25 mar. 2019

El lorito parlanchín

En  mi bodega había
Un chinito mandarín
Mi loro le tenía manía
Se pasaba el día
Calafateando entera
la mampostería

Chino
Chino
Chino mandarino
Le decía

Y aquí entre alcahuetas
Entre visigodos de a pie
Y asesinatos en las cunetas
Entre olas de cien pies
Y los motines y otras tretas

Venía el mandarino
Chin chin
Calafateando el barco

4 comentarios :

  1. Parece que tu chino tenía obsesión para que no entrara agua en la bodega.
    ¡Qué prodigio de versos con sólo dos verbos!

    ResponderEliminar