8 sept. 2018

Vida 8

Hoy termina
una de las etapas
más importantes
de mi vida.
Mañana
Dios dirá.

Qué largos
los días.
Qué cortos
los años.

Como gata,
termina una
empieza otra.

Mi nombre hoy
ya es otro
carcasa doblada
juguete roto
otra mañana
otro terremoto

Ya no soy quien era
ni mañana
lo seré
tampoco.

7 sept. 2018

De viejos jazzeros y polvorientos bodegones


Conozco bien
sus deconstrucciones
muchos autores
muchas amargas canciones
repeticiones
tras repeticiones
conozco bien sus egos
sus altibajos
y sus oposiciones
sus gustos, sus barras
y hasta buscarlos por las pensiones
la música es todo lo que queda
entre tantas "maraquitas"
sus complejos de Edipo
y sus decapitaciones.

Desde los vertederos
hasta los grandes salones
lo mejor que puedes hacer
es disfrutarlos ya tranquilos
y huir por los callejones.

Niños grandes
genios caprichosos
aguas de sentinas
viejos dadivosos
desde las viejas épocas
de los doblones.

Me da igual si es jazz suave
o genios del siglo pasado
o modernos pimpollos
si eres mujer
y quieres sobrevivir
y del jazz comer
te los dejas obviados,
al final cansada los matas
pues todos saben a pollo
despechugado.

6 sept. 2018

Bola de pelo 1

Una bola de pelo
me despierta
con una pata
en mi boca.

A veces
abro los ojos
se acerca
bella, intensa.

Ronronea
tan feliz
sólo se acurruca
a veces viene o va.

Que el amor sea
como los gatos

Libre, voluntario
y gratuito.


4 sept. 2018

Isótopo

Somos isótopos
variedades de átomos
con el mismo número atómico
carcasas de abundancia de vida natural
y aunque constituyen el mismo elemento humano
cuyos núcleos tienen una cantidad diferente de neutrones
poseen diferentes números másicos, y diferentes cargas por diferentes razones.

¿Cuáles son tus exenciones?

3 sept. 2018

Allegro, ma non troppo.


El único lugar que conozco
es éste, mi corazón
allegro,
ma non troppo.

El único tiempo,
el ahora, hace mil años
el mañana,
u otro.

El ahora es tiempo y lugar
pues mientras latimos
existi
mos.

Incluso para ayudar
a otros, perplejos por existir
a caminar en un camino
sin pensar qué vivir.

Jay y los Óscuros

Cuando Jay
caminó hacia lo más profundo de la noche
sus pasos refulgían con huellas de tinta blanca.

2 sept. 2018

Aletheia (Ἀλήθεια), el espíritu de la verdad, la veracidad y la sinceridad

Las almas lavan sus recuerdos en el río Leteo antes de volver a la vida
Mnemósine o la Memoria, Leteia el Olvido, A-leteheia o lo contrario al olvido: La Verdad
la que destapa la verdad después del lavado sobre el río Leteo.

ALETHEIA y la guerra

"Un hombre es renacido
cuando su nombre es recordado"

Lo que no se ve no existe

En un mundo de peleas de egos
de partidas de Risk
de asesinatos de juegos
como si fuera un parchís

Ni Afganos, ni Aledos
ni Londres ni París
al menos en mi país
a unos pan, a otros pedo
y a otros les importa un bledo.

Cuándo la humanidad
se volvió loca
Afrodita ni se toca
devolvamos la bondad
a los que no son patriotas
el mundo es un manjar
de unos pocos cabezotas.

De muertos, de ancianos...

De lastimosos
lamemanos
de mitómanos
de triunfadores
todos menos los primeros
anteriores
me tocan las razones.




Lete es hija de Éride, la discordia, la oveja negra de la familia, de la estirpe de la noche, (Nix en griego). Pero es, ante todo, el río del infierno que otorga el olvido a las almas de los muertos. El olvido se sumerge por completo en el elemento líquido (agua), donde se disuelven los duros contornos del recuerdo de la realidad, y son de esta manera liquidados. Lo contrario, a-letheia, no es “recuerdo” para los griegos, sino VERDAD, porque consideran que el olvido es el velo que tapa la verdad (verdad como lo no escondido, lo no oculto, lo no latente). La memoria, lo contrario del olvido, es por lo tanto, la Verdad.

23 ago. 2018

Tormenta

Ojalá hubiera nacido Tormenta
Sin corazón. Sin lágrimas
Sólo un terrible vendaval
con algo bueno, calmado
tras la tempestad.

19 ago. 2018

Fantasías textuales

De fantasías textuales
de textos y bacanales
de ósculos, riñas y betas
de lomos y de pancetas
de sextos y panderetas
de tensiones textuales no resueltas
de estos y aquellos otros
de nietos de rocinantes
y de potros.

Lo que menos me gustan
son los imperativos
las cacofonías
y otras distopías
de caracol.

De sextos sentidos
y otros órganos intuitivos.
De cuentos libidinosos
de brotes de saxo
alucinantes
y melodías
en claves de sol
y otros poemas
superlativos.

18 ago. 2018

Ítaca, Mon Amour


Itaca
Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias. 

No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Pide que el camino sea largo.

Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes.

Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguantar a que Itaca te enriquezca.
Itaca te brindó tan hermoso viaje.

Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.

Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Constantino Kavafis, en "Ítaca"
Maravilloso poema que nos recuerda que el camino es más importante que la meta,
y que aquellos que no son conscientes del camino ni disfrutan de sus tesoros, son unos necios.

Isis

Isis
tierna silérgica
agolpa tus carros
de pleistoceno.

De bocados

El bocado frío
que a sangre y espuma
inflige tu pecho sobre los míos.

Manos largas
de brazos infinitos
acarician lirios de sonrisas
que se agolpan en mi cuello.


16 ago. 2018

Alas doradas, satinadas

Cuando experimentes el amor por primera vez
entenderás qué variados y cómicos pueden ser sus efectos

Cuando resucitas de aquellas guerras, una y otra vez,
tu corazón se vuelve libre y tu mirada no es de nadie
tus piernas se vuelven fuertes y tu orgullo te hace invencible
un amor propio que tiñe de púrpura y oro todo lo que tocas,
se forma un halo dorado, cálido y protector alrededor de tu alma
que es como la miel para los osos
unos osos que te intentarán devorarte y encerrarte,
que lo mismo que te lamen te devoran, no lo dudes.

Nunca vendas tu alma, ni tu libertad, como un tesoro
porque esa miel que les nutre, sin ella, también te mata
un aura silenciosa que te va inmobilizando como un veneno

Aprende a volar, aprende a confiar dicen
 y sobretodo a abrir puertas sin llaves
porque antes o después te hará falta

Vive, donde nadie te obligue a quedarte
como si el cielo estuviese en la tierra
y tus alas doradas sean tus propias pequeñas victorias.

Vive hoy, porque el mañana, será tiempo de otro.





15 ago. 2018

Me llamaste lujuria

Me llamaste Lujuria
insensato
y te flambeé con mi mirada
pobre idiota
inmovilizado
como el chino al pato

14 ago. 2018

-«Hoy es siempre todavía».

A. Machado

Derrames de besos

Derrames de besos
rodantes recuerdos
colchones cansados


Cómo de intensos
son los rubores
de tu almohada

LA TABERNA DEL LAGARTO



¡Señoreeeees!
¡Señoraaaaas!
¡Niñoos, niñaas
y otros animalejos domésticooos!

¡Dejad de molestar y lamentar
y vengan, vengan,
poetas infames,
brutos, divas, ascetaaas!
¡Vengan vuesas mercedes
a contemplar el espectáculooo!

¡Vengan
si se atreeeeven
a éste
el cabaret del Lagartooo!

Los hombres apuntan pistolas
Bim!
Bam
Bum!
A lo alto.

Las damas, de todo
menos señoras
se levantan los refajos
apuntando las piernas al asalto
Pim!
Pam! 
Púm!
Mientras sus enaguas 
almidonadas con agua del patatal
bailan crujientes al ritmo
del piano empeñado
pues de él tan sólo
¡¿dos?! teclas sanas han quedado!
Bing!
boing!
bang!

Y mientras el techo del club
se vuelve estrellado
por semejante tiros al aire dados
ruidos de lluvias
de aires
(oreados)

Todos borrachos e inconscientes
beben indolentemente del licor
que les he dado
Mal hecho rufianes
petimetres capitanes
jajajaja
por tres pavos
no es vino de capellanes
vino cristiano
(bautizado y aguado)
no apto para guardianes

Al son del baile
de la mala sordina
al ritmo del vaivén del cabestrante
de las cadenas y de los cabos,
abastellando eslingas y las poleas

¡Vengan, vengan! las riñas y las peleas
Dos guantás en la calle y se acabó el furor
enrremetío, la sangre añeja del que se sabe cocío

¡Vivan mis faldas de doble fondo
y mis partidas de póker!
Vivan mis puros y mis sardinas
Vivan los mares  y mis encinas
abonanzándose por las esquinas

Y yo como emisaria
como alfaqueque de la vieja guardia
llamo de soslayo
pícara a mi bufona de la coleta 
la de coge la pasta y acelerez
mi socia, mi caballo de ajedrez

Con mi falda de cascabeles
bailo por las mesas de los burdeles
birlo carteras
y mango repinchos y judieles

Como señora de mis tierras gitanas
llena de dorados y de vergeles
invito a los infieles, 
a los marineros
de las 7 perras en el bolsillo
a las sirenas saladas,
las de los cuartelillos,
a tomarse unas aceitunas rosadas
del Cabaret del Lagarto pelúo
sino el más bueno
el antro más viejuno

Al humo de los cigarros y puros
de las rotas voces de las negras viejas
yo canto y bailo sobre las "lejas"
Al son del
Pim
Pam
Pum
¡Reviente!

Mientras tocan mi piano andrajoso
los hermanos Marx sucedáneos
de monólogos infames
de risas y de derrames
de hambres y de prisas
calentando tus bolsillos
metiendo el dos de bastos
sacando el as de oros
preparando las mesas
para los decoros
quítole trabajo al Mesonero
de los camareros sin papeles
supervivientes, diablillos y rastreros
carentes y silentes de aranceles

en lo que antes era una sala de baile
hace escasos cinco minutos
cada vez más estrecha y longa
bailan mis piernas una vieja milonga

Y ahí estoy yo oblonga
chismosa y curva
guitarreada caterva de mercheles
obispa de infieles grumetes
eslingas, poleas, cadenas y grilletes
bailes de piernas y de floretes
recuerdo de almohadas y de garetes

¡Chin Chin!

¡Salud caballeros,
damas, sirenas y capitanes sin barco!

Aquí quedamos en el vagón de cola
en el antro más viejo
en nuestro cabaret de goma,
del  maquillado
travestido, digno y verde amigo.

¡Mi único
y sin par ...
Cabaret del Lagartooo!

13 ago. 2018

C’est tout, Marguerite Duras


"Avant et maintenant c’est l’amour entre toi et moi."

"Y.A. : Et après la mort, qu’est-ce qui reste ?
M.D. : Rien. Que les vivants qui se sourient, qui se souviennent.
Y.A. : Vous vous préoccupez de quoi ?
M.D. : D’écrire. Une occupation tragique, c’est-à-dire relative au courant de la vie. Je suis dedans sans effort.
Y.A. : Vous avez un titre pour le prochain livre ?
M.D. : Oui. Le livre à disparaître."

9 ago. 2018

Alegoría del mes de "Agosto con el triunfo de Ceres y el signo de Virgo"

Anónimo
Finales del siglo XVI
Serie de los doce meses del año
Colección Real
(Palacio del Buen Retiro, Madrid, 1701, s.n.; Buen Retiro, 1794, nº 779)
Museo del Prado


Finalizado el tiempo de cosechas, llega la celebración por un trabajo bien hecho y el descanso, desde tiempos inmemoriales  en los campos se sentían agradecidos a los Dioses de la Abundancia, honrarles para asegurar la fertilidad de la Tierra un año más, y hacer una reflexión e instrospección de nuestras acciones desde el solsticio del invierno.
 El festejo tenía un doble propósito: celebrar por los esfuerzos realizados y pedir a los dioses una buena cosecha a futuro.
Agosto simboliza los momentos de calma, el tiempo de introspección y meditación interior, donde dejamos claro a nuestra mente la necesidad de descanso de la energía gastada, y cuál será el nuevo camino a seguir de cara a emprender la cuesta del otoño.

Significado de agosto: m. Octavo mes del año (31 días). Temporada de recolección de granos. Cosecha. Hacer su agosto: fam. Lucrar oportunamente. En el calendario romano los meses empezaban en marzo, hasta que el emperador Augusto llamó al "sextilis" Agosto, en su nombre, mes de recolección y abundancia.

7 ago. 2018

Narradores de amiantos

Desde cuando
observar el amianto
lo convicerte en su propio cbronce
porque uno es parte contagiosa
de la interacción ociosa,
como el olor de ajo,
o las frituras baratas
detrás de los cafetines.
Es uno en esnecia
parte de lo que observa?


"Pues no cambia de suerte
quien muda de lugar
y no de vida y costumbres"

El Buscòn D. Pablos, F. de Quevedo

De desiertos, y paces y nuncios renaces


Solitudidem faecerunt, pacem appelunt

("Crearon un desierto, le llamaron paz".)

Tácito, "Historias"


Por eso hay que ser "guerra"
como el movilizador, el que mueve la tierra
el "agua" o el que da vida, fertilizando las semillas
o el "molino" que la mueve para que no se empantane
el que reparte la fertilidad y concede la oportunidad.

2 ago. 2018

Curiosidades de noches blancas y de solsticios de verano

Las noches son blancas
los solsticios azules
sobretodo en San Petersburgo.

Mis estrellas:

Markab,o el hombro de Pegaso,
nacido del cuello de Medusa, la Gorgona, la Piedra
cuando Perseo la mató en el mar.
Al poco tiempo de nacer
Pegaso golpeó de una patada
el suelo del helicón del que salió un manantial
simboliza la fuente de inspiración poética,
la solidez y la estabilidad entre la turbulencia
la liberación nacida del mal.
Pegaso llevó a Zeus el rayo y el trueno
en agradecimiento, le permitió
que hiciese un viaje libre y sin dueño
hacia el universo y allí se quedó
en una constelación que desde entonces
lleva su nombre.

Betlegeuse en el hombro de Orión
hijo de Poseidón, el Mar y de gea, la Tierra
cazando en el inframundo
con un garrote de bronce
la victoria sobre las muertes de la vida
el fracaso como humilde enseñanza
margaritas brotando entre las rocas.

Mi constelación:

Águila guerrera
trascender el camino esperado,
trasladando a los emperadores
a la tierra de los inmortales
Fortaleza y resolución
para defender a los marginados
desengañados
de toda miserable acción
Sobrevolando las aguas
de la mundana y triste inacción.

Sirenas saladas
musas aladas
de estrellas únicas o ninguneadas

Luna, a veces roja
hace más blancas
las noches
y más ingrávidos
esos solsticios
comunes,
tan azules
de las sofocantes
noches de verano.

De cielos, de aguas, de lunas y de nadas
en medio del firmamento
sobre una playa.

31 jul. 2018

De las realidades

“Es difícil saber si el mundo en que vivimos es sueño o realidad”

Hierro 3, Kim Ki-duk 

29 jul. 2018

La Nani de Alejandro Magno

Cleopatra de Macedonia (ca. 353 a. C. - 308 a. C.) fue hermana de Alejandro Magno e hija de Filipo II y Olimpia de Epiro. Tenía por parte de padre dos medio hermanas, Tesalónica y Kinane, y un medio hermano, Filipo III Arrideo. Se crió bajo el cuidado de su madre en Pella, como cualquier princesa...

Hasta ahí podría empezar una historia como cualquier otra...

Pero en Pella había otra mujer.
Una señora ya mayor, entrada en años, que andaba con la cadera mala, y las rodillas no tan sanas. Con 17 años aquella otrora joven fue enviada a Atenas junto con un joven Aristóteles que ya fue iniciado de niño en los secretos de la medicina, aunque su carrera se encaminó pronto hacia la filosofía. Su misión era ser la ama de cría y lectura de la princesa Bársine, amiga de la infancia del futuro emperador.

Su primera pareja conocida fue Bársine, una princesa de sangre persa y griega, hija del sátrapa persa Artabazo y de la hermana de los generales rodios Mentor y Memnón. En el 333 a.C. Alejandro la capturó junto a los principales miembros de la familia del rey persa Darío. Alejandro mantuvo con Bársine el idilio más largo y satisfactorio de su vida, hasta su matrimonio con Roxana en el año 327 a.C. De Bársine tuvo un hijo, al que llamaron Heracles, en referencia al mítico personaje griego. Hasta que conocio a Roxana, la princesa bactriana de legendaria belleza, ambas fueron las mujeras mas importantes que cautivaron el corazón del gran conquistador.
Ahora esta amiga anciana al que Filipo II (el rey guerrero que unificó Macedonia y padre de Alejandro Magno, descubrieron hace tres años que estaba en la tumba equivocada) llamaba la Vieja Dama, era de niña el ojito derecho de su padre, amigo del abuelo de Alejandro, Nicómaco, médico de la corte de Amintas III.


"En términos de la leyenda, el discípulo de Platón enseñó a Alejandro a pensar como un griego pero a luchar como un «bárbaro», en vista de que los atenienses le habían negado la dirección de la Academia por su condición de macedonio"

El reino de Macedonia, donde nació Alejandro era considerado en la Antigüedad un territorio de bárbaros y extranjeros. Atenas, Esparta, Tebas y otras ciudades estado helenas se negaban a aceptar que lo que hoy forma parte de la Grecia histórica estuviera habitado por compatriotas. Nacido en Estagira (Península de Calcídica), al este de Macedonia, Aristóteles sufrió parte de esos mismos recelos y, de cara a la historia, educó al hombre llamado a someter toda Grecia y lanzarse al corazón de Asia: Alejandro Magno.

No está claro cuánto de próxima fue la relación entre Platón (discípulo, a su vez, de Sócrates) y Aristóteles, así como no lo están las razones por las que a la muerte del maestro su alumno más aventajado no heredó la direccion de la Academia de Atenas.
La leyenda ha querido ver en la decisión de Platón de poner a su sobrino, Espeusipo, al frente de la Academia una humillación hacia Aristóteles y una muestra de cierta aversión entre ambos.


Tutor del hijo de Filipo II de Macedonia

En verdad, la condición de macedonio invalidaba legalmente a Aristóteles para hacerse cargo del puesto, al igual que provocaba el desdén de muchos griegos hacia Filipo II a pesar de su potencia militar. Su historia es la de un rey que convirtió un empobrecido reino despreciadopor Atenas y Esparta, en la gran potencia hegemónica de toda Grecia. Tras pasarse varios años de su infancia como rehén en Tebas, Filipo regresó a casa con la idea de comenzar una reforma militar de los ejércitos macedonios que, partiendo de la tradicional falange griega, añadiera nuevos elementos tácticos para darle más flexibilidad y poder someter a las grandes ciudades griegas.


En 343 a. C, Filipo convocó a Aristóteles para que fuera tutor de su hijo de 13 años. Casi como si fuera una venganza contra los griegos «de pura cepa» que impidieron su nombramiento como director de la Academia de Atenas, Aristóteles dio forma al carácter del hombre llamado a concluir el trabajo de su padre y a atar la voluntad griega bajo un nudo bárbaro, esto es, macedonio.


Por su parte, Aristóteles aprovechó la pequeña fortuna que Filipo le pagó por instruir a su hijo y siguió con sus investigaciones y trabajos durante el resto de su vida. Además de dinero –según relata Diógenes Laercio– el filósofo reclamó al monarca «que restaurase su patria» destruida años antes por los ejércitos macedonios. En el año 340 a. C, Estagira recuperó su forma y comenzaron a regresar sus antiguos habitantes.

En el 336 a.C, sin embargo, Alejandro hizo ejecutar a un sobrino de Aristóteles, Calístenes de Olinto, a quien acusaba de traidor. Dado que las ejecuciones macedonias solían extenderse a los familiares, Aristóteles se refugió un año en sus propiedades de Estagira, trasladándose en el 334 a Atenas para fundar, siempre en compañía de su fiel Teofrasto, el Liceo, una institución pedagógica que durante años compitió con la Academia platónica.

A la muerte de Alejandro en el 323, se extendió en Atenas un brote de odio contra los macedonios instigado por el oradorDemóstenes. A pesar de su reputación como filósofo, el macedonio fue llevado a los tribunales atenienses acusado de impiedad contra los dioses. Temiendo acabar igual que Sócrates, Aristóteles huyó a la vecina isla de Eubea y allí murió un año más tarde de muerte natural. Sería en esta isla donde los habitantes de Estagira fueron a buscar sus cenizas. Como agradecimiento por salvar la ciudad, sus compatriotas enterraron a Aristóteles en su tierra natal y lo honraron como un héroe, salvador, legislador y refundador de su ciudad.

Aristóteles, «de piernas delgadas y ojos pequeños», aceptó la invitación de Filipo II de Macedonia y se encargó de la educación de Alejandro durante varios años. En opinión de un poeta francés medieval: «Le enseñó a escribir griego, hebreo, babilonio y latín. Le enseñó la naturaleza del mar y de los vientos; le explicó el recorrido de las estrellas, las revoluciones del firmamento y la duración del mundo. Le enseñó justicia y retórica, y le previno contra las mujeres libertinas». No en vano, en realidad se sabe poco de su estancia en Macedonia y las obras del filósofo apenas hacen referencia a Alejandro. Como tampoco se advierte su influencia sobre el terreno político. Años después, mientras Aristóteles seguía predicando la superioridad de la ciudad-estado, su presunto discípulo establecía las bases de un imperio universal. El más grande conocido hasta entonces.
Alejandro, el Hegemon de toda Grecia

En términos de la leyenda, Aristóteles enseñó a Alejandro a pensar como un griego pero a luchar como un «bárbaro», lo que, al menos al principio, le valió para someter Grecia. Antes de lanzarse a la conquista del Imperio persa, Alejandro volvió sobre los pasos de su padre para atravesar Tesalia, destruir Tebas y obligar a Atenas a reconocer su supremacía haciéndose nombrar Hegemon, título que lo situó como gobernante de toda Grecia.


26 jul. 2018

Reencuentros filibusteros de mi mejor socio y yo

Treinta años apasaron
de la útlima salmuera
nos reconocimos todos
entre ráfagas marineras

Llegó
huía o moría
ya entonces

Dolor adolescente
de jóvenes valientes
A buenhora llegan
capitanes de mi hornada
metrallas de cascos
y balaustradas

Parado de mí y ante mi sorpresa
salgo reganada no perdido viraje
y los viejos trucos
de los almendrucos
ganándonos la vida a cara o cruz
moneda del diablo mediante
trasegada en la taberna
junto a mi casa del Tío Vinagre

Mi capitàn mi hermano de sangre
mi hawaiano volvió de su Isla
El Filibustero y yo
los mayores carroñeros
las partidas de cartas
las necesarias alianzas

Cómplices bucaneros
madrileños adoptados
de callejones fiesteros
La pelirroja corresponsal en Bruselas
el viejo pirata capitán de fragata y limusina
y Leroy el condenas esquivó las cadenas

Reunión de viejos piratas
de todas partes del mundo
en el corazón de mi vieja casa
Vuelta a ver, éramos los niños huídos
de las callejuelas, los asustaviejas
los ancianos nos reconocieron
devolvimos la vida
los cinco más latientes
de todas las viejas
acometidas.

23 jul. 2018

Bergantines azules


Y entre el amarillo pesado
de la tormenta de arena
mis ojos ciegos de sol
una ráfaga azul de mi reconocido
hielo, mi azulada zarzuela
no corta el mar sino vuela
un velero bergantín.


22 jul. 2018

Invernaliando en el fuego estival


A los que nacimos
bajo la sombra de la noche invernal
en épocas de fríos y pieles congeladas
late bajo nuestra aparente corteza inmóvil
un nudo de fuegos, chimeneas y mantas
una piel acostumbrada a curtirse
para sobrevivir a las durezas de la vida
y a las heladas

Bajo los congelados rios
aguardamos adormecidos
entre nuestros brazos
las semillas aladas
de una impenitente primavera,
recordándole al arrogante verano
que el frescor siempre está a la sombra
de nuestras escondidas alas.

Bajos las sonrisas veraniegas y las prisas
las luces y las sorpresas
las fiestas y amaneceres
siempre invierno aparece al final de la noche
regalándote la quietud de la fresca poesía
recordándote: no me olvides, riega y brota
salta, juega... recuerda, pero no se toca
que a la vuelta de la esquina estamos
preparandote para las nieves

Recuerda el calor
hasta que se te queden blancas las sienes.

Quietud y reflexión
años de bienes,
respuesta vital
después del descanso
de una buena y vital reacción
a la sobreexposición.

18 jul. 2018

Tarta de Certezas

Cuándo me vas a hacer el amor
Amor
Comiéndome a versos
con palabras transitadas
Hilos de lenguas
trampantojeadas

Cuándo me vas a hacer el amor
Amor
sin tus reverencias
de adormecido vespino
El domado ladino
hijo incierto del destino

Cuándo esa sarta de certezas
dejarán de hogar tus corazones
de ceniza y hiedra
tus santos melones
y tus sandalias de piedra

Cuando me dejen tus manos muertas
ya fallecidas
te darás cuenta que siempre
es demasiado tarde
porque la dicha no espera
a la sensata caja de madera

La vida se mueve y aremolina
alrededor de mis descocadas faldas
indiscretas, povorientas
de rodillas al viento
perfectas e imperecederas
incertezas.

Cuándo me harás el amor
en un balcón de tierra
susurrando palabras de piedra
dejándome tiritar
como un yonqui
sin tocarme siquiera

Cuándo desovará tu tortuga en mi playa
repleta de noches nocturnas estrelladas
cumpliendo miles de nadas no pedidas

Cuando me darás miles de besos
tiesos de despedidas, siesos,
que se trasformarán al calor de mi saliva
en húmedas lenguas de serpientes
adormercidas

Cuándo llegarás a la esquina
bajo el farol de hierro
del que vendía cocaína
para robarme el alma
en un cutre bolso de brillantina.

Cuándo la sangre de tus venas
correrán por el agua
como nadan las sardinas

Cuándo enfriarás el ardor
de mis penas, enredado
entre tristes salivas
de los calvarios
de los zombies
apresados

El Amor
no hace el amor
es un voyeurista
que sólo mira.


Y mientras tanto
el olivo sencillo
permanece ahí bajo la aurora
esperando el primer canto
desde el nocturno Búho
hasta la Alondra

Ése canto es el
Ahora.

5 jul. 2018

De hadas, de nadas y de corrientes de aguas


Corazones de hadas
misteriosas
de calas profundas
de simas sinuosas
corazones de nadas

Corazones puros
de tanto humo en sí
que no sabes
si son reales
tiernos por dentro
y por fuera duros
corazones y tripas
y vísceras
claroscuros
que a fuerza de sal
se mantienen
tal cual
impolu
tos


Aguas calentadas al extremo
de corrientes silentes y frías
son sus pendientes

Aguas calientes en la superficie
calentadas y enfriadas
como las espadas afiladas
al lor
de la lava


Aguas de las vías oceánicas
y de los milenarios conductos
de la conexión
sirenas pez o ave
que si las escuchas amas
y si las tocas mueres

Hadas de voces
entre las nohes estrelladas
transoceánicas
oscuras o cristalinas
según refleje la arena
o el sol
pues son
las mismas aguas

No maten al mensajero
sin compasión
pues si son las mismas aguas
qué culpa tienen
que se las vean con distintos ojos
siendo las mismas

Ora en la playa o la tormenta
ora en la lluvia, hielo o río
agua dulce o salada

Ora nube negra ora en la palangana
aguas fluyentes
impenitentes
que luchan corrientes
para no ser apresadas
ni estancadas

Aguas regantes
aguas murientes
Las mismas que te dan de beber
te ahogan
no es culpa de las aguas
ser violentas o salvadoras
sino del uso
que se hicieron dellas

y de las almas
de sus hadas milenarias
de mágicas naturalezas

26 jun. 2018

Undercover girl

Voces saladas

Clamores
de amores
de almas pasadas
si escuchas bajo el mar
leyendas vivas
de miles de años antes
historias de gotas
que cuentan miles de vidas
de aguas remotas

21 jun. 2018

Machadiuscas

"Desdeño las romanzas
de los tenores huecos
y el coro de los grillos
que cantan a la luna.

A distinguir me paro
las voces de los ecos,
y escucho sólamente,
entre las voces, una."

Antonio Machado.

20 jun. 2018

Godardiadas


Godard nos enseñó:
"Una historia debe tener un comienzo,
un medio y un fin,
pero no necesariamente en ese orden"
La diferencia entre la realidad y la narrativa no lineal
es que al artista exigimos coherencia estética y dramática,
y una solución satisfactoria en el último capítulo.

La vida no tiene
soluciones definitivas
ni respuestas que satisfagan.

La ficción
debería
como las musas
si quiere
contentar al público.

18 jun. 2018

Quevedescas



"Arderán tu victoria y tus despojos;
y ansí, fuego el Amor nos dará eterno:
a ti en mi corazón, a mí en tus ojos."


- F. Quevedo

17 jun. 2018

Amor a Proteo



Amo a Proteo
lo amo
sin fundamento
o con deseo

Lo amo tal cual
como el que busca
una sombra un día nublado
la herencia de lo pasado
una búsqueda de lo perdido
o lo encontrado
Está en todos 
y de aquél, una mano 
Lo amo
como el que ama el pálpito
inconsciente de sus propias venas

Amo la roca que besaron sus pies
las orillas que tocaron sus manos
pues entre más siglos ganamos
evitaste una y otra vez a los profanos

Dime mi amor
mi hermano
mi puto
profano
en que espuma abandonó
tu reclamo
qué olvido esconden tus ojos
a quien ofendiste
qué te impidió volver a casa
entre nuestro campo de espigas
entre las brumas del mar
entre aquellas arenosas
islas de Faro

14 jun. 2018

Adposición

La bestia
que clama
permaneció
y se fue

La llama
y el coraje
aguardando

El retiro
transformado
en fusión
y conclusión

Esta
que camina
y calza
desde este lugar
hasta los confines
del Orbe.

De raspas y sardinas

y ante la raspa...
la sardina

Los cien ojos de Argos, el Vigilante


y con mis bocas
no conseguí desgarrar los esófagos
de los dientes dentellados

y con mis escamas
no conseguí deslizarme
lo suficientemente rápido

Pero con mis cabezas
con mis cabezas de Hidra, Hera, Perséfone
conseguí ver mas allá que los cien ojos
de la cola del pavo real de Argos
y vislumbrar las penumbras
en los limites del Hades
aquí en la Tierra

y con mis lenguas
mil y una vicisitudes
entre los pastores
rellenos de tripas
somos capaces de decir
las entes errantes,
mil y una fantasías
entre algunas verdades

... aun así
La Historia
si
la Historia siempre repite
hasta que aprende la lección
del orador
pues los ojos que vigilan
van en doble dirección

De Plinios y de nadas

y así
en una ínfula deslizante
cayó la musa del taburete
Oh vaya!
Dijo la musa
todo al garete

Pero ni musas ni musos dijeron
que no existen tiempos mejores
que los que aun acontecen
pues todo es lo mismo y se repite
ni uno mas uno son dos
ni se les asemeje

Y cayó Plinio diciendo
que la curiosidad va decayendo
cuando el que gasta en palabras
lo ignoran lo silencios
entre los mares y las tierras
la piel fina de las olas
baña y limpia las costas
eternamente
con sus vaivenes

Cuando la curiosidad mató al gato

Plinio, de  curiosidad desmedida vivió hace mucho tiempo.
Plinio el viejo, coleccionista de todo tipo de informaciones acerca de todo tipo de cosas.

“La curiosidad mató al gato”. Cayo Plinio Segundo, al que hoy se conoce como Plinio el Viejo, en contraposición a su sobrino, Plinio el Joven, vivió en el Siglo I y es considerado como un precursor del enciclopedismo y de la ciencia, salvando las naturales distancias que los abismos del tiempo imponen. Lo de la curiosidad no es baladí, leyendo los relatos que han llegado hasta nosostros sobre la vida de Plinio, se observa que era esa cualidad -¿o defecto?- lo que sirvió de argumento a su vida.

"Ya Jenofonte, entre los siglos V y IV a. C., relata en Anábasis (4, 8, 20-1) cómo sus diez mil soldados experimentaron el primer trip psicodélico registrado en la historia. Hambrientos y derrengados, los soldados encontraron numerosas colmenas silvestres a orillas del mar Negro y se apresuraron a consumir la apetitosa miel como postre de su escasa comida. Pronto empezaron a desvariar y se adentraron en una experiencia extraña, que no fue exclusivamente psicodélica y de la que no se recuperaron hasta días después. Plinio el Viejo (Plinio el Viejo, Historia Natural 21, 77-8), que de todo escribió de forma un tanto acrítica y a veces descabellada, se refirió a ella como «miel loca» del mar Negro e indicó que los rododendros y especies próximas eran plantas «mataovejas» y «asesinas de caballos». No se sabía entonces que éstas sintetizaban unas toxinas, originalmente denominadas «andromedatoxinas» y ahora designadas con el nombre genérico de «granayotoxinas», compuestos que la abeja incorpora a la miel desde la planta."

A Plinio le hubiera gustado dedicarse al estudio por el tiempo que le restaba de vida, pero el emperador tenía otros planes. Vespasiano lo nombró prefecto de la flota imperial en Miseno, el imponente puerto de guerra donde tenía sede la mejor flota del mundo antiguo. Ése es uno de los inconvenientes de ser un magnífico organizador, siempre era requerido para cargos importantes. Plinio se lo tomó como una oportunidad para aprender más cosas. Lo que no imaginó fue que al poco tiempo, el 24 de agosto del año 79, el Vesubio entraría en erupción y sepultaría violentamente a las ciudades de Pompeya y Herculano. La lógica y el deseo de supervivencia dictan que lo mejor es mantenerse lejos de catástrofes de ese tamaño. Pero no, cuando todos huían, Plinio decidió tomar varios barcos de guerra e ir a ver “qué pasaba”. Tenía que enterarse de primera mano, anotarlo todo, estudiar la erupción. Llegó con sus galeras a las costas napolitanas y ordenó socorrer a las asustadas gentes, muchos de ellos conocidos de Plinio, que esperaban en los muelles. Todos escapaban del infierno, el cielo era pura tiniebla, caían cenizas y rocas candentes, el aire casi era irrespirable, pero Plinio decidió quedarse y averiguar qué sucedía, claro está, murió de asfixia.

Bellas y "malvadas"?


Curiosidades de la Historia
de las mas temidas del Mundo...

(... y el silencio de su HISTORIA que alguna vez os contaré, desde las mas profundas costas ibéricas, las aguas guardan muchos secretos de la piel mojada que encubre las rocas de mares y océanos. Y de un pequeño archivo de indias, cuya transcripción me llegó al morir un familiar, salieron unos cuantos nombres lejanos, y muchos, muchísimos cercanos, del que ya os hablaré en otra ocasión, al ser mi abuelo mercader navegante, y por tanto un tanto forbante)

MEDITERRÁNEO:
Artemisa de Halicarnaso, la corsaria griega que pudo cambiar la historia
Teuta, la pirata virtuosa.
Lalla Aïcha, la última aristócrata musulmana que llevó el título de Sîda al-Hurra ("Señora Princesa"). Califa y patrona de corsarios.

MARES EN TIEMPOS OSCUROS:

Freydis, la asesina, hija de Erik el Rojo
Alvida, la valquiria del mar Báltico
Sigrid, "la Soberbia"
Aasa, la reina vengadora
Foelke "la Diabólica", la dueña de la llave
Jeanne de Clisson, la leona sangrienta
Jeanne de Montfort, la llama de la pasión.
Santa Juana y sus tocayas

LAS REBELDES EUROPEAS:

La marquesa de Fresne, la aristócrata renegada
Catalina y Ana, dos heroínas cervantinas
Lady Killigrew, su suegra y Juana "la Negra", empresarias, piratas y contrabandistas.
Garnuaile, la irlandesa que aterrorizó a los piratas ingleses
La Bella Molinera y la Viuda Osada, dos corsarias españolas del Siglo de Oro

EL MAR DE LA CHINA

Cheng I Sao (la conocidísima "Nu hai dao" o "mujer que roba en el mar"), Shih Yang, así se llamaba de soltera, con una flota que obtuvo cuando enviudó y fue una de las mas temidas.
Huang Pemei y Lai Choi San (en Macao)
Lo Hon Cho (del golfo de Tonkin)

MUJERES FORBANTES
(mmm... "autónomas")

Wanda, la sacerdotisa pirata
Anita Garibaldi, corsaria por amor
María Cruz Gomes, la negrera portuguesa apasionada

LAS DESHEREDADAS DE LAS AMÉRICAS:

Jaquotte Delahaye, la bucanera que nunca existió
Judith Armande, la ahijada del cardenal
Anne Bonny, la hija rebelde
Mary Read, soldado y pirata
María, Rachel, Mary y Margaret, esposas devotas y feroces piratas.

... y por supuesto


LA PRIMERA ALMIRANTE NAVAL DE LA HISTORIA

Isabel Barreto de Castro, natural de Pontevedra (España) de familia noble, conciliadora de Filipinas y adelantada (descubridora) de las Islas Salomón. Nieta de Francisco Barreto, un marino portugués de quien heredó su pasión por la navegación.

Tuvo que ponerse al mando de una flota española en 1595, en tiemposde Felipe II, cuando falleció su marido, Álvaro de Mendaña, de la provincia del Bierzo. El objetivo de la expedición era alcanzar las islas Salomón -estado independiente de Oceanía-, un viaje en el que Mendaña invirtió todo su patrimonio. Con este testamento, la viuda reclamó el título de Adelantada y Gobernadora, e increíblemente, dada la época, su petición fue aceptada. Ostentó el título de Adelantada del Mar Océano, desempeñándolos desde el galeón Santa Isabel, la nao capitana. Siendo vilipendiada por un portugués traidor, que oso manipular a la tripulación hasta hacerle motin, y cuya cabeza de amotinados tuvo que apuntar, para que no le faltaran el respeto y la tiraran al mar, al ser una aventurera y antetodo, capitán.

«Salir del Perú rumbo al Pacífico en busca de tierras lejanas y desconocidas...
recorrer más de ocho mil  millas náuticas (casi 15.000 km) arrostrando temporales,
privaciones y peligros, es gesta que hoy, la más deportiva de las mujeres, vestida con el actual atavío femenino, vacilaría en emprender; pero intentarlo en pleno siglo XVI, con chupa, jubón, golilla y miriñaque; resignarse al agua salobre y al escorbu- to, viviendo con una tripulación de hombres aventureros, es hazaña que sobrepasa toda imaginación y que solo se encuentra en pueblos como el nuestro, en el que la la fe, el heroísmo, el amor y la osadía sin límites han creado estos seres que tanto abundan en nuestra historia
y que no hubie capaz de concebir la más fecunda de las fantasías» (Bosch, 1943:5).

Los incas habían contado a los conquistadores españoles la existencia de

unas misteriosas islas en medio del Pacífico que estaban llenas de oro, asunto

este que Pedro Sarmiento de Gamboa contaría en su Historia de los Incas. La

leyenda de la mítica Ophir, de la que habían escrito y con la que habían soña-

do Marco Polo y Cristóbal Colón, en el entorno de unas islas desconocidas en

las que se aprovisionaba el rey Salomón, y deLibro I delos Reyes, impresionó el afán aventurero de Isabel.
«... y pronto destacó una joven «de pelo negro, mirada penetrante y rasgos que acusaban energía: Doña Isabel Barreto» (Bosch, 1943:31)
En la tercera aventura de Colon, ciertamente no siendo los primeros en llegar, fueron los únicos en volver ("y no fueron solos") se explica como 30 mujeres a bordo cambiaron definitivamente la Historia del mundo, exportando trigo, inaugurando hospitales y universidades, adaptando el medievo de las guerras europeas, navegando, luchando contra los piratas, manteniendo las rutas comerciales europeas a salvo de patentes de corso, a una nueva visión, donde estaba todo por innovar, una huida hace adelante en la que no tenían nada que perder, pues al ser blanco fácil en la sociedad medieval de la época, quemadas por ser pelirrojas, por causas de honor, empaladas por ser madres violadas, zurdas, o simplemente pobres, simbolizada un salto al vacío, una única oportunidad para morir, o vivir en paz en un mundo desconocido en reconstrucción, donde el derecho romano y una pulserita eran su único bastión.

"Don Álvaro conoció entonces a 
Pedro Fernández de Quirós, navegante portugués y curioso personaje, y le 
ofreció el mando de la expedición, pero este rehusó pues no le gustó la pre- 
sencia de una mujer, Isabel, en la expedición. Al mando de la gente de gue- 
rra, se puso a un tal Pedro Marino Manrique, buen soldado pero de difícil 
carácter, de modo que pronto empezaron los enfrentamientos entre estos dos. 
Aún así, el 16 de junio de 1595, 28 años después del regreso de la primera 
expedición, se hicieron a la mar cuatro navíos desde el puerto peruano de 
Paita, con 368 personas, entre las cuales había mujeres y niños. La nao capi- 
tana se llamaba San Gerónimo, galeón de 300 toneladas, y llevaba a bordo al 
adelantado, a su esposa, al piloto mayor Quirós, al maese de campo Marino 
Manrique y a los hermanos de Isabel, además de dos sacerdotes. La nao 
almiranta, también de 300 toneladas, se llamaba la Santa Isabel y estaba 
mandada por el almirante Lope de Vega, casado con Mariana, hermana de 
Isabel; iba en ella además otro sacerdote. La galeota San Felipey la fragata 
Santa Catalina, ambas de 40 toneladas, desaparecerían junto con la Santa 
Isabeldurante el viaje. La narración del periplo que conocemos, aunque exis- 
ten varias versiones de diversos autores, se debe al poeta sevillano Luis 
Belmonte Bermúdez, secretario de Pedro Fernández Quirós y cronista de sus viajes.

La primera isla que encontró la expedición cuando resonó el grito de ¡Tierra!, 
fue bautizada como Santa Magdalena; era una de las islas luego llamadas 
Marquesas, pero don Álvaro creyó al principio que era una de las islas 
Salomón. El júbilo reinó entre la tripulación y se entonó un solemne Te Deum 
laudamuscon toda la gente de rodillas. Al día siguiente, ya dudando de si 
aquella era la tierra buscada y prometida, los expedicionarios se vieron rodea- 
dos por más de setenta canoas pequeñas en las que venían varios nativos. 
Pronto hubo un grave enfrentamiento cuando los nativos se lanzaron hacia 
todo el metal que veían ante sus ojos. 
Las islas que luego avistaron fueron bautizadas como San Pedro, Dominica 
y Cristina. Poco a poco se convenció Mendaña de que no estaba en las islas 
Salomón, y finalmente desembarcó arbolando el pendón de Castilla y toman- 
do posesión de aquel nuevo archipiélago bautizado con el nombre de islasMarquesas en honor a los virreyes"

