21 oct. 2017

Madrugadas saladas

Caminaba despacio
por las mañanas
santa cofrade
de las heridas ocultas
superviviente
de mundos ya inexistentes
riéndose de desgracias ya olvidadas
y escarmentadas
acariciaba los reflejos del mar
rotos por el sol y por el viento
y entre tanto y tanto destello
se escondía un cicatriz oculta
en la raíz de su cabello

4 comentarios :