31 may. 2008

Nina Simone - Feeling Good

Sábado, nos cuesta arrancar, pensamos que el lunes aun queda muy lejos, todo es cuesta abajo...mmm...tiempo para disfutar.

¿Como romper el círculo? a lo mejor con una canción desencadenamos una ola de alegría que acaba siendo todo un tsunami de amor universal!!!!
Aquí está la canción que he elegido para animaros, después de animarme yo. Todo un clásico. ¡No hay como un buen clásico!
El vídeo también es estupendo y anima, pero la letra y sobre todo la música es brutal.
Subid a tope el volumen y disfrutad.

Un abrazo musical!
Mauuuu...

Harold and Maude Trailer

If you want to sing out sing out
if you want to live low live low
cause there's a million ways to go
you know that there are

Cat Stevens



Tristezas de derivas

carcomidas

que nos indicanque la vida es una

y no dura siempre,

ni las penas

ni las alegrías.

Todo caduca como el yogur

menos las palabras

instaladas

en los sueños de los otros

sacos de retazos de vidas

puzzles

transportados

sobre otros ojos

otras almas

otros despojos

escritos o

custodiados oralmente

de generación en generación.

Todo permanece

todo continúa

y aún asítodo termina

y empiezainfinitamente.

Mil veces nacer

mil veces morir.


Degustación de olores

degustación de amores

degustación de la vida elegida

a veces viva

a veces dormida

amor por la flor

por la esposa

o

por la comida


Amores

mieles de mil flores

elegidas

en cada una

de nuestras vidas.

23 may. 2008

El árbol que canta, la fuente de oro, el pájaro que habla y el espejo que mira.




“El pájaro que habla”, símbolo
de sabiduría, capaz de
revelar la verdad.
“El agua de oro”, símbolo
de sanación y renovación.
“El árbol que canta”, símbolo
de crecimiento.



Este cuento es una joya, pertenece a “Las
mil y una noches”, es uno de mis favoritos
desde que era una niña.
Recomiendo leerlo, releerlo o recordarlo.

En la historia “el pájaro que habla; del árbol que canta y del agua de oro”, existe un problema de relaciones. Las hermanas de la sultana encarnan la envidia y pueden representar la sombra. Es llamativo que el sultán crea a estas voces acusadoras, no es capaz de acercarse a la verdad, de dudar de abandonarse a la apariencia y castiga a su esposa cruelmente, esta es despreciada y enjaulada.
Los jóvenes crecen ignorando todo acerca de su pasado, el visir los protege, como si la verdad de
que están vivos no pudiera todavía salir a la luz, él los educa y ayuda a crecer; después ellos tienen que iniciar su propia búsqueda; aparece el arquetipo del viejo sabio, el derviche, del confín del reino a quien tiene que cortar la barba, ya que hace mucho tiempo que no se acerca nadie por ahí, la sabiduría está apartada y escondida; al ser liberada, les señala el camino. Pero el camino de ascensión es peligroso, hay algo en el pasado que nos puede petrificar, el horror de lo oculto, ¿de los secretos familiares?, y tanto el primer príncipe como el segundo no pueden evitar volver la cabeza y quedar atrapados por el pasado.

Y es una mujer, Parizada la única que es capaz de completar la misión con éxito, con valentía y sabiduría.


Relato el final
la descripción del espejo
y el cruce alado
entre dos mundos innombrados
y/o asomados:

1)Oda a un espejo:

espejo
tímido
travieso
pulido
de luces incidientes
símbolos virtuales invertidos
efectos ópticos
de metales bruñidos
avidriados
esparciendo imágenes
ora conformes y deformes
de mis fueros salvajes
plateo oval de grabados
corcovados
marcos elegantes
de luces discordantes
espíritu del desembarco de tu sueño
movible, reducible
foco imaginario
imagen del alma
cuerpos sin sombra
vampirizados o desalmados
se tapan los espejos
a los moribundos
para que sus almas
no se queden atrapadas
por estos mundos
contrapartidas
especulares de los vivos

salmos inversos
hablados o mostrados
que no reflejan
la imagen de quien lo contempla
sino sus deseos más profundos.



2) Oda al cántaro del espejo

me adelanto
hablo con el cántaro
sólo me responde:

“la belleza
es la verdad
…eso es todo
lo que necesitas”.

canta el espejo
me alejo
no sé si he cruzado
o soy yo
que ha cambiado.

El árbol que canta
La fuente de oro
El pájaro que habla.

19 may. 2008

Antonio-Toño- Antoñito "El Mercader"

"Antonio Pascual, apodado Mercader,
malagueño de nacimiento, capitán de barco para mí (realmente contramaestre), conciliador, republicano, 4 medallas al valor, enseñó a leer a mucha gente de ambos bandos, escapó de un fusilamiento y le embarcaron de polizón en un platanero rumbo a Canarias. Ahí conoció a mi abuela, la joven más fiera, testaruda y bella de la Isla de La Palma, la Isla Bonita, La isla Verde, Mélida Pérez, con la que tuvo 5 hijos, 3 de ellos nacidos allí. Embarcó a las Américas, por el boom del petróleo, a Venezuela, por la ruta de la nueva "seda", el oro negro y allí tuvo 2 hijos más.
Empezó escribiendo poemas y cartas a máquina, yo conocí una ésas máquinas, hubo varias, una Remington o una Underwood de segundamano, a la puerta del mercado.
Vendía sus poemas a las damas-novias que esperaban en otros países esperando que los hombres buscaran fortuna, valientes y desesperados ante lo desconocido, venían de Alemania, Portugal, Italia, o España, a los exiliados descalzos que buscaban una oportunidad de salir de la pesadilla, y a europeos que salían también de otras guerras.
Ya sabéis: dientes como perlas, pelo de azabache, cara redonda como la luna...
Lo que yo me pregunto es la cara que pondrían las muchachas, cuando enamoradas volvían al encuentro de sus amados y descubrían a los gachos más burros que un bocadillo de ajos, colgajos de lo que se supone escribían complacientes, ayá está cada cual para desenvolver el entuerto y enamorar a cada chiquilla y sálvese cada uno en su porpio puerto, con lo que cada uno tenga a mano o a bien con sus propios recursos.
Enseñó a leer y escribir a españoles y extranjeros.
Vendió cordones y tachuelas para los zapatos por los mercados, con un amigo portugués y otro italiano, entre los tres se compraron su primer traje para acudir a buscar trabajo, montó varios negocios, entre ellos una librería, que fué el definitivo.
Cuando se aburría de los gritos de mi abuela (regalaba libros a los que no se lopodían permitir o invitaba los domingos a todos los niños de la calle al ring-ring del carrito del heladero)
y sobretodo cuano echaba de menos la MAR, embarcaba.
Dió 3 veces la vuelta al mundo.
Santa Cruz de La Palma, 1950 "

Dulce y bonita historia de un hombre afortunado, dado a ayudar a la gente y hombre de mundo, corredor, amante y esposo huidizo, un saludo de tu primera nieta, tu almita, decías que mi nariz debería tener un tejadillo para que cuando lloviera no se encharcara de lo pequeña que era.

En el año 1992 cuando volví de mi encierro a ver la tierra de mi felicidad en Venezuela, en una plaza de abastos, cerca de un zoco de tenderetes, escuché un grito:
¡Luisitaaa!
Me di la vuelta y asombrada me encontré a un hombre viejo postrado de rodillas a mis pies, de pelo cano, ropa cara y aspecto cansado.
Dijo: "Tú,
tu eres Luisita, has vuelto, cuánto tiempo.
Recuerdo a tu padre, gran hombre, no se me olvida en todos estos años."
"No , se equivoca, soy su hija, Alma, la nieta del hombre del que Ud. habla", pero el siguió hablando de mi padre, de las cosas que habían hecho juntos, de su elegancia, de su sentido del humor, de aquél día, de aquél año que...

Se puso a llorar, y me dijo, "andas igual que ella", al verte recordé la presencia de tu abuelo, él te quería mucho y hablaba siempre de ti, preocupado, porque no podía verte en España, su añorado país, me hablaba de Málaga, de su sol, de sus sardinas espetás. Gran hombre tu abuelo."
Entonces se levantó y se fué lentamente sollozando, con aspecto digno y serio.
Ahí me quedé.
Parada. Congelada. No supe reaccionar.
No recuerdo mucho más.
Sólo, el recuerdo. Entonces. No supe pararle. Darle el brazo. Tomar un refresco (cortesía de la edad y de las formas, que seguro no me hubiera consentido en pagar) y seguir hablando, de libros, de la pena, de la alegría y de las cosas que realmente importan.

Quizá lo viera después.
Mi recuerdo es difuso.

Nunca se me olvidará el grito,
el hablar de él, de mi sangre, de mi abuelo, como si estuviera vivo, aquí al lado.
Reconocerme en la otra persona, el otro cuerpo que no es el mío. El de mi madre, de joven, antes de todo. Antes de su viaje, antes de la ópera, antes de mí.
Ése hombre me habló como Luisita, y como Luisita me comporté, pues yo era ella, más ella que ninguna.
Aún aclardo el entuerto, él, esperanzado, con su portugués avenezolado, su lucidez inlúcida prefería sobrevivir en recuerdos más lejanos, felices y puros, la conquista de América después de las guerras, que los mediocres cercanos donde sólo es un viejo más que camina invisible lentamente por la Avenida de Arismendi.
Mi viejito portugués.
Pero todos los finales reales son agridulces.

Mi abuelo, la siesta, el infarto, los celos lejanos de mi abuela, la ambulancia vino demasiado tarde. El portugués rico, sus nietos disfrutan de la flor recogida con desverguenza.
Del italiano nunca supe más de lo que me dijo esa clara mañana, sé que bailaba bien.

Los tres eran unos enamorados de las mujeres, de las gardenias (mi olorosa flor), de la elegancia, de la honestidad de hombres puros de tiempos duros, de los boleros, del tabaco de pipa, del ron, del café, de la camisa blanca planchada, del reloj, del sombrero alado, del big-band bailado.

Saludos viejos pellejos,
secos de enjutas manos castigadas,
por la sal marina,
por el sol que ilumina mis recuerdos,
recuperados de mi cabeza testaruda,
haba dura,
cáscara seca renuente
a la sepultura
al olvido del recuerdo ausente .

Estáis vivos porque os miento
cuando os cuento, os siento.

Saludos carcamales,
brivones,
ladrones,
piratas,
donjuanes
y rompecorazones.

12 may. 2008

IRENA SENDLER "La gente que sale en defensa de otros, de los débiles, es muy inusual"

OBITUARIO DE UNA BUENA PERSONA:


"VARSOVIA (Reuters) - Irena Sendler, la mujer polaca que salvó a miles de niños judíos durante la Segunda Guerra Mundial sacándolos a escondidas del gueto de Varsovia, murió en la capital polaca el lunes tras una larga enfermedad, informaron los medios locales.

El portal web del principal diario polaco, Gazeta Wyborcza, dijo que Sendler, de 98 años, murió en el hospital Plocka Street a primera hora del lunes. El centro declinó comentar la noticia, que fue ampliamente difundida por otros medios polacos.

Usando su posición como trabajadora social, Sendler entraba con el gueto con regularidad y sacó a alrededor de 2.500 niños en cajas, maletas o escondidos en carritos.

Los niños fueron repartidos luego entre familias polacas fuera del gueto, creado por la Alemania nazi en 1940 para el medio millón de judíos de la ciudad, y les dieron identidades nuevas.

Pero en 1943, Sendler, que llevó la sección infantil de la organización Zegota - que ayudó a judíos durante la guerra -, fue detenida y torturada por la Gestapo.

Sólo escapó de la ejecución cuando Zegota consiguió sobornar a algunos oficiales nazis, que la dejaron inconsciente pero viva en un bosque con las piernas y los brazos rotos.

"La gente que sale en defensa de otros, de los débiles, es muy inusual. El mundo sería un lugar mejor si hubiera más como ellos", dijo Marek Edelman, el último comandante superviviente del Levantamiento del Gueto de Varsovia, en televisión nacional.

En términos similares se expresó el ex presidente polaco Lech Walesa, al igual que algunos líderes religiosos.

En 1965 Sendler fue galardonada con la medalla Yad Vashem israelí de los justos entre las naciones por sus acciones, y después se convirtió en ciudadana honoraria israelí.
También fue candidata al premio Nobel de la Paz el año pasado pero, pese a su valor, negó ser una heroína.

"El término 'heroína' me irrita enormemente. Lo opuesto es verdad. Continúo teniendo remordimientos de conciencia por haber hecho tan poco", dijo Sendler en una de sus últimas entrevistas."


MEMORIA
traicionera
contemplas
pasado y futuro
necesitas
refuerzo
constante
almacenas
sobre la base
de las necesidades
presentes.


Filtras
Capacidad
incógnita

Recuerdos
creados
por neuronas integradas
en un circuito
reforzado
por la intensidad sináptica
síntesis protéinica.

Refuerzo de la memoria
sin la memoria en los otros
dejamos de existir
vidas independientes
madejas desmadejadas
como una pluma suelta
de Áve Fénix dorado.


Irena recuperó casi un Ave Completo.
Recuperó de las fauces del perro
su exiguo esqueleto.


Irena
como tu condena
tener una humanidad
sensible a la pena


Nunca son suficientes vidas
nunca son suficientes plumas
de un animal HUMANO tan bello.


Personaje eminente
omnipresente
encarnas la quintaesencia
rasgo clave de cultura
del espíritu presente
que va a la sepultura
quizá por estar tan ausente.

Hazaña extraordinaria por desgracia
Digna de elogio por tu gracia
Salvar gente de una muerte segura
exterminar al monstruo de la ignorancia.


Buena y noble
por defectos de ambiciones ajenas
lleVan a la perdición de las almas buenas.


Por suerte conocemos tu nombre.
Brindo por todos los anónimos
que caminan a la perdición
por la ajena envidia y la ambición
a costa de apostar en lo que creen.


Sin mitos, sin tragedias
cultos ignorantes
tendentes a la celebridad
de la enorme enormidad
de las almas ausentes:
Vanidad.
15 minutos de fama
del anonimato a la cama.


7 pecados capitales
singulares
pero yo veo otros más mortales:
la desidia
la ignorancia
la prepotencia(arrogancia)
la cobardía
el egoísmo (racional, narcisista o vanidoso)
la incomunicación (o malentendido contínuo, diferentes lenguajes, bolas de nieve)
la mediocridad

Irena,
tu soberanía individual
sobretodas las cosas
en cualquier circunstancia
es estimable y admirable.


La autorrealización y compromismo ético
aún a riesgo del DOLOR físico en uno mismo.


Edifica el desarrollo personal
a un nivel más Universal.


Si sólo tomáramos en cuenta intereses propios
nunca aceptaríamos que éstos quedran arruinados.
No podría haber soluciones morales
a problemas de intereses más materiales.

Larga y dura fué tu vida, y aún así
merecio la pena.


Dejaste huella
en el recuerdo
de otrora niños ahora adultos
que nunca olvidarán tu cara

justicia justa donde se mide tu vara.

Besos Irena.

Hasta otra

desde la eterna condena

de la muy buena gente buena.

7 may. 2008

5 may. 2008

Feliz día de la Madre

Para todas las Súper mamis,
especialmente para todas aquellas que dejaron sus brillantes carreras para aguantar horas de vigilia, de primeros auxilios, de tardes de lectura, de eternos deberes, en la cocina, de mocos, de llantos, pañales sucios (y de secreciones corporales varias) etc... de improvisación absoluta y de amor incondicional a éstos que estamos aquí en el 2008 todavía vivitos y coleando ante la vida.

Ésta era mi madre,
la súpermoderna cantante de ópera,
que todas las tardes iba a la plaza con la estación de metro del mismo nombre en Madrid.
Aquí está con triquini en el verano del 73, creo que en la playa de San Juan, embarazada de mí de 3 meses, ante el estupor de mi conservadora abuela murciana por su negativa de llevar pantalones con peto de color rosa, y cubrirse el cuerpo con unos horribles pareos de floripondios.

También discutían por otros temas varios, a los que mi padre, como buen español, siempre le daba la razón a mi abuela, con esa lógica aplastante de "si ella me ha criado, sabrá más" garantía ineludible, que obviamente con el tiempo se ha demostrado que no necesariamente es así:
- Porque traía futones de Oriente (¡qué es eso de dormir en el suelo como los pobres!), Japón.
- Eredones nórdicos comprados en Israel (con lo decente que es ponerse una jartá de mantas y sábanas decentes de hilo, éso es por no querer hacerse la cama)
- Nos preparaba comida macrobiótica, oriental o canaria: arroz integral, soja, algas nori, levadura de cerveza en las ensaladas, pollo al tandoori, flan de "lata" (lo hacía con una lata grande de leche condensada) y minipizzas de pan de molde, carne a la brasa con poca sal, pápas arrugás, pescado a la sal con limón, mojo picón (rojo y verde) y por supuesto desayunábamos "El Gofio" canario (harina tostada principalmente de millo y/o de trigo, alimento básico por sus excelentes propiedades nutritivas) del que me llegué a cansar, frutas, cruditè de verduras, arroz de basmati, huevos cocidos de colores (blancos: los sumergía en agua de té o remolacha, y salián teñidos, luego los pintábamos con pinceles) y cosas divertidas.
- Porque nos cantaba nanas en alemán y francés, que a qué cuento teníamos nostras que aprender otra lengua con lo bonito que es el españó.
- Porque nos vestía como le daba la gana, y no nos ponía lazos, ni el color rosa, ni nos quiso poner pendientes hasta que no fuéramos mayores y lo hiciéramos si nos gustaba.
- Porque no nos había ¡BAUTIZADO!, tema que la sumió en la confusión y verguenza ante sus vecinas, hasta que un día nos levó a una iglesia y el párroco nos echó agua bendita y así se quedó algo más tranquila(yo creo que estaba harto de ella, no la aguantaba más y cedió).

Mientras mi abuela decía que nos mataba de hambre, por no darnos comida cristiana, ni morcón (este producto recibe el nombre de la tripa en que está embutido, y que es el ciego del cerdo) o blanco murciano, cabeza de cordero, bocadillos de cabeza de jabalí con mantequilla y chacinería variada del levante, y guisos llenos de condimentos con mucho tocino y carne, comidas de olla espesa, que en aquellos tiempos eran extremadamente grasosos.

Eran el día y la noche, dos estilos de vida, dos generaciones frontalmente opuestas.
Mi madre era la culta, con amigos extranjeros, la moderna, le encantaba Barcelona, Sevilla, madrid, viajaba a Milán, Berlín, Méjico, vestía minivestidos y tacones, llevaba pañuelos en la cabeza y se ponía fladas largas ibicencas, teniendo amigos de todo el mundo.

Le gustaba tanto la moda, sobretodo para los conciertos que daba con su pianista en los Colegios mayores y en actos privados, que cada vez que salía de viaje se gastaba todo el dinero en un jersey original de angora blanco comprado en una boutique de Italia, o en un vestido azul turquesa del oeste de berlín, y a final de mes se iba a unos comedores "autoservicios" a la que asistían muchos universitarios, en cuya puerta habían carteles donde ponían por ejemplo:
"Lentejas, pan y vino: 100 pesetas" ó "bocadillo de calamares y vaso de cerveza: 50 pesetas"), la gente se cogía una bandeja y se iba sentando en mesas compartidas, donde la gente normalmente no se conocía, así que en seguida por nuevo que fueras en la ciudad, salías echándote amigos).
He aquí que en una sentada findemes-postmoda, conoció a un hombre muy guapo, bohemio e interesante, que venía de hacer autostop con un tipo que le invitó a acompañarle a una ruta de vino y quesos por Francia, país al que previamente había llegado a través de Italia donde subsitió pintando magníficos retratos en la calle, último hijo y oveja negra de una familia conservadora y acomodada, con tierras en Albacete y Murcia.

