23 sept. 2018

CUENTO DE OTOÑO


Cierta mañana de otoño, un pescador y su único hijo se hacen a la mar para recoger sus redes. El tiempo es tranquilo, pero a medida que avanza la mañana se levanta un fuerte viento obligando a los hombres a regresar a puerto.

En el tumulto de golpeo de olas el motor se estropea, obligándoles a usar los remos para avanzar.
Progresan a duras penas, mientras que las desenfrenadas olas se agitan cada vez más. El hijo se va preocupando mientras el padre queda tranquilo y silencioso. El viento aumenta y parece que el remo no sirve de gran cosa.

De pronto el muchacho descubre a lo lejos una barca que viene hacia ellos y avisa a su padre.
El padre sin parar de remar contempla el horizonte y permanece silencioso.
Entre las atormentadas olas la embarcación se acrca rápidamente.
"Padre- aúlla el hijo- creo que esa barcucha va a chocar contra nosotros. ¡¡Viene en línea recta!! Parece que va a embestirnos y quien la maneja quiere llevarnos a pique, pues finge no mirar en nuestra dirección!!"
En ese momento el joven se incorpora y hace grandes gestos.
"Ese miserable marinero esta ahí tranquilamente tendido en su barca!. Su inconsciencia va a matarnos. ¡ Asesino! ¡ Criminal!" - aúlla con rabia.
Las dos embarcaciones siguen aproximándose. Justo antes del impacto el padre hace una diestra maniobra evitando la colisión tranquilamente.
"Te has fijado quién estaba en la barca?" - pregunto el padre a su hijo.
"Si" responde este.
"Lo que te ha parecido un hombre dormido no era más que un saco abandonado en el fondo de una barca a la deriva. Entonces, ¿contra quien te has enfadado?"

8 sept. 2018

Vida 8

Hoy termina
una de las etapas
más importantes
de mi vida.
Mañana
Dios dirá.

Qué largos
los días.
Qué cortos
los años.

Como gata,
termina una
empieza otra.

Mi nombre hoy
ya es otro
carcasa doblada
juguete roto
otra mañana
otro terremoto

Ya no soy quien era
ni mañana
lo seré
tampoco.

7 sept. 2018

De viejos jazzeros y polvorientos bodegones


Conozco bien
sus deconstrucciones
muchos autores
muchas amargas canciones
repeticiones
tras repeticiones
conozco bien sus egos
sus altibajos
y sus oposiciones
sus gustos, sus barras
y hasta buscarlos por las pensiones
la música es todo lo que queda
entre tantas "maraquitas"
sus complejos de Edipo
y sus decapitaciones.

Desde los vertederos
hasta los grandes salones
lo mejor que puedes hacer
es disfrutarlos ya tranquilos
y huir por los callejones.

Niños grandes
genios caprichosos
aguas de sentinas
viejos dadivosos
desde las viejas épocas
de los doblones.

Me da igual si es jazz suave
o genios del siglo pasado
o modernos pimpollos
si eres mujer
y quieres sobrevivir
y del jazz comer
te los dejas obviados,
al final cansada los matas
pues todos saben a pollo
despechugado.

6 sept. 2018

Bola de pelo 1

Una bola de pelo
me despierta
con una pata
en mi boca.

A veces
abro los ojos
se acerca
bella, intensa.

Ronronea
tan feliz
sólo se acurruca
a veces viene o va.

Que el amor sea
como los gatos

Libre, voluntario
y gratuito.


4 sept. 2018

Isótopo

Somos isótopos
variedades de átomos
con el mismo número atómico
carcasas de abundancia de vida natural
y aunque constituyen el mismo elemento humano
cuyos núcleos tienen una cantidad diferente de neutrones
poseen diferentes números másicos, y diferentes cargas por diferentes razones.

¿Cuáles son tus exenciones?

3 sept. 2018

Allegro, ma non troppo.


El único lugar que conozco
es éste, mi corazón
allegro,
ma non troppo.

El único tiempo,
el ahora, hace mil años
el mañana,
u otro.

El ahora es tiempo y lugar
pues mientras latimos
existi
mos.

Incluso para ayudar
a otros, perplejos por existir
a caminar en un camino
sin pensar qué vivir.

Jay y los Óscuros

Cuando Jay
caminó hacia lo más profundo de la noche
sus pasos refulgían con huellas de tinta blanca.

2 sept. 2018

Aletheia (Ἀλήθεια), el espíritu de la verdad, la veracidad y la sinceridad

Las almas lavan sus recuerdos en el río Leteo antes de volver a la vida
Mnemósine o la Memoria, Leteia el Olvido, A-leteheia o lo contrario al olvido: La Verdad
la que destapa la verdad después del lavado sobre el río Leteo.

ALETHEIA y la guerra

"Un hombre es renacido
cuando su nombre es recordado"

Lo que no se ve no existe

En un mundo de peleas de egos
de partidas de Risk
de asesinatos de juegos
como si fuera un parchís

Ni Afganos, ni Aledos
ni Londres ni París
al menos en mi país
a unos pan, a otros pedo
y a otros les importa un bledo.

Cuándo la humanidad
se volvió loca
Afrodita ni se toca
devolvamos la bondad
a los que no son patriotas
el mundo es un manjar
de unos pocos cabezotas.

De muertos, de ancianos...

De lastimosos
lamemanos
de mitómanos
de triunfadores
todos menos los primeros
anteriores
me tocan las razones.




Lete es hija de Éride, la discordia, la oveja negra de la familia, de la estirpe de la noche, (Nix en griego). Pero es, ante todo, el río del infierno que otorga el olvido a las almas de los muertos. El olvido se sumerge por completo en el elemento líquido (agua), donde se disuelven los duros contornos del recuerdo de la realidad, y son de esta manera liquidados. Lo contrario, a-letheia, no es “recuerdo” para los griegos, sino VERDAD, porque consideran que el olvido es el velo que tapa la verdad (verdad como lo no escondido, lo no oculto, lo no latente). La memoria, lo contrario del olvido, es por lo tanto, la Verdad.