"Después de estas penalidades por fin llegaron a la isla de Santa Cruz, y a la 
bahía Graciosa, a 400 km al sur de las Salomón, dado que Mendaña se había 
desviado al Sur entre tres y cinco grados en su navegación. Allí se inició la 
construcción de una población, si bien don Álvaro y su esposa decidieron 
permanecer a bordo hasta que estuviera acabada la construcción. Mientras 
tanto, crecía el descontento y aumentaban las desavenencias entre los fieles, el 
adelantado y los que querían regresar, pues no se había encontrado hasta 
entonces el oro prometido. Para congraciarse con los indígenas, Mendaña hizo 
amistad con el cacique Malope, que no parecía tan adverso a los recién llega
dos. Las muestras de amistad mutua eran muy variadas: intercambiaron sus 

nombres y el adelantado le regaló al cacique una de sus camisas favoritas, 

cascabeles, cuentas de vidrio, pedazos de tafetán y hasta naipes, que los 

isleños se colgaron inmediatamente en el cuello. El momento más interesante 

de esos intercambios llegó cuando los españoles mostraron los espejos a los 

nativos y les enseñaron a mirarse en ellos; a cortarse las uñas con una tijera y 

a raparse con una navaja barbera. Todo esto duró unos días, en los que Malope 
respondió a estos regalos con  frutas y alimentos. Mientras tanto, Mendaña y 
su esposa Isabel, preocupados por la suerte que pudiera haber corrido la nave 
almiranta, mandaron a Lorenzo Barreto en su busca con la fragata, ordenán- 
dole que, al mismo tiempo, rodease la isla para saber dónde se hallaban. A su 
vuelta, Lorenzo informó que Santa Cruz y otra media docena de islas cercanas 
estaban «todas pobladas de gente mulata, color clara», pero que no había 
encontrado rastro de la Santa Isabel."


"Entre tanto Pedro Marino Manrique, el maese de campo, había organizado 
y encabezaba un silencioso motín de los españoles que habían desembarcado 
en la isla y que ya habían construido la población. También erigieron una igle- 
sia con una gran cruz en la entrada, en la que el vicario, Juan Rodríguez de 
Espinosa, ofició la primera misa. La rebelión se debía a que los soldados 
admitían que se encontraban en una isla maravillosa, pero en la que no encon- 
traron perlas ni oro. Mientras, Mendaña, gravemente enfermo de malaria y 
postrado en su lecho en la nave capitana, poco pudo hacer para evitar, por una 
parte, los desmanes de los españoles contra los nativos y, por otra, la guerra 
civil que pronto se produjo entre los partidarios de regresar a Lima, capitanea- 
dos por el maese mayor, y los partidarios de seguir leales al adelantado de su 
majestad. 

Convencidos todos los mandos, junto con doña Isabel, de la traición del 
maese de campo, se celebró una reunión en la que se resolvió darle muerte por 
considerarlo culpable de todo lo sucedido. Así pues, muere Pedro MarinoManrique al grito de «¡Viva el Rey y mueran los traidores!» 

El adelantado se sentía cada vez más enfermo y débil y no había muchos alimentos ni 
mucha agua.  No obstante, el 17 de octubre, todavía tuvo fuerzas Mendaña para dictar su 
testamento: «Nombro a Doña Isabel Barreto, mi legítima esposa, gobernadora 
y heredera universal y señora del título de Marquesado qSeñor tengo». Don Álvaro murió al día siguiente. 

Doña Isabel se había 
convertido en general y gobernadora de la expedición, y 
Lorenzo Barreto, su hermano, en almirante de la misma. 
Pero este también moriría a los pocos días después por 
herida de una flecha envenenada. Su muerte sumió a 
Isabel en un gran desconsuelo. 
Todo ello la convertía en la persona al mando en tierra y 
mar. En aquel momento Isabel Barreto se convertía en adelantada del Mar 
Océano, título que ostentaba una mujer por primera vez en la historia. Así 
pues, la muerte del adelantado creaba una situación de expectación. Por una 
parte Quirós tenía a Isabel por «déspota» y «autoritaria» y, dada la situación, 
temía un desenlace funesto

(Aunque en la reconstrucción de la historia mas parece celoso de no haber detectado tal "rango" de autoridad y que recayera sobre una vulgar mujer, algo que con el tiempo se demostró que hizo lo que él no llego jamás a conseguir...)

Y por fin cambió el tiempo y pudo salir la capitana hacia Manila. Los dos 
hermanos de Isabel desde una parte de la isla de Luzón salieron por tierra para 
buscar abastecimientos, pero, dada la necesidad reinante, los disturbios 
continuaban y doña Isabel tuvo que hacer sacrificar una ternera de las que 
quedaban a bordo. 
La nave llegó por fin al puerto de Cavite el 12 de enero, siendo recibida 
con estandarte real y una compañía de armas. Desde Santa Cruz habían muer- 
to a bordo 50 personas. 
La gente decía que el navío venía de las islas Salomón y que llegaba 
mandado por una mujer, de ahí que se la conociese como la «Reina de Saba». 
Después de tantas vicisitudes, por fin se llegó a Manila, donde tuvo lugar 
un solemne recibimiento. Doña Isabel se hospedó en el gobierno, los enfer-mos fueron llevados al hospital y los pocos sanos acogidos por particulares. 

Y en aquel momento, en Manila, aparece en la vida de Isabel un personaje 

nuevo, Fernando de Castro, hombre todavía joven, valiente, aguerrido y 

pariente del gobernador de Manila, Gómez de las Mariñas. Sus hazañas 

impresionaron a Isabel, y a este le sedujo el carácter altivo y aventurero de la 

dama y también sus privilegios y su fortuna; y así, sus encuentros en el pala- 

cio del gobernador despertaron entre ambos una corriente de mutua 

admiración y simpatía. Transcurrido el año de viudedad, contrajeron matrimo- 
nio en noviembre de 1596, con el ánimo y el propósito de continuar la obra de 
don Álvaro de Mendaña. 

De nuevo surgen divergencias sobre la fecha y lugar de fallecimiento de 

Isabel Barreto. Mientras unas fuentes datan su muerte en 1610, otros la 

alargan hasta 1612 y hay quien la sitúa en el continente americano, mientras 

otros aseguran que volvió a pisar tierras españolas. 


«Las trazas de don Fernando y doña Isabel se pierden. Se supone que él quedó en Madrid, donde murió olvi- 

dado sin haber conseguido privilegio. En Galicia las gentes hablan de un 

Mayorazgo donde vive una mujer ya entrada en años, con sus dos hijos, y 

durante las veladas las madres refieren a sus pequeños unas historias de viajes 

realizados por aquella señora de cabellos blancos que fue doña Isabel Barreto, 

Adelantada de las islas Salomón, conocida también por la Reina de Saba» 

(Bosch, 1943: 143).



Se ha partido de un hecho histórico, y es necesario saber que  el propósito de la ciencia histórica es averiguar los procesos que ocurrieron y se desarrollaron en el pasado e interpretarlos ateniéndose a la
 objetividad en su contexto circunstancial, aunque la posibilidad de cumplir tales propósitos  y el grado en que sean posibles son en sí mismos objetos de debate.



Un saludo.