5 ago. 2008

RATCELLAR THEATRE: Phoenix Park, Dublin , Sweet Ireland









"No cameras, please"
así que no tienen
muy buena calidad
fila 13, asiento 13

Más, un montón de señales
premonitorias, no sé si producto
del folcklore irlandés o de algún
cambio sustancial en los biorritmos universales.

Regalado el anillo de Claddagh
un mirlo me siguió un día
los pájaros miraban en la distancia
se dejaban fotografiar curiosos:
gaviotas, cuervