16 jul. 2017

Anfitrite



¿Y cómo huir de los años

cuándo no quedan islas para naufragar?

Viviendo,
no sobreviviendo,
a cada naufragio

29 jun. 2017



Cuando los niños hambrientos
tenían un gigante que los cuidaba...



"Oh Trasgos Trasgos
barred las puertas,
los dientes largos"

Y en aquellas lindas casitas
se encendieron chimeneas
redentoras

En cada cavedad
una almohada

"Yo también ando de casa mudada"


Aquellos que han estudiado a los trasgos se sienten confundidos y maravillados por el bajísimo grado de consciencia que poseen. Los trasgos no se ven a sí mismos como individuos, ni tienen un sentido de la conservación desarrollado. Esto hace que muchos les perciban como una especie alocada y surrealista; como si se estuviese observando el número de un grupo de bufones.


29 may. 2017

Humedales



Las letras
recobraron 
hidrataciones 
de  labios
necesitadas
de aguas de mayos

Felices reinas
las penumbras
besos que curan
negras heridas

Felices besos
de lenguas
deslenguadas
desteinadas
deseadas

NY "Graná", Mi pequeño Federico, el de los ojos de niño

El poeta, a la derecha, en el campus de la Universidad de Columbia, otoño de 1929, con María Antonieta Rivas y dos amigos sin identificar.


"New York, símbolo infernal de la vida del siglo XX, máquina destructora de la conciencia, devoradora del ser, partera de la soledad y soledad ella misma, emperatriz del mundo que separa al hombre «debajo de las multiplicaciones, debajo de las divisiones», donde nadie parece ser y donde un día todo estará al revés:

"¡Qué esfuerzo!
¡Qué esfuerzo del caballo por ser perro!
¡Qué esfuerzo del perro por ser golondrina!
¡Qué esfuerzo de la golondrina por ser abeja!
¡Qué esfuerzo de la abeja por ser caballo!...

***

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y tas hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de
las vacas"

"Ay, Harlem! ¡Ay, Harlem! ¡Ay, Harlem!
No hay angustia comparable a tus rojos oprimidos,
a tu sangre estremecida dentro del eclipse oscuro, 
a tu violencia granate sordomuda en la penumbra, 
a tu gran rey prisionero, con un traje de conserje."


En el reloj de sol de la Universidad de Columbia, otoño de 1929


García Lorca encontró, adivinando, en los negros no solo ciertas afinidades con las del pueblo andaluz, sino la esencia misma de lo que sería la sociedad norteamericana.
«Con su tristeza -dijo a Pablo Suero en Buenos Aires en 1933- se han hecho el eje espiritual de aquella América… Fuera del arte negro no queda en los Estados Unidos más que mecánica y automatismo».

Pasaporte personal de Federico García Lorca


LORQUITA MI NIÑO

Mi Lorca
mi niñito nanero
mi divino lunero
santero
de olvidados
recuerdos de cuna
mi pequeño
soñador
¡enorme mayor!
tan pequeño él,
tan nimio,
manita protectora de mariposa
rey del poema y de la prosa
mi pequeñito mirlo callado
mi caracol de baranda
mi niño
mi hermano
nadie es quien parece, si
bien lo dices,
y sin embargo tú

ACP


25 may. 2017




Nunca dejes de buscar
la excusa más cobarde
es culpar al destino

Missing Valhalla



Te quiero lindo y tierno
fuerte volcán
bajo el agua

Te quiero
más allá del mar
intensidad infinita

ojos reflejados
en las olas
de las nubes mensajeras
cada mañana

Cada palabra tuya
regalo dorado
de aires alados

Hipnotizada
canto caliente
de hombre sireno
teutón del salvaje océano
me absorbería al abismo

Convertida
en estatua de sal marina

Calmo por fuera
de observadoras corrientes interiores
son tus canciones silentes

Lindos silencios
de sonrisas grandes
rizadas de olas
Fuerte y bello
cobrizo destello

Si cantaras a la brisa
y me dijeras que fuera a ti
encadenado, liberado
subiría a la borda de mi velero
enrejado
cáscara de nuez de amor sincero
me tiraría sin pensar a las aguas sin remedio
charcas profundas
algas amigas, color de sueño

Me sumerjo contigo
hundida en tus brazos mojados
peces de lecturas abisales
superviviente del fondo rocoso
del más oscuro de los mares

Te quiero tanto,
vida mía
ya muerto

espuma de ajuar
saber que existes
mas allá del Mar
me alimenta

Bebería
fuente de tus ojos
me sentiría
repleta
agua de vida
licor de plata
eterna juventud
de alma enamorada

Mas allá del mar
caballo alado
te llevaré a tu definitiva tumba
de perpetuo
enamorado