30 sept. 2017

Piedra

Vendo piedra de tropezar
mas dos mil usos
en perfecto estado
(las dos)

Revolución del amor humano y mundano.

Empieza con una mirada
tanteo al tonteo
tonteo al deseo
deseo a desapego
del desapego al adiós,
olvidada canción
del recuerdo y consagración:
"Despedido, corazón"

Una vez finalizada
la destapada
empieza
la criticada
la huella
dmoesticada

el tiempo
destiempo
la angustia
la escalada

La virtud
renovada
de cada hilo
y cada muerte,
otra nueva tajada
de los higadillos
sobrevividos
una nueva enseñada

Y vuelta a crujir
la estelada

Es solo cuando llega el desamor
cuando se empieza a construir
con las cuerdas reales
unas vidas imperfectas
libres de efectos especiales
empiezan las cribas

o no eran tantos los males
como tales,
de nuestros miedos
fantasmales
entre desajustes
(realidad y ficción)
o era tu propia imaginación
(sutil idealización)

En ambos males,
los pitidos finales de la inevitable
maduración

Tolerancia y comprensión
comienza la razón
escucha al corazón
solo, concreto
tomando decisiones
vitales que demuestran
que no eramos tales
con nuestros destinos finales
sino mucho mas mortales

la magia empieza
cuando se funde
realidad y  ficción
razón y corazón
hartos y borrachos
de tanta perfección

Entonces se para
el tiempo y todo se diluye,
potente combinación
en cada gota de aire
bailando vida y muerte
confluyendo enemigos
las normas se crujen
y todo
lo relativo:
desaparición

Empieza la autentica canción
de la poderosa innovación
se acabo el pasadofuturo
de repente
llega la hora siempre
presente
se sentó  por fin el  tiempo
andante caminante

Aquí y ahora
durara años
la misma postrera hora

Y empiezan las 
virtudes
reales
que
podemos hacer
inmortales
aun
con tantos
ridículos
retales

Sobras
sabrosas

Croquetas amorosas
de nuestras abuelas
posguerristas
hacían de un retal
un cabestrillo
a cada terrible golpe
vital "mortal',
un besillo":
"Cada maestrillo
tiene su librillo"

y ahí empieza
el amor real
la supervivencia
de la identidad
el recuerdo de las sagas
para la inmortalidad

"Haz lo que temas"
decía mi abuelo
y era realidad

forzada
reforzada
vidA
morida
y mil veces
reviviVIDA

Otro salto mortal
morir y vivir
en justicia,
sin hacer el mal

descubrir
en cada herida
su desinfección

de cada duda
la cuestión
de cada beso
una
cadena
o su
liberación

madejas tales
de males

resarcidos
renacidos
de hilos
estruc
tu
rales



(PD: ...y tras cada vida
y cada muerte
y a tantos muertos
queridos
y
sobrevividos
solo tengo una vida
de cada vez mas corto
camino
hasta el exprimido final
y aun así
revivida
una y otra vez
hasta su ultimo
terminal
de repente
me siento,
antes que sea
fallecida,
aun
muy
y mucho,
agradeci
DA)

27 sept. 2017

Vacaguaré


LA LEYENDA DE TANAUSÚ:

"Tanausú, mencey de Aceró, y Mayantigo, mencey de Aridane, luchan por el amor de la más hermosa doncella de La Palma, Acerina. La bella joven de ojos negros detiene el duelo y ante el Idafe, el roque sagrado para los aborígenes palmeros, en el interior de la Caldera de Taburiente, lugar de ofrendas y sacrificios, les hace jurar que acatarán su decisión. Y ella juró que entregaba su amor a Tanausú.

Aceró era el único reino aún no tomado por los castellanos. En este lugar, Tanausú lideraba la resistencia a la ocupación peninsular siendo el último caudillo de La Palma en someterse a las tropas castellanas dirigidas por Alonso Fernández de Lugo. Los castellanos habían fallado dos veces en sus intentos de penetrar en la región de la Caldera.

El mismo día que se celebraba la unión entre Tanausú y Acerina, el conquistador Fernández de Lugo propuso una tregua con el mencey, a través de un mensaje enviado con Juan de Palma, un isleño que servía a los conquistadores y hacía de intérprete y espía. Tanausú accedió a hablar con Fernández de Lugo, en contra del consejo de los miembros de su tribu. La trampa tuvo el resultado esperado; a una señal del conquistador las tropas castellanas, escondidas en el barranco, atacaron a los aborígenes y masacraron a los guerreros que acompañaban al mencey y convirtieron en prisionero a Tanausú.

Cuando se sintió sometido el mencey caído gritó ¡Vacaguaré!, mientras lo conducían a bordo del navío que lo llevaría a Castilla como esclavo. Durante la larga travesía se negó a probar alimento y no dijo jamás nada más que aquella terrible palabra: Vacaguaré. Se negó a servir como esclavo y prefirió luchar, ya herido se tiró por la borda. El mar fue su tumba.

Al conocer el trágico final del mencey, Acerina quiso compartir el destino de su amado y pidió a Mayantigo que la encerrara en una de las múltiples cuevas que los aborígenes guanches utilizaban como tumbas. Allí, arropada con pieles de cabra, leche y miel terminó su vida, pero no la leyenda. Se dice que Mayantigo esperó a que la princesa muriera para encerrarse él también en aquella cueva y cumplir los augurios de los adivinos que predecían que Mayantigo y Acerina compartirían un hogar.

Y murió Tanausú,
murió Acerina
feneció la libertad en esos días
pero aquel “Vacaguaré”
-¡quiero morir!- , la muerte digna,
impregnó el alma toda
de la isla…"

Desde entonces, la última isla antes de navegar por el Atlántico abierto, repliega sus alas y descansa al abrigo del gran volcán, da siempre su ultimo grito de dignidad y libertad, antes de probar suerte en el mar, llegando al gran continente del otro lado del océano.

25 sept. 2017

La Palma, la isla desconocida, tierra de mi madre, de mi abuela, hija de volcanes y de ardiente mar formador de islas, aparecidas y desaparecidas



La Palma, primera Reserva Starlight del mundo
Uno de los mejores cielos nocturnos de la Tierra


 Tres piedritas en mi fogal 
y las estrellas del cielo 
no las atino a contar
(Acertijo antiguo de Tacoronte, Tenerife)


23 sept. 2017

Emergency Rescue Comittee, Mr. Fry

Entre 1940 y 1941, Varian Fry ayudó a huir de los nazis a un millar de personas, entre ellos buena parte de la elite intelectual europea

Junio 1940, capitulación francesa, entrega a Alemabia a cualquier aliado que le requirieran

Agosto 1940, Nueva York - Marsella, el nuevo fundado ERC(Emergency Rescue Comitee) envía a Mr. Fry joven periodista especializado en temas internacionales, con 3.000$ y una lista de intelectuales que rescatar, sin la menor idea de cómo llevarlo a cabo.
La ruta es Francia, España franquista, Lisboa
En seguida la llamaba la atención, tapadera: "Centre Americain des Secours" patrocinado por grandes artistas (Matisse,, Duhamel, Gide...)

Septiembre, los franquistas empieza a detener a os primera fugitivos, el plan es abortado
No hay información fiable
Cada decisión será una apuesta entre la vida y la muerte
Decide acompañar él mismo a dos estrellas de su lista: Heinrich Mann (septuagenario) y Franz Werfel (obeso), con la ayuda de un guía local (Golo Mann) y la siempre incombustible Alma Mahler, escapan de Cerbère ante el miedo de caer en la Gestapo y optan por cruzar monte a través, tras sufrir un calvario l, llegarán daños y salvos a Lisboa.

Finales de septiembre, España franquista cierra sus fronteras, durante los meses posteriores la abrir y cerrara sin aparente criterio, a veces por unas horas..
Momentos en los que aprovechan para intentar burlar a la muerte. No siempre salía bien: muchos eran detenidos y a veces engañados por el hampa marsellesa

Octubre, Himmler es recibido en Madrid con todos los honores
Las vías legales son cada vez más peligrosas, y muchos visados legales revocados
Como en caso de Hilferding y Breitscheid, detenidos y extraditados a Alemania.
No sobrevivieron

El gobierno americano deja de apoyar las actividades del rescate
El vicecónsul Harry Bingham, Frank Bohn de la Unión Sindical, y un viejo diplomático checo que les facilitaba pasaportes falso, tienen que dejar de ayudar en el "cuartel" montado en la habitación del hotel. Abandonan Marsella
Asediado, se muda a una Villa en las afueras para estar más protegidos, con los hermanos Bretón (André y Jacqueline)y Victor Serge. En una fiesta con motivo de la visita de Pétaon, son arrestados y retenidos varios días en un barco del puerto.

Finales de enero 1941, el régimen de Vichy vuelve a conceder visados a algunos de los solicitantes
En ese mes más de 15.000 personas pasaron por la "oficina", que se convierte en una especie de "agencia de viajes"; con más de 20 personas trabajando a destajo

La 1ª ruta sigue siendo la Ibérica saliendo por Lisboa (de allí salieron Max Ernst, Lipchitz, Kracauer...), la 2ª sale de Marsella rumbo a Martinica (9 personas), a finales de marzo 40 (entre ellas Bretón, Serge y sus familias). En mayo, ante la cada vez más peligrosa ruta franquista, se convierte prácticamente en la ruta más segura
1.800 refugiado políticos en peligro, se abonó una asignación a más de 560 personas, y se syudó a salir de Francia a más de mil además a finales de ese mes.

Los que no conseguían visado, seguían probando las distintas vías ilegales de salida: polizones en barcos a Argelia, por España con la colaboración pagada a la CNT.
Los registros ilegales se suceden, y la presión se vuelve insoportable

Agosto 1941, la policía de Vichy obliga a Mr.Fry a abandonar el país con la aprobación del gobierno americano

Tras su salida, el centro aún lograra sacar de Francia a 300 refugiados más (Marcel Duchamp, Wanda Landowska, Pittaluga...) antes de ser clausurado el 2 de junio.

2 junio 1942, comienza la deportación de judíos desde Francia hasta Alemania

Varían Fry mantuvo su compromiso con los derechos humanos hasta su muerte, el 13 septiembre de 1967, din haber cumplido sesenta años.

Fue el primer americano en ser proclamado Justo entre las Naciones.
Berlín le dedicó una calle en 1997, junto a la Potsdamer Platz

Nuestros gobiernos, hoy en día, siguen y criminalizan los intereses ciudadanos universales, igual.






22 sept. 2017

Y aquella tarde, el fuego


Cuando Tereixa descubrió las tres heridas profundas que estaban a punto de abrirse, recordó aquella mañana que su mamá la llevó a la escuela militar del abuelo, y lo mal que le caían las banderas, colores que nunca tuvieron que ver con ninguna realidad, ni con cara alguna, ni con los problemas que realmente preocupaban a las gentes.

Tereixa tenia una telaraña concreta y un recuerdo feroz que le salía raudo como una rabia del vientre, una vieja presencia conocida la paró en seco, olía, físicamente, la calma antes de la tormenta, supo que en segundos todo iba a arder, toda la realidad que había conocido iba a desaparecer, no podía hacer nada, así que salió corriendo en dirección contraria, hacia su pensión por atrás del callejón y cogió las tres valijas que poseía, poniendo rumbo al puerto junto a su chalupa en el mar

La gente no es tonta
pero es imprudente

De repente
esa gente
estaba a punto de estallar

... y correr





21 sept. 2017

Ni el polvo de los huesos

Nunca tenemos nada
no hay engaño
todo se lo lleva el viento
hasta el polvo de los huesos

Para aquellos

Para aquellos
que no creen
les regalo
destellos
de verdad

Para aquellos
que se rabian
les deseo fuego
y arder
para consumir
su dolor e ira
de justicia

Para aquellos
que no sienten
deseo
que
recuerden

Para aquellos
que no mueren
y sin morir
fallecen
deseo mas vida
para que se liberen
de la no muerte

Para aquellos

Fiebres y recordatorios

Y mientras febril en mi cama
desde hace dos días,
me despiertan sudorosa
por lo visto repetía, poco honrosa
esta vieja y mía, letanía...

"Respira hondo, que la sangre hierva.
Tira del ballestrinque y reza.
Señor, matadme o hacedme matar…
porque si me dejáis, d'estos dos, responderé yo
con este mismo pasador...”

Tereixa Galeote
Mi capitana

19 sept. 2017

Alma Mater

ALMAS AGRADECIDAS

Las almas como los ganchos de algunas plantas
se alían cuando hay algo que conecta, cierta afinidad
a la hora de mirar.

Es bonito vivir
varias vidas en una
y morir diciendo:
"que no se diga
que no he vivido"


Hay almas
que necesitan UCI
que están errantes
otrora dormidas
desmemoriadas o desconocidas

Algunas tan bellas
que se quedan
eternamente adyacidas
aún fallecidas
al centro del corazón del alma
perennemente agradecida

Diccionario del diablo - A. Pierce


Diccionario del Diablo

[Diccionario - Texto completo.]
Ambrose Bierce

A
Abandonado, s. y adj. El que no tiene favores que otorgar. Desprovisto de fortuna. Amigo de la verdad y el sentido común.
Abdicación, s. Acto mediante el cual un soberano demuestra percibir la alta temperatura del trono.
Abdomen, s. Templo del dios Estómago, al que rinden culto y sacrificio todos los hombres auténticos. Las mujeres sólo prestan a esta antigua fe un sentimiento vacilante. A veces ofician en su altar, de modo tibio e ineficaz, pero sin veneración real por la única deidad que los hombres verdaderamente adoran. Si la mujer manejara a su gusto el mercado mundial, nuestra especie se volvería graminívora.
Aborígenes, s. Seres de escaso mérito que entorpecen el suelo de un país recién descubierto. Pronto dejan de entorpecer; entonces, fertilizan.
Abrupto, adj. Repentino, sin ceremonia, como la llegada de un cañonazo y la partida del soldado a quien está dirigido. El doctor Samuel Johnson, refiriéndose a las ideas de otro autor, dijo hermosamente que estaban “concatenadas sin abrupción”.
Absoluto, adj. Independiente, irresponsable. Una monarquía absoluta es aquella en que el soberano hace lo que le place, siempre que él plazca a los asesinos. No quedan muchas: la mayoría han sido reemplazadas por monarquías limitadas, donde el poder del soberano para hacer el mal (y el bien) está muy restringido; o por repúblicas, donde gobierna el azar.
Abstemio, s. Persona de carácter débil, que cede a la tentación de negarse un placer. Abstemio total es el que se abstiene de todo, menos de la abstención; en especial, se abstiene de no meterse en los asuntos ajenos.
Absurdo, s. Declaración de fe en manifiesta contradicción con nuestra opiniones. Adj. Cada uno de los reproches que se hacen a este excelente diccionario.
Aburrido, adj. Dícese del que habla cuando uno quiere que escuche.

18 sept. 2017

Marsella comenzaba a despertar. B. Vian



"–¿Dándole todavía? – se impacientó el patrón-. Decididamente, no tienes ni idea de cómo se afila un cuchillo.
–Ya veremos, ya veremos -dijo el mozo, con aires de triunfo.
–Sigo esperando al coreano -replicó el patrón buscándole las vueltas.
–Paciencia -le aconsejó el aprendiz.
Empuñando la chaira, comenzo a repasar la hoja con aplicación. Entre los apretados labios, le asomaba al exterior de la boca la punta de la lengua. El patrón sonrió con malicia y escupió en el aserrín, acertándole de lleno a un grueso moscardón verde."

Boris Vian

Selene y Endimion

Selene, la diosa lunar hija de Theia e Hiperión

La titánide madre del sol, la luna y la aurora,
unida en nupcias con Hiperión, vivía en un punto
de la órbita de Lagrange, donde el efecto nulo
de la gravitación entre Gea y Helios reposa.

Selene, la luna, observa al bello Endimión en el monte Latmo junto a la ciudad de Heraclea

...En torno a cuatro mil quinientos millones de años,
en la época del Eón Hadeico. La colisión
con nuestra Tierra la desmembró y envió al espacio
múltiples fragmentos que, moviéndose en traslación,
se fueron amalgamando entre sí y compactando.
La serena Selene, hermana de Eos diosa de la Aurora,
surgió de un violento impacto convirtiéndose en la luna que conocemos.

Endimión hijo de Etilo y Cálice, fue rey de Elis, en el Peloponeso, quien pidió a su abuelo Zeus ser dormido para vivir eternamente como un inmortal junto a Selene, para amarse eternamente donde no sufriría el paso del tiempo, sin temor a la muerte.No se conoció ni explicó final alguno para los dos. El mito hace creer que los dos se siguen amando en algún rincón remoto de la Tierra, quizá en alguna cueva de algún viejo volcán dormido, con los pies y corazón de fuego de Él y la cabeza nevada, gélida y fría de tormentas, cerca de la luna, de Ella.


Endimión ya destronado, descansando como
pastor de Caria en la puerta de  la cueva

17 sept. 2017

Ambos y ninguno

Estas cosas pasaban a los 30, esa época llena de amigos en la gran ciudad, confundidos, recelosos y desencantados de tantos experimentos laborales y fracasos amorosos, las cabriolas sentimentales de una generación que era puente entre una sociedad analógica y otra digital, acostumbrada a nuevas tendencias entre la vieja y crear e innovar en miles de maneras de mirar las cosas, la gastronomía, los módem de alta velocidad y a la aceleración generalizada cada vez mayor de la vida.
Entonces no éramos tan políticamente correctos y nos atrevíamos a sentir, aunque doliera, con la generosidad de los anteriores, que sobrevivieron la guerra, y la santa temeridad de la siguiente que necesitaba disfrutar de las cosas sin pensar en un mañana.


HUGO Y PABLO


Entre mi bombero seductor y mi príncipe de la montaña, muchas podrían decir que tenía al hombre perfecto, el ideal de las solteras que no buscaban compromiso, par quien quisiera tenerlo.

Después de intentar engancharme 4 veces, cuando me hacían sentir culpable de no querer encerrarme en una situación social, el matrimonio (trampa mortal de cuentos infantiles, con impreciso final) que veía a todas luces desigual e injusta, desarrollé una especie de sentido arácnido para detectar trampas entre la buena educación y el chantaje emocional.

Así que aprendí a intuir cualquier trampa moral y mental, en la que me pudieran encerrar en una prisión de cristal para siempre (ya me decía mi abuelo que sería como Sor Juan Ines de la Cruz, la famosa monja y sabia mexicana, la única opción entonces para leer sin las contingencias de vender tu cuerpo y tu alma al diablo).

Esas trampas no estaban hechas para aquellas pocas féminas que no íbamos con el vestido de novia en el bolso, que sin embargo eramos precisamente blanco de ese tipo de personajes, no se quieren comprometer con las otras, pero sin embargo exigen y persiguen a las salvajes aves libres del paraíso, lo que ellos no estaban dispuestos a ceder ante otras cazadores profesionales. No lo hacían por amor, sino por "contraste" la búsqueda de una "musa con caducidad" que pudieran cambiar y les hiciera juego con cada nuevo modelo de coche, no buscaban iguales, sino superiores o inferiores, no entienden el concepto de compañero o colega entre distintos sexos, exigen la sumisión o el acato. Por desgracia es demasiado corriente como para que esas pobres mentes simples me sorprendan en un renuncio de aquellos. Así que en aquellos tiempos de búsquedas, se optaba entre nosotras, las codiciadas almas libres, por nadar y guardar la ropa.

Ellas están consternadas de mi "desidia" matrimonial, y yo estaba aburrida de sus predecibles mediocres vidas de amargadas, de tristes princesitas engañadas, bobas y amelocotonadas.

Por un lado tenía un amante imaginativo, cosmopolita, que no establecía cotidianidades, cuya vida era la adrenalina y el peligro.

Cada vez que venía a la "ciudad" y nos encontrábamos, hacía todo lo posible para que pensara que el tiempo que habíamos estado separados solo existía para que fuéramos consciente de nuestro deseo. Sabía que volvería cuando leía en el periódico, a su equipo de colaboración, y su helicóptero era necesario. Así que conjugamos un secreto deseo mutuo, en el que el sabe, que yo ya sabré y sin embargo juega con la incógnita de que nunca estará completamente seguro si me encontraría en esa ocasión, ni si quiera si me encontraba en la ciudad.

Hugo me desviste con suavidad, sabe jugar con los tiempos y con las pausas, recorre mi cuerpo con la paciencia del buen amante, y su lengua madura, capaz de llegar a los rincones mas ocultos de mi cuerpo, jamás alcanza mi alma. No me importa, de hecho lo busque así, sin prisioneros.
Con el descubría el juego, el misterio y la libertad de los encuentros esporádicos.

Nos entregamos a esa magia y provocación de las citas clandestinas, sin caer en la vulgaridad de la desesperación. Todo es perfecto, demasiado, así que como la perfección no debe sostenerse día a día, nos vemos cada vez que nuestros deseos se desean entre agendas muy ocupadas.

Nunca sabemos cuando volveremos a vernos y esa precisamente es la magia que tenemos. POrque siempre aparecemos y nos esmeramos para tener ganas suficientes de volver a vernos en algún tiempo inconcluso e indefinido en el tiempo.

Ambos sabemos que los sentimientos están bajo cubierta, de tal manera que nos encuentros son limpios reponedores y libres de culpa, frescos e instantáneos.

Vivimos la intensidad del momento, sin comprometer a nuestros corazones, cubrimos nuestras vulnerabilidad, con un poquito de seguridad clandestina, entre deseos inconscientes y fervientes. Eso equilibra nuestras apetencias, y evita que en nuestras vidas reales nos cojan desprevenidos nuestros deseos carnales.

Por otro lado estaba Pablo, mi príncipe de la montaña, moreno despreocupado, que se colaba entre las rendijas de mi privacidad, dejando por mi casa restos suyos con despreocupación, como aquellas personas que van conquistando el mundo a cada paso, lanzando camisetas a la cama después de ducharse, dejando en mi casa su ropa, sus CDs de música, convencido de los que van creando lazos y uniones por donde pasan, lo bastante fuertes como reencontrarnos cuando queramos.

Llega con sus botas, cuerdas de montaña... y me da, sin que me importe demasiado, un detalle del tiempo en el que no nos vemos. Con el a ratos, se esfuerza en crear una ilusión de una vida en común, y lo peor es que en ocasiones inconscientemente funciona.

A veces me sorprendía no encontrármelo haciendo ruido, pululando por ahí recogiendo aperos para lanzarse a una nueva aventura de rocas y nieves. Con el podía abrazarme a su pecho cuando sentía que el peso de las obligaciones cotidianas que me superaban, quizá fuera mi almohada favorita.
Pero cuando me recupero de esos momentos de debilidad, me hastía que se adueñe de mi taza favorita de café, que deje abiertas todas las luces, que se invente excusas para pasar casualmente por mi casa y que se apalanque en mi sitio favorito del sofá, mientras se pone esas graciosas gafitas para ver las películas. A veces lo adoro, pero me empalaga y me pesa.

Pablo es pura energía, impetuoso, fogoso. Vive el sexo sin inhibiciones ni complicaciones, es un amante incansable que intenta por todos los medios penetrar en la desnudez de mi alma, eso me desconcierta y al mismo tiempo me pone furiosa; no se va ganando mis razonables murallas de intimidad, entra y recoge lo que piensa que es suyo como un vikingo arrasando una población costera que, por algún motivo le gusta especialmente. Esos mismos ojos sinceros, y a la vez un poco simples como los de cordero, me daban pena, porque no quisiera hacerles daño.

Muchos dirían que era una egoísta, lo se, pero no es cierto. Cada uno nos dábamos lo que estábamos preparados a ofrecer, pero todo es una cuestión de proporcionalidad y equilibrios.
A veces las gentes encajan solas, y otras por muchos deseos e intentos que hagamos, no penetran en nuestras vidas ni con calzador.

Ahí aprendes que hay que dejarse que las cosas fluyan solas, sin forzales, como todo río que baja por el valle y encuentra su caudal natural, y cada riachuelo el suyo.
Pero entonces no lo sabia, aunque ya estaba empezando a intuirlo.
Por eso algunos días, a pesar del elegante glamour y madurez de uno, y la excesiva energía y simpleza del otro, yo me sentía perdida y vacía, y culpable.

Recuerdo de aquellos últimos encuentros en esa época, los fui diluyendo, se volvieron espaciados, suaves, tranquilos, conversados, si prisas, donde poco a poco, entre cena y cena, sin pausas, fuimos desnudando nuestro ser sincero, y aunque poco a poco , tenían sus corazones ligeramente heridos, se creo entre nosotros una complicidad mágica, donde reposamos el peso del otro, y nos colocamos en las vitrinas del alma del otro, como un cálido e intimo recuerdo, que nos pertenecerá y formara parte de la riqueza de nuestro pasado para siempre, ya no serán personas anónimas sin cara. Se crea a veces entre personas que se encuentran, algo parecido a una magia. años después quien iba a saber, los volví a ver en épocas separadas y los vi bien, nos mirábamos furtivamente con la aprobación y gratitud del que se alegra que un viejo amigo se encuentre bien, realmente con todo su cariño en el alma.


El otro día me encontré a Hugo, estaba en un famoso centro comercial cargando unas bolsas  con una preciosa mujer de pelo castaño, y una niña completamente vestida de tul rosa.
Me miró como toro entrando en un matadero, hice prudentemente como que no lo había visto, no quería hacer espejo de su lamentable situación de animal castrado . La cobardía es el refugio de los que entre las prioridades de su ego y su libertad, eligen siempre el camino mas fácil, y luego pagan toda la vida por ello. Y ya lentos y heridos, en la oscuridad de su doble vida, embisten a cualquier doméstica gallina que pase al lado como comida en tarrina.

Mientras miran volar sobre sus jaulas a las aves libres, esplendidas de plumas, ojos serenos y almas sin deudas, pasear entre árbol y árbol, de espesa naturalidad camino a cualquier lugar.

10 sept. 2017

Recordando a Valhalla

Freyja



En primer lugar cuenta la historia
que Valhalla o Valhöll, salón de los muertos
no es donde luchaban sin piedad entre ellos
recordando sus hazañas

Gobernado por el dios Odin
en la ciudad de Asgard
era el lugar donde las Valquirias
llevaban a los mas heroicos
seleccionados por el dios.

Sus espíritus eran llamados
para formar parte de su ejercito
en el el fin del mundo
o destino de los dioses
donde quedaría destruido 
todo el Universo

Los muros estaban construidos con lanzas
disponía de 540 puertas
el techo estaba cubierto
por escudos de oro
y los bancos estaban
dispuestos con armaduras
listas para usar

Antes de los diarios banquetes de jabalíes
salían al patio de armas a luchar y entrenarse
a luchar a muerte recordando sus días de gloria
una vez resonaba el cuerno la batalla finalizaba
los heridos milagrosamente sanaban
y volvían al banquete a cenar abundantemente otra vez

El resto de los guerreros no elegidos
circulaban sin sombra
entre el hogar de la niebla
en el campo de los héroes caídos
los repudiados, iban directos a la diosa Freyja


"¿Qué clase de sueño es este, dijo Óðinn,

en el que justo antes del alba,
pensé que despejaba el Valhǫll,
para la llegada de los muertos?

Desperté a los einherjar,
ordené a las valquirias levantarse,
colocar los bancos,
y buscar los vasos
traer vino,
como para la llegada de un rey,
aquí me esperan,
los héroes que vienen del mundo,
algunos muy grandes,
     por lo que mi corazón se alegra."

Reina Gunhild, una vez fallecido
y entregado a su esposo a Valhalla

Gunhild