Bonita mezcla:
En aquellos tiempos, en los veranos cuando nos juntábamos con la familia paterna, llegaba la hora de la comida, que eran 2 horas de cocina (más la mañana comprando suministros para la familia) y llegada la puesta de la mesa, con todo su protocolo, cuano algún hombre de la mesa tenía sed se tenía que levantar la esposa, la hija o la hermana a ponerle agua o vino en la copa, o acercar algo de pan o la futa de postre, normalmente los niños comíamos en otra mesa.

Después a leer el periódico los hombres (padre, tíos y abuelo) y mientras las mujeres ayudaban a recoger la mesa (ayudadas por el personal de servicio, si es que se era pudiente, claro) entre todas fregaban los platos, limpiaban y preparaban a los niños para la siesta, momento en los que muchos de nosotros con ganas de fiesta intentábamos no hacer, ellos se echaban la siesta también en el salón y tumbonas aledañas, preparadas para tal menester, tardes de toros, tenis y ciclismo que hacían dormir al más insomne.
Aunque mi madre viniera de una gira por Méjico o por Italia, aunque fuera la cantante más joven, la que tuviera más éxito, la más guapa y resuelta, la España profunda hacía mella en sus carnes, la envidia de las mujeres machistas, normalmente incultas, casadas muy jóvenes con "buenos" maridos elegidos por las madres y económicamente dependientes (las propiedades las heredaban los maridos, las escrituras de matrimonio en realidad eran de compraventa, traspaso de la patria potestad del padre al marido, siempre "niñas" e infantiles en sus derechos).

Es más mi madre no se casó hasta que yo tuve 6 años (y fué por imposición de mi abuela materna, otra que tal baila, si no lo hacía no la dejaba volver a España) supongo que la presión de las 2 familias y los tiempos que corrían no era para gastárselo a broma.

Lo miro ahora en el año 2008 y las admiro, comprendo el esfuerzo que tuvo que suponer nadar contracorriente para obtener derechos básicos que ahora nos son tan corrientes, la fuerza y la energía de ésas mujeres que por su valiente testarudez que se comieron varias generaciones en una para que sus hijas pudieran ir a la Universidad, casarse si querían y con quien quisieran y poder tener hijos o no, viajar por el mundo y comprarse un coche (y no hacerlo con el permiso firmado del marido, que lo veo ahora y me parece Irán).
Además se hizo protestante como su amiga Carol norteamericana, yo creo que le pareció más moderno, con la ventaja de que el protocolo era más divertido y podía cantar los domingos.

Quizá
Luisa María Isabel de los Reyes de la Trinidad (nombre) Pascual Pérez (apellidos);
Luisita para todos,
mami para mí, entonces,
fuera consciente a través de sus viajes por el mundo
de lo profundamente que estaba atrasado este país en el año 73
y decidiera tomara parte y dejarme un mundo,
si no mejor,
por lo menos un poquito más justo.


Mami,
allí donde estés,
GRACIAS.
Por tus besos,
por tu sonrisa,
por tu sacrificio social y personal
y por todo lo demás.

Debes saber que hoy en día,
en general
la gente
ni estan valiente,
ni tan generosa,
ni tan justa.

Saludos también a todas las mamis
que hoy en día siguen ese trabajo imperceptible
la rueda invisible que mueve al mundo
que devuelve humanidad a la barbarie.
Que reconstruyen una y otra vez
los tejidos del día a día
que cicatrizan heridas
devuelven la confianza
y las únicas que son capaces de
aplaudir tu dibujo a través del teléfono.

Feliz día.