ya muerta de si
ausentada
repartida
sin vigilantes
muerta de muertos
como estandartes
amigos y enemigos
cogieron su cuerpo
y el 10%
para el representante

y lo pasearon con gozo
como un caro despojo
un triunfo de guerra
un abrazo de perra
todos diligentes
por fin presidentes,
el ruido se hizo vigente
ora allí, ora aquí
se hizo de cuerpo presente
por haber sido escuchada
todos la querían
pero ya no sentía nada
quiso la memoria
de aquella ganancia
que fuera grabada
todos se hicieron fotos
y cuadros
y sacaron micrófonos
y libros de firmas
y alegrías y fantoches
ni humildes reproches

Sobre su ya, columna de bronce
sobre su espalda de flores
y campanas de esparto
sobre su peana
sobre su magno reparto,
quedó voluntariamente emparedada
entre el todo y la nada
sus manos ungidas
de aceites
apresadas
entre cristales limpios
y prudencias encorsetadas
enredadas

ni respetos ni dotes
las primaveras eternas
se comercializaron de bote
Oigan esto lo que despreciaban
los sacerdotes
por fin una fiera
muerta en vida
de colores brillantes
al fina, una mirada
simple de oveja
perfectamente
equilibrada
ni apreciaron su dignidad
ni tardaron en ejecutar
su sentencia
su malvada Majestad
en cátedras de Moiseses
los escribas senegaleses
por fin
invisibilizaran otra lengua
y otra torneada pierna
reverenciando
su sagrada idoneidad
para el valor catastral
de una nueva
propiedad

Ánimas limpias
paños de dentritas
de expertos sibaritas

2 comentarios :

  1. necesitáis
    una justicia
    ensangrentada
    de mordiscos
    besos
    radiados
    y excesos
    de versos
    expiados

    ResponderEliminar