5 oct. 2017

El vellocino de oro

Para los amantes de una Historia:

Un cuento, un relato, una leyenda, una historia como otra, de Jasón y los Argonautas.

La envidia hacia los hijastros, la superioridad sobre los débiles, los celos, la avaricia y la caída y supuesta muerte de Heles.

Heles, la hermana gemela, cayó al mar desde el carnero sagrado, cayó y murió ahogada, dando su nombre a un estrecho de 2 orillas.

Pero la Historia de la humanidad, como siempre, está tintada de una parte invisible, que muchas veces esconde verdades, algunas de ellas interesadas y manipuladas, otras olvidadas por la débil memoria y la tinta perdida, quemada de una biblioteca.
A través de las partituras no leídas, del olor del viento de la encrucijada, del olor de otro recuerdo extraño en mi alma incrustada, insufló vida propia caliente y amable,
La de un viajante de mar, la de una historia entreveída y conocida por el Gen pendiente, que suele ser el más ausente.

El Toisón de oro, el "bello ocín de oro"...un metal cuyo "bello orín" es del color del oro, metal que fue descubierto y puesto en circulación en el tercer siglo de Aries en un lugar llamado Cólquide...

Al principio, Jasón es el héroe por excelencia. Pero cede al orgullo y olvida a los que le ayudaron. Si bien se casa con Medea para agradecerle su ayuda, cuando vuelve a Grecia se avergüenza de Medea. Los dioses no son indulgentes con los desagradecidos y los soberbios, y hasta Jasón recibe su castigo a través de la venganza de Medea.

Ella lo ayudó, traicionando a su familia y a su patria. Como héroe que era, él no habría tenido que aceptar esa ayuda, y debió luchar abiertamente para alcanzar su objetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario