23 sept. 2017

Emergency Rescue Comittee, Mr. Fry

Entre 1940 y 1941, Varian Fry ayudó a huir de los nazis a un millar de personas, entre ellos buena parte de la elite intelectual europea

Junio 1940, capitulación francesa, entrega a Alemabia a cualquier aliado que le requirieran

Agosto 1940, Nueva York - Marsella, el nuevo fundado ERC(Emergency Rescue Comitee) envía a Mr. Fry joven periodista especializado en temas internacionales, con 3.000$ y una lista de intelectuales que rescatar, sin la menor idea de cómo llevarlo a cabo.
La ruta es Francia, España franquista, Lisboa
En seguida la llamaba la atención, tapadera: "Centre Americain des Secours" patrocinado por grandes artistas (Matisse,, Duhamel, Gide...)

Septiembre, los franquistas empieza a detener a os primera fugitivos, el plan es abortado
No hay información fiable
Cada decisión será una apuesta entre la vida y la muerte
Decide acompañar él mismo a dos estrellas de su lista: Heinrich Mann (septuagenario) y Franz Werfel (obeso), con la ayuda de un guía local (Golo Mann) y la siempre incombustible Alma Mahler, escapan de Cerbère ante el miedo de caer en la Gestapo y optan por cruzar monte a través, tras sufrir un calvario l, llegarán daños y salvos a Lisboa.

Finales de septiembre, España franquista cierra sus fronteras, durante los meses posteriores la abrir y cerrara sin aparente criterio, a veces por unas horas..
Momentos en los que aprovechan para intentar burlar a la muerte. No siempre salía bien: muchos eran detenidos y a veces engañados por el hampa marsellesa

Octubre, Himmler es recibido en Madrid con todos los honores
Las vías legales son cada vez más peligrosas, y muchos visados legales revocados
Como en caso de Hilferding y Breitscheid, detenidos y extraditados a Alemania.
No sobrevivieron

El gobierno americano deja de apoyar las actividades del rescate
El vicecónsul Harry Bingham, Frank Bohn de la Unión Sindical, y un viejo diplomático checo que les facilitaba pasaportes falso, tienen que dejar de ayudar en el "cuartel" montado en la habitación del hotel. Abandonan Marsella
Asediado, se muda a una Villa en las afueras para estar más protegidos, con los hermanos Bretón (André y Jacqueline)y Victor Serge. En una fiesta con motivo de la visita de Pétaon, son arrestados y retenidos varios días en un barco del puerto.

Finales de enero 1941, el régimen de Vichy vuelve a conceder visados a algunos de los solicitantes
En ese mes más de 15.000 personas pasaron por la "oficina", que se convierte en una especie de "agencia de viajes"; con más de 20 personas trabajando a destajo

La 1ª ruta sigue siendo la Ibérica saliendo por Lisboa (de allí salieron Max Ernst, Lipchitz, Kracauer...), la 2ª sale de Marsella rumbo a Martinica (9 personas), a finales de marzo 40 (entre ellas Bretón, Serge y sus familias). En mayo, ante la cada vez más peligrosa ruta franquista, se convierte prácticamente en la ruta más segura
1.800 refugiado políticos en peligro, se abonó una asignación a más de 560 personas, y se syudó a salir de Francia a más de mil además a finales de ese mes.

Los que no conseguían visado, seguían probando las distintas vías ilegales de salida: polizones en barcos a Argelia, por España con la colaboración pagada a la CNT.
Los registros ilegales se suceden, y la presión se vuelve insoportable

Agosto 1941, la policía de Vichy obliga a Mr.Fry a abandonar el país con la aprobación del gobierno americano

Tras su salida, el centro aún lograra sacar de Francia a 300 refugiados más (Marcel Duchamp, Wanda Landowska, Pittaluga...) antes de ser clausurado el 2 de junio.

2 junio 1942, comienza la deportación de judíos desde Francia hasta Alemania

Varían Fry mantuvo su compromiso con los derechos humanos hasta su muerte, el 13 septiembre de 1967, din haber cumplido sesenta años.

Fue el primer americano en ser proclamado Justo entre las Naciones.
Berlín le dedicó una calle en 1997, junto a la Potsdamer Platz

Nuestros gobiernos, hoy en día, siguen y criminalizan los intereses ciudadanos universales, igual.






