12 may. 2019

De las Condenas y los muertos que aparecen entre las alacenas

No hay juez sin condena
taberna sin mesonera
ni vino turco
sin alguno cristiano aguado.

Me crié en la cava baja, y nací en la Calle Torrecilla del Leal 24, en la ciudad vieja, encuentro juglar de moradas y moralejas, entre las tres murallas árabes, la taberna del tío Vinagre y el Avapiés, en el colegio del cabrón del Quevedo el cojo, y con esa mala leche ponzoñosa y divertida, hicimos piña aquellos en cual nos fuere la vida, una causa justa, un escrito ensañado. Los bachilleres del San Isidro primos hermanos de los salmantinos.
Yo era la "maga", el otro el "gitano", la "estudiante", el "murciano" y el "bribón".
Yo era la "llave", la que habría las puertas imposibles, el otro el "conseguidor", la otra la disciplinada en las "artes menguantes", el otro el "bruto" y el del mas allá el cabrón "resolutivo".

Descubrimos un cañoncito de época y lo disparamos en plena calle Toledo, reventamos los cristales de la abandonada casa de enfrente, porque pensamos que nunca funcionaría, los echaron por rufianes, nunca quisieron creer en mi confesión que fue idea mía.

En mi bachiller, nos enseñaron que el Candelas también estudió allí, lo echaron por darle un guantazo más que ganado a un profesor, y se hizo famoso bandolero, porque la dignidad no se vende, ni se compra, y porque el mejor guitarrero, hacía guitarras en la calle y cerró sin fondos, en la corrala muriendo solo.
En mis manos tuve las notas de los hermanos Machado, uno escritor fino y letrado, otro deportista y maniatado, pintor desdibujado.

Mi profesor de literatura fue "alumno" suyo, un niño desterrado que coincidió con él en aquellos años de guerra en la frontera de Francia. Le regaló una maleta de cartón con los libros "prohibidos", un día en clase nos trajo ésa maleta, y el dibujo suyo el de un niño español aterrado, y cómo su voz serena calmaba a aquél muchachillo flaco de ojos abiertos. Sólo sobrevivieron tres de aquéllos libros originales, pero la maleta estaba llena, aquél chico se pasó la vida reconstruyendo y buscando cada uno de aquellos retazos del poeta, se le quedaron grabados en la memoria del alma. Fue sacando del olvido aquellos pedacitos de historia recibidos, y éstos me llegaron a mi.

Absorta, poeta, paseaba mis manos chicas por la contraportada de aquella tinta obsoleta: "A mi niño Juan, tu amigo Antonio", mis dedos leían el braille de las dolorosas historias incompletas, absorbiendo su magia, heredando sus verdaderas promesas de esperanza grabadas en el alma mía.

Ay! mi Madrid, mi muro antiguo, los de allí acorralados, te dejamos a tu suerte, nos recorrimos las américas, las españas y las holandas, y al volver, vimos que prostituida, comercialada, encorsetada, ya escondida su alma vendía mi ciudad endiablada.

Desde mi plaza Cascorro, mi atalaya, mi ribera de curtidores, mis gitanos sabios, mis rincones varios, te dejé al no verte reconocida.

Desde entonces, descolorida, desterrada
fuíme cá los parientes murcianos, y cerca del mar, todo fue acordarme de tus empedradas y tus casquillos de barrio.

(Pero tales eran ruines y serviles
de meter el dos de bastos
y sacar el As de oros
Rateros
de ratones sin alas
Ni alpargateros
Terminé por aprender
A fiarme de nadie
Y menos
Del amable carretero)

Adiós mis madriles de tabernas serviles.
Me despido en el foro de uno de los forasteros a los que acogimos,
uno de los aguerridos, que prostituyó nuestras memorias, pero como todo
se ablanda cuando no se usa, tanto tiempo de aquello, quen ni veo ya los destellos por el camino de mi blusa.

Adiós autor de un libro
nos robaste las historias
ya ni los nuevos recordarán sus viejas glorias, sus heroicidades incompletas, llenas de anónimos auténticos poetas.
Nos vendiste pizpiretos, caricaturas secas, te olvidaste de las madres escondiendo las muñecas tras los sacos, de los cuartillos de azúcar en papel de estraza que nos vendían en la calle de la Ruda y los avisos de aviones fantasmales para refugiarse en el metro en sus galerías de abajo.

No queremos glorias
ni la justicia de la condena
de la eterna pena
ni los carriles de las norias.
Queremos al fin
Una digna memoria.

Como almas que lleva el diablo
mi corsé se arrepiente del callejerío valdío

(De mi viejo barco
y sus estufíos)

Desde la atalaya de piratas viejos
de las golondrinas madrileñas, de los vencejos,
errantes, aunque sin un duro
nos queda la memoria olvidada
de las tumbas de los cervantes mendigantes.
Los que no nos afilábamos los bigotes
en el teatro de lo alto de la balaustrada.
Los que vivos seguimos abajo en los bancos
del patio central de los hildeputas.
Los que hacíamos teatro de carretera y manta, nos recorríamos como juglares las viejas rutas, sin medallas de Ateneos ni de Ateneas, todos aquellos viejos actores murieron, Gilas anónimos y quedé yo, la memoria.
Aquella niña chica, que con los ojos abiertos iba recogiendo maletas de cartón abandonadas, de viejos y maltratados tiempos incompletos.
Otra promesa más de otro niño más entre los carriles de los muertos.


Firmado:
La pirata mora

Pues ni vino
cristiano
ni si fuera aguado

6 may. 2019

Olvidos

Cuándo
Me darás un beso
Qué me haga olvidar
De quien fui
Que exististe
O que existí

Un beso mortal
Qué me olvide
A qué vine
A vivir

Existir
Duele

Mátame
Lo revivido

Demasiada vida
Es también
Dolor y el
"Prefiero
Olvido"

John Lennon

"La vida es lo que te pasa
mientras tienes otros planes"

3 may. 2019

Saliva de hueso

El amor
Como la buena comida
Se hace a fuego lento
Sabe
A hierro, cicatrices y forja
A saliva de hueso
A eternidad y a momento

2 may. 2019

La muerte del beso

Te enterraremos
En una buena tumba
No sufras
Querido replicante
Habrás ido
Mas allá de Orión
Con tus navegantes
No andarás muy lejos

El cabrón
Aquejadumbrado
De pasión
Mala enfermedad ésa
Coja, tuerta y puta
Qué se sufre con un beso
Propagándose
En el aire
Virus esquivo
Destino de todas las rutas

Las mujeres son malas
Algunas peores
Dijeron
Te clavan sus espinas
Mientras besas flores

Luego está el Averno
Esquiva suerte
La de aquella
Testigo eterno
A la que lanzas querellas
Desde el fondo del infierno
Tan bellas

Dichoso tú
Que te sonríen plañideras
Las horas muertas
Desde las cavernas

Repletas de todos
Y de nadas
Pobre Minotauro muerto
Ni siquiera te diste cuenta
Que jamás te saliste
De la entrada del camino
Triste testamento
Dijo la corteza
Al higo

28 abr. 2019

D. Manuel, el olvidado obligatorio

..."la crueldad y la estupidez se enseñoreaba entonces de toda España"


Su diagnóstico era que la suicida apuesta de la España de entonces por los totalitarismos se debía al
miedo de los sectarios al hombre libre e independiente. La causa de la libertad entonces en España no había quien la defendiera.
Y concluía amargamente:
Yo he querido permitirme el lujo de no tener ninguna solidaridad con los asesinos: para un español quizá sea eso un lujo excesivo.

Convencido demócrata, trabajó contra el fascismo que amenazaba Europa durante su exilio en París.

