20 ene. 2019

Pitagóras el asesino inductor, la evidencia y el síndrome de Procusto.

De los Cronos, hijos del Tiempo, y las Famas hijas de la Adulación, se terminan conociendo las historias.


Lo peor de Pitágoras no es que se le atribuyera ser autor de un teorema que ya existía y se utilizaba mil años antes en Babilonia, si no ordenar el asesinato de HIPASO, su más brillante discípulo.

La escuela pitagórica, dirigida con mano de hierro por Pitágoras, creía que cualquier cosa se podía expresar matemáticamente por medio de los números enteros. Pero Hipaso descubrió que la diagonal de un cuadrado de lado 1 medía 1,4142… y este número infinitamente largo no se podía definir nunca como cociente de dos número enteros.

Se les atravesó tanto esta diagonal que a su número decidieron llamarlo “irracional”, cuando los irracionales eran ellos mismos por no entender y admitir su existencia y además les jodió tanto que juraron mantenerlo en secreto. Como al final su descubridor se fue de la lengua, un grupo de académicos lo llevaron una noche en una barca y lo ahogaron tirándolo por la borda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario