17 dic. 2017

Clavos y óxidos

El amor
es para los poetas.
Para el resto
la luna.
Compromiso de humor
vagamundo de bruma.
Amor de guijuelo
y aceituna.

Nosotras
Musas
vestales obtusas
cantamos mil verosímiles ficciones
versos limpios
y a veces
si se nos acontece
desvalijamos hurtos perdonables
y clavos de oxidadas canciones

Muros,
puentes
y fuentes
pacientes.

Puntillas de manos
fanfarronas,
de inteligentes damas
y hermosos enanos.


10 dic. 2017

La impertinente

Cómo
rodeará del viento
protegiendo con sus plumas
el jilguero, jilguerillos

Cuándo
romperás azucena
con los pétalos el polvo
la calavera

Cuánto
recordarán las venas
ya fallecidas
las suspiros
los alientos
y los tendocillos

Dónde
lloraran los poetas
a sus duendencillos
y al cabrón de mi Leprechaum
y a sus vástagos e hijillos
le digan que se quede
10 gramos de mi alma
y los prestados dinerillos


La vida, que es asi de puta, con perdon (de la puta, no de la vida)..

Pim

Pom


Pim

Pom


Pim

Pom

...pom po popom pom pom


Puta vida

9 dic. 2017

Huesos vivos y enterrados de viajeros entrenados

"Corsaria" Juan Alvarez Montalvan 2017
Tinta y papel. Creado para Almatina

Desperté 
Dónde me hallo?
Que pasó con mi corcel y mi lacayo?
A Madagascar llegó mi caballo

Después de la noche viene el día
Que pasó durante mi ausencia?
Exceso de complacencia?
Bendita vehemencia

Aún somnolienta y no me callo
jabón y agua fresca del lago
Necesito volver a pasear por estos jardines
De orcos, elfos y querubines

Desenvainar la espada 
Cometer usura a los infieles
Pero antes de esos laureles 
Dejadme acomodar mis huesos desfigurados 
Pues entre ellos tres abetos se han plantado

Saludos amigos 
Como los potros, estreno patas nuevas 
Y no me importa patear culos para ir practicando jajaja
Coman y beban 
La taberna del lagarto vuelve a la vida
Dejarme deshollinar este antro 
Y nos vemos, como siempre 
Donde no seamos babeados por halagos 
Ni comprados con impertinencias 

Maese! Mi pañuelo
Esta vez del golpe no se me escapa el cerebro
Paz, salud y audacia hermanos!
Volvemos a los caminos
perdidos y secundarios

Decidme, en que mundo es este en el que vivimos?
Más cruel que antaño?
Ya me contaréis 
Arre que tengo prisa por recomponer los pies y no los siento
se me habrán caído en algún momento

Ora me voy, de nuevo
sigo persiguiendo otra caja de Pandora
o un nuevo hoyuelo de "Peligroso Barbero"
o la nueva plegaria de aquel viejo misionero.

3 dic. 2017

Mañanas 5

un velo
velado
una puntilla
de cristal
un vapor
vaporizado
el matorral
y tanto azul
y rojo
en la vida

Buenas noches II


Run Run los automoviles corriendo
tan poco tiempo
tan poco tiempo
el conejo blanco se olvido la hora
run run los automoviles...
y Barbazul
encerrado otra vez en su castillo?
run run
baja baja no hay tiempo no hay tiempo
enciende el cigarro y arranca
que queda mucha vida
mucha vida
y hay muy poco tiempo
todo el mundo corriendo
alejemonos rapido
antes que venga la Horda
y la estampida...

28 nov. 2017

Tiempo vs Felicidad. Mors certa, hora incerta

"Happiness". Steve Cuts

«Existe una cosa muy misteriosa pero muy cotidiana. Todo el mundo participa de ella, todo el mundo la conoce, pero muy pocos se paran a pensar en ella. Casi todos se limitan a tomarla como viene, sin hacer preguntas.» Momo. M. Ende


El TIEMPO: vive en la Casa de Ninguna Parte, en la Calle de Jamás de algún lugar del mundo. Para llegar allí hay que seguir los lentos pasos de Casiopea.

Una ciudad en que la vida de los hombres transcurre de forma aparentemente normal y donde el tiempo de cada uno se reparte entre el trabajo, la familia, los amigos, los hobbies… ¡En una época más feliz en la que los hombres eran dueños de su propio tiempo!

De manera casi imperceptible, algo empieza a cambiar en el mundo, una amenaza cenicienta y fría llega a la ciudad bajo la forma de los que Ende llama los “hombres grises”. Los hombres grises no son nada más que el símbolo de una amenaza mucho más real: la pérdida de los valores en la sociedad contemporánea. Estos fantasmas cenicientos viven del tiempo ahorrado de los hombres, tiempo quitado a la familia, a los amigos, a la vida, y entregado completamente a la efectividad de un trabajo rápido, extenuante e impersonal. “Ahorrar ahorrar ahorrar”, se convierte en el lema de la humanidad entera, hasta que ya nadie tiene tiempo para nadie. Viviendo se gasta el tiempo, pero ahorrándolo la vida se apaga y el tiempo se destruye, convirtiéndose en “tiempo muerto”.


La ciudad se llena de edificios de hormigón tristes y feos, nacen los “depósitos para niños” porque ya nadie tiene tiempo para dedicarse a ellos, todo el mundo se mueve deprisa, trabaja deprisa, como si alguien le estuviera persiguiendo. En esta nueva sociedad, dominada por los hombres grises, ya no hay tiempo para charlar, para sonreír, para soñar, ya no hay espacio para la imaginación, la creatividad, pero sobre todo ya no hay tiempo para escuchar. En este sentido, Momo representa la única esperanza de la humanidad, porque ella es la única que tiene tiempo de sobra y que tiene la especial capacidad de escuchar a los demás.

Con esta novela, el escritor alemán nos quiere hablar de la estricta relación entre la vida y la muerte. Lo hace a través del Tiempo, y de la oposición entre Momo y los “hombres grises”. Por un lado, la pureza, la ingenuidad, la esperanza, la vitalidad de una niña que no tiene ningún bien material pero que conoce los valores importantes de la vida: la amistad, la generosidad y el altruismo; y por el otro, los hombres grises, meros fantasmas tristes y fríos, que viven del tiempo ahorrado (o perdido) de todos los hombres.