Manuel Chaves Nogales
El periodismo independiente
Y la amenaza de la verdad
Contra la manipulación



26 abr. 2019

Minotauro

A veces
Milagros
Aparece
Por la puerta
Y sale
Sombra gris
A veces Milagros
Existe
Sólo que no se sabe
De qué maldita puerta
Huir

Refugiarse de otros
Esconderse
De las Parcas
Y de las Horas

Minotauro
Huyendo  desfallecido
Desesperado
de un laberinto
Encerrado
Casi muerto
De un lugar
Que
Jamás recordaba
Que jurara
Defender

La atalaya

Y allí
Estaba ella
Oteando
Su mirar
Desde el horizonte

21 abr. 2019

Pajareando

En mi casa
Todas las mañanas
diferentes pájaros
Se reúnen a celebrar el día
Nada más abrir la luz

Soy aérea cafetería
La ciudad al fondo a mis pies
Y sobre mí, luna perezosa
Despide la vigilia nocturna
Tomándose su último café

De sus picos caen semillas
Y me salen de entre las flores
Tomates y calabazas
Ésta es mi cofradía
De aéreas cabecillas
A veces alguien nuevo
Viene a mi tejado

Ayer una pareja de cardinales
Se pasearon sin vergüenza
Por las terrazas y los canales
Y escucho absorta
Su nuevo abecedario

Quiénes fueran  pájaros
Que susurraran
Poemas y cancionadas
Por los tejados del mundo
Bonito vecindario de alas

Buenas nuevas
Trinadas
De unos a otros
Todas las mañanas

20 abr. 2019

Lluvia

Es tiempo de milagros
Conjuros
Lunas rosas
Y breviarios

Dónde se abre por fin
La paciente alcachofa
Dónde claman
Los chambelanes
Y salen de las orugas
Las mariposas

Bajo la fina lluvia
De primavera
Que sea lo que Dios
quiera que sea
Y que salga el sol
Por Antequera

19 abr. 2019

Converso


Reverdeces
Entre los Oros
Y las Sotas
Convirtiendo el tiempo
En el Incienso de los días

Cambiando alegorías
Entre hordas devotas
Sales de gemas
Y princesas arpías

Proyectores de la espuma
Que bañan nuestras
Piernas doradas
Sirenas calladas
En los buenos días

Vivan los tiempos
De vino y rosas
De zopencos
De muestras
De fiestas gitanas
Y glamourosas


18 abr. 2019

Inasequible

Inasequible al desaliento
Vive la vida con tormenta
Ráfagas de luz eléctrica
Que resplandecen
Todas las mezquindades
Y las grandezas

Pues no hay almas
Más ligeras
Ni sin cumplidos
Que las alas ciegas
Que se dejó Cupido

9 abr. 2019

La Mercader III


«Para ella, el navío encarnaba la libertad, el porvenir, tesoros sin límites.
Las velas blancas del San Gerónimo, tejidas con esa tela de Castilla que ninguna  borrasca podía desgarrar, parecían aletear y elevarse con un alborozo que ella  misma se esforzaba por contener.
No sabía si era efecto del sol, del viento, del agua... Pero cuando sentía bajo los pies el barco, que navegaba alegremente, ella  misma sentía una alegría sin igual.
Era un bienestar nuevo, una plenitud física, algo instintivo y sensual que nunca había experimentado.
¡La vida definitivamente era extraña! Y los caminos del Señor, inescrutables...»

(Lapierre, 2013:181).

7 abr. 2019

Amame

Amame
así
sin acentos

Sin preguntas
ni vocales
sin ruidos
ni señales

Amame
así
Sin acentos

Para que no me conviertas
en piedra vacía
Meduso devoro
Para que no te vayas
ni sientan miedo
Ésos eternos
e infinitos segundos

6 abr. 2019

5 abr. 2019

El Principito, pequeño aveador


Tal día como hoy nació hace 76 años:

Le Petit Prince / El Principito / de Antoine de Saint Exupéry, publicada por Ed. Gallimard con ilustraciones del escritor el 6/ IV/ 1943, un año antes de la muerte de su autor. Lyon, 23 / VI / 1900 -> Isla de Riou, 31 / VI / 1944


- "La gente tiene estrellas que no son las mismas. Para quienes viajan, las estrellas son guías. Para otros no son más que pequeñas luces. Para otros que son sabios, ellas son problemas. Para mi hombre de negocios significaban oro. Pero todas esas estrellas son mudas. Tú tendrás estrellas como no tiene nadie...
- ¿Qué quieres decir ?
- Cuando mires el cielo por la noche, dado que yo estaré en una de ellas, dado que yo reiré en una de ellas, entonces será para ti como si rieran todas las estrellas. Tú tendrás estrellas que saben reír !
-Y volvió a reír.
- Y cuando te hayas consolado (siempre se encuentra consuelo) estarás contento de haberme conocido. Serás siempre mi amigo. Tendrás ganas de reír conmigo. Y abrirás de vez en cuando tu ventana, así, por placer... Y tus amigos se sorprenderán de verte reír al mirar el cielo. Entonces les dirás: "Sí, las estrellas siempre me hacen reír !" Y ellos te creerán loco. Te habré jugado una muy mala pasada..."

"No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo".

Aún me confió más:
"¡No supe entenderla! Hubiera debido juzgarla por sus actos, no por sus palabras. Ella me perfumaba y me iluminaba. ¡No debía haber huido nunca! Debiera haber intuido la ternura escondida tras sus primarias astucias. ¡Son tan contradictorias las flores! Pero era demasiado joven para saber amarla".

"Un libro no acabará con la guerra ni podrá alimentar a cien personas, pero puede alimentar mentes, y a veces cambiarlas".       [|} Paul Auster {|]

"El pequeño aveador"

Mantener limpias
Escobas mágicas
Fantasías de la infancia
Purezas preservadas
En papel tintado
Jeroglíficos imaginados
Alejándolas de la ignorancia.

La auténtica rebeldía
Es dejar los salones de luces
De personas vacías
Las calles llenas
De cometas, de libros
De arcabuces
De bibliotecas plenas
De helados, bicicletas
Callejuelas y cruces

Después de clase
Cuando estés aburrido/a
Niñito mío
Coge al pequeño príncipe
Que te lleve de la mano
De su avioneta
Sobrevolando desiertos
Tejados y macetas

Lee todo lo que te enriquezca
Lo que te haga crecer
Puesto que ser "subversivo"
Querido amigo
Es otra manera de nacer...

3 abr. 2019

Hic sunt dracones

"Aquí hay dragones"
Hechizos para ladrones de lecturas

Si quis furetur
Anathematis ense necetur.

(Que la espada del anatema caiga
Si alguien roba este libro)

2 abr. 2019

Isas y mantos, levantando las cenizas

Iré a las Islas perdidas
Con sus volcanes
De idas y venidas
Corearé por sus cráteres
Preguntaré dónde te encuentras
Secreto de cueva infinita
Puerta de sal y cielo
Al resto de las islas del mundo
Más bonitas
-Capitan dónde habitas
La brújula de agua me dice
Que me necesitas-

Tan tan
Tan tan
Tañe el bronce
Acallado
Tantos años
Por las boticas

Llaman las puertas del Tártaro
Perseo abandonado
"Alma del mar
Dónde estás
Quemaron mis banderas
Y mis arbotantes de mar
Sólo que me queda rezar"
Me dice angustiado

Y desde la tierra infinita
Me debo a la costa de sal
Dónde él habita
Mi auténtico corazón
Es una cuesta pendiente
El agua de mar nos comunica
Coral de cruz latente
Ancla de cal ausente
Promesas prometidas
En deudas conseguidas

Refugio
Roca, fuego y mar
Pues rompe como crea
Temed a la furia
De tierra, agua y hielo
El mismo pulso
que modela Waimeas
Entierra Pompeyas
Con su discurso

Click clack
Click clak

Ya se cerró el reloj de arena
Me avisa barlovento
Se terminaron las penas
Y se vuelve a navegar
Tengo miedo de empezar
Temo mis tormentas
Y sus naufragios
Y los rayos a los pobres
Que se atreven a acercar
Soy tormenta
Me dijiste
Mientras con los rayos
Partí tu carroza de cristal

Volcanes de pies de aguas
Llueven sobre ti mil paraguas
Puesto que voy a llegar
Permíteme pecar
Temo por vosotros
Sencillos barqueros
Pues el viaje realmente comienza
Cuándo me vuelva
A colocar de nuevo
El sombrero

31 mar. 2019

Postres efímeros

Nata y miel
y luego
Nada

Capitana de la Aurora

"Sólo, sabes, no cambies", me dijiste, nunca te volví a ver
Oir, lo que quieres repetir, y no volver a saber...
Yo, Mi, Me, Tú, Moi...

"Mon nom est le mien"; Mi
Única virtud fue existir te
"Jerezade mon amour". "Tout le tous"
"Eres Águila Real" . "Bon Jour?"
Realmente no sé volar. No hablo francés, Jean.

Filibustera de diamantes
Obrera en Nantes
Remadora y alcahueta
Boba, tonta o esteta
Adivinadora de estrellas
Ninfa de pobres poetas
Tonta de rimbombantes
Esteticienne de ascetas

Casa de fonda y cobijo
Amor de tontos del pijo
Páramo de correr con caballos
Imán de lobos esteparios
Tristán de tristes tigres
Anacoreta y bandida
Navegante de bolina
Alma de velas cangrejas

Dime, ojos saltones
Es cierto lo que dijjiste?

La verdad
Amiga mía, es que ya nada de eso existe

Abreva flores
Urraca mediana, dale a la traca mañana
Recibe regalo de ruda en rama
Oros, inciensos y damas
Ruecas de marquesas y divas
Alas, de lindos colores, sibilinas

Almas abisales vuelven a sus límites catastrales
Copas de piel y plata. Cambian los vientos de mieles y rimas
Para nuestros jubilados bancos agradecidos,mirando Auroras Boreales
... sobre las colinas.


La Rastreadora, vuelta a la cueva encantada

Hola
No te acuerdas más de mi?
soy una vida olvidada
brillábamos tanto que nos dejaron
diez añitos ahí encerradas

Pinochos de canto blanco
y ábacos de pedradas
Niñas de miel y carmín
de bellas manos de jade
congeladas

Todo o nada

Así fue mi apuesta
al huir a la alborada
piececitos de barro
piedrecitas blancas
enjabonadas

Allí murió mi ruiseñor
mi fina ave dorada
dulce rescate de amor
del pájaro más bello que vi
si te dicen que caí
en la hondonada

No te olvides más de mi
cuando pasemos al otro mundo
y ya no nos quede
de nuestro olvidado jardín
Mi pequeño Mirlo Blanco

Nada



29 mar. 2019

Liberación de una esclava, la Rastreadora de Nantes

Si te vi
O no te vi
Bagajes
Cenizas
Y Plomo

Si me fui
O no me fui
Lentejas
Con hierro
Y cromo

Si existí
O no existí
Anclajes
Madera
Y clavo

Pues no hay nada
Más libre que hacer
Que dejar desvanecer
El eslabón del esclavo

28 mar. 2019

De Brújulas y veletas, Perseos y otros profetas



Brújula

Aguja imantada
Inflexiones de los todos
Y de las nadas
Puntos cardinales
Entre abrazos alejados
Abismales
y alboradas

No hay rumbos puros
Ni puertos de lodos
Ni amarres seguros

Navegar hacia adelante
Sin saber donde avanzar
Si el eje localizado
No hay perdida pues
Si la felicidad
Camina dentro
del barco
Conmigo

Rosas de los vientos
Cruz del sur
De besos
de Rocas
de playas desiertas
y rosas remotas

Estatuas de sal

Cuando se rompió mi reloj
Antaño y familiar
Herencia de viejos
Realmente comenzaron
a andar
de nuevo
reloj de arena
mis añejos tiempos

La brújula está parada

Pardiéz
A ritmo de barlovento
Astrolabio de taradas
Realmente
Donde estés tú
Hay Momento


Todas las llaves
de todas las puertas
Ves
Las teníamos
dentro

Lluvia de madrugada
lluvia de lodo
lluvia de ranas
lluvia en mitad del mar
entre Perseos
perdidos
y Andrómedas

Recuperadas

25 mar. 2019

El lorito parlanchín

En  mi bodega había
Un chinito mandarín
Mi loro le tenía manía
Se pasaba el día
Calafateando entera
la mampostería

Chino
Chino
Chino mandarino
Le decía

Y aquí entre alcahuetas
Entre visigodos de a pie
Y asesinatos en las cunetas
Entre olas de cien pies
Y los motines y otras tretas

Venía el mandarino
Chin chin
Calafateando el barco

24 mar. 2019

23 mar. 2019

Asuntos pendientes: el rescate del tuerto


Te he dejado una mochila
Con las tareas pendientes
Con linterna de leds
Y otras cosillas

Te espero fuera
Cuando dejes de besar
La tierra por donde pisas
El síndrome de Estocolmo
Te imposibilita

Por suerte los buenos amigos
Reparten collejas
A domicilio
Y te sacan del nicho
De dónde habitas

Sal pá fuera
Y huele la Barbosa
La tumba del Sereno
O de la hermosa

El cambio sano
Fuera de dónde habitas
A veces hay que morir
Para volver a revivir
Sacándote el bicho muerto
De entre las tripas
Que se pega entre la gente
Que viene de visita

Pasemos
De los nichos oscuros
A las bodeguitas

Las corrientes de vientos
No son las tuyas
Habilitas muertes
Te alborotas sentimientos

Lloras corridos
Tiras rosarios
Robas carteras
Y abecedarios
Te ríes del cura
Y de la vieja
Del heredero
Y las bien pagadas
Plañideras

Deberías jubilarte
De ése cementerio
Dónde te quedaste
Pastorcillo de almas
Que amas a los locos
Y a las golondrinas
El amor
A los niños
Y a las quejas

Pasea por otros elementos
Fuera de las mollejas
Donde las aguas corran tranquilas
Por las pendientes
Sin excrementos

Pues no cambia de suerte
Quien no sólo no muda de lugar
Sino tampoco de vida y costumbres

Te hartaste de llorar
Y de vivir entre penumbras
Entre soles impostores
Sin alejarte de las tumbas
Ni de sus lumbres
Que habitar

Duerme niño fiel
Que lloró leal
A madre y amigos
Duerme y descansa
Pues no toda la vida es de hiel
Ni los paraísos
Carecen de hierbas frescas
O de higos

A veces basta soñar
Y empeñarse en creer
En que la magia existe
Aunque sea sólo por joder

Éso es imposible
No existe
Me dijeron otra vez
Y de empeñarme en creer
Consiste
Creé
Y de tanto lo creído
se creó lo conseguido

Al final la Magia consiste
Si es que la consigues ver
Que no es más que comprender
Lo que es la vida
Refugiados de la nada
Se empeña en dejarnos leer
Entre muescas de revólver
A la fortuna y muerte
Las tenemos esperando
en el saloncito
En cuanto les entraron las prisas
Se olvidaron de matarnos
Las llevamos al hartazgo
Y a entretener

Y así
De éso se trata
Entre
Sheerezades y San Pancracios
De almas insumisas
De mariposas calvas
De sopas de letras
Y de batracios
Que no tienen más divisas
Y ahora tendrán que correr
La pregunta es
¿a quién intentarán
Primero coger?

Contigo
O conmigo

Siempre tienen
Las de perder
Amigo

No será fácil de ver

22 mar. 2019

Germinalia

En un lugar
En el tiempo
Salen las flores
Azules, rojas y amarillas
Aquellas que no devoraron
Las moscas blancas
Ni las cochinillas

No sabían
Que por mucho
Que nos enterraran
No éramos sólo colores
También al brotar
Impertinentes semillas

16 mar. 2019

Ábacos de gotas

No hay muros de tiempos
Sino puentes de horas
De cortas décadas
Y eternos segundos

Tiempo

Ése pastel latente
Que se derrite en el horno
un momento
Aunque siempre estés pendiente

11 mar. 2019

Las flores del cerezo

Tu desolación
Vs. mi energía
Lágrimas
Vs. Rimas
Ladrones de besos
Contra regalos presos
No llores más vida mía
Pues por más que recicles congojas
No dejan de pasar las lluvias de ciruelos
Y sus hermosas flores
blanqui rojas

27 feb. 2019

Secretos de un gato


La playa de los Muertos
No es un lugar fácil
Inaccesible
De arena de grava
Que se vuelve fina
En la piel de su orilla
Rompen las olas
Con mucha fuerza
Cubre rápido
Es traicionera
Y salvaje
Los fuertes vientos
De Levante
Soplan con energía
Pero es tan bella

Si quieres morir
Un poco
Vete a ésa playa
No hay nadie
Sólo osados valientes
Que dejan promesas al aire
Al ruido ensordecedor
De los perecederos
Que comen muertos vivientes

En la playa de los Muertos
Sólo hay una cala
Promesa virgen
De miles y mediterráneos siglos
Que ni los fenicios
Pudieron conquistar
En la playa de los muertos
Mueres un poco cada vez
Y las conchas se te suben al alma
Y te sorben con nitidez

En la playa de los Muertos
Mueres un poco para fuera
Y sin embargo
Nunca estarás más vivo
Que aquella tarde
Que te dejaste las vidas
Para limpiarlas de sangres
De Pescados y de salmueras

24 feb. 2019

Sobre el día internacional del gato

A diferencia de los perros
Que vienen cuando los llaman
Los gatos anotan el recado
Y si eso
Te dejan un mensaje.

Cuando duermen en tu cama
No duermen a tu lado
Saben calcular el lugar
mas incómodo sobre ti
Porque un gato siempre
Te recordará con amor
Qué corregir donde más duele

Un gato es libre, voluntario
Y gratuito
Si no quiere no está
Y ningún ejército
Podrá obligarles a ello

Por eso su amor
Curioso y desinteresado
Es un regalo
Porque su voluntad
No se puede comprar

Be a cat
my friend.



20 ene. 2019

Pitagóras el asesino inductor, la evidencia y el síndrome de Procusto.

De los Cronos, hijos del Tiempo, y las Famas hijas de la Adulación, se terminan conociendo las historias.


Lo peor de Pitágoras no es que se le atribuyera ser autor de un teorema que ya existía y se utilizaba mil años antes en Babilonia, si no ordenar el asesinato de HIPASO, su más brillante discípulo.

La escuela pitagórica, dirigida con mano de hierro por Pitágoras, creía que cualquier cosa se podía expresar matemáticamente por medio de los números enteros. Pero Hipaso descubrió que la diagonal de un cuadrado de lado 1 medía 1,4142… y este número infinitamente largo no se podía definir nunca como cociente de dos número enteros.

Se les atravesó tanto esta diagonal que a su número decidieron llamarlo “irracional”, cuando los irracionales eran ellos mismos por no entender y admitir su existencia y además les jodió tanto que juraron mantenerlo en secreto. Como al final su descubridor se fue de la lengua, un grupo de académicos lo llevaron una noche en una barca y lo ahogaron tirándolo por la borda.

2 ene. 2019

Coles eléctricas

Soy muy de hacer el Watusi
Y de ponys
Bueno no, de ponys no
que tienen muy mala ostia
Son como cuervos con forma de perro
a los que les gusta coleccionar cosas
cosas brillantes y gente ordinaria
a la que le sudan los dientes

Prefiero coleccionar coles
Coles eléctricas
Que van extendiendo sus brazos como cables, electrocutando personas
Así suavemente
Como un punky con keratina
Sólo para comprobar sólo
Si están vivos
Sólo
Si están vivos