22 sept. 2017

Y aquella tarde, el fuego


Cuando Tereixa descubrió las tres heridas profundas que estaban a punto de abrirse, recordó aquella mañana que su mamá la llevó a la escuela militar del abuelo, y lo mal que le caían las banderas, colores que nunca tuvieron que ver con ninguna realidad, ni con cara alguna, ni con los problemas que realmente preocupaban a las gentes.

Tereixa tenia una telaraña concreta y un recuerdo feroz que le salía raudo como una rabia del vientre, una vieja presencia conocida la paró en seco, olía, físicamente, la calma antes de la tormenta, supo que en segundos todo iba a arder, toda la realidad que había conocido iba a desaparecer, no podía hacer nada, así que salió corriendo en dirección contraria, hacia su pensión por atrás del callejón y cogió las tres valijas que poseía, poniendo rumbo al puerto junto a su chalupa en el mar

La gente no es tonta
pero es imprudente

De repente
esa gente
estaba a punto de estallar

... y correr





21 sept. 2017

Ni el polvo de los huesos

Nunca tenemos nada
no hay engaño
todo se lo lleva el viento
hasta el polvo de los huesos

Para aquellos

Para aquellos
que no creen
les regalo
destellos
de verdad

Para aquellos
que se rabian
les deseo fuego
y arder
para consumir
su dolor e ira
de justicia

Para aquellos
que no sienten
deseo
que
recuerden

Para aquellos
que no mueren
y sin morir
fallecen
deseo mas vida
para que se liberen
de la no muerte

Para aquellos

Fiebres y recordatorios

Y mientras febril en mi cama
desde hace dos días,
me despiertan sudorosa
por lo visto repetía, poco honrosa
esta vieja y mía, letanía...

"Respira hondo, que la sangre hierva.
Tira del ballestrinque y reza.
Señor, matadme o hacedme matar…
porque si me dejáis, d'estos dos, responderé yo
con este mismo pasador...”

Tereixa Galeote
Mi capitana

19 sept. 2017

Alma Mater

ALMAS AGRADECIDAS

Las almas como los ganchos de algunas plantas
se alían cuando hay algo que conecta, cierta afinidad
a la hora de mirar.

Es bonito vivir
varias vidas en una
y morir diciendo:
"que no se diga
que no he vivido"


Hay almas
que necesitan UCI
que están errantes
otrora dormidas
desmemoriadas o desconocidas

Algunas tan bellas
que se quedan
eternamente adyacidas
aún fallecidas
al centro del corazón del alma
perennemente agradecida

Diccionario del diablo - A. Pierce


Diccionario del Diablo

[Diccionario - Texto completo.]
Ambrose Bierce

A
Abandonado, s. y adj. El que no tiene favores que otorgar. Desprovisto de fortuna. Amigo de la verdad y el sentido común.
Abdicación, s. Acto mediante el cual un soberano demuestra percibir la alta temperatura del trono.
Abdomen, s. Templo del dios Estómago, al que rinden culto y sacrificio todos los hombres auténticos. Las mujeres sólo prestan a esta antigua fe un sentimiento vacilante. A veces ofician en su altar, de modo tibio e ineficaz, pero sin veneración real por la única deidad que los hombres verdaderamente adoran. Si la mujer manejara a su gusto el mercado mundial, nuestra especie se volvería graminívora.
Aborígenes, s. Seres de escaso mérito que entorpecen el suelo de un país recién descubierto. Pronto dejan de entorpecer; entonces, fertilizan.
Abrupto, adj. Repentino, sin ceremonia, como la llegada de un cañonazo y la partida del soldado a quien está dirigido. El doctor Samuel Johnson, refiriéndose a las ideas de otro autor, dijo hermosamente que estaban “concatenadas sin abrupción”.
Absoluto, adj. Independiente, irresponsable. Una monarquía absoluta es aquella en que el soberano hace lo que le place, siempre que él plazca a los asesinos. No quedan muchas: la mayoría han sido reemplazadas por monarquías limitadas, donde el poder del soberano para hacer el mal (y el bien) está muy restringido; o por repúblicas, donde gobierna el azar.
Abstemio, s. Persona de carácter débil, que cede a la tentación de negarse un placer. Abstemio total es el que se abstiene de todo, menos de la abstención; en especial, se abstiene de no meterse en los asuntos ajenos.
Absurdo, s. Declaración de fe en manifiesta contradicción con nuestra opiniones. Adj. Cada uno de los reproches que se hacen a este excelente diccionario.
Aburrido, adj. Dícese del que habla cuando uno quiere que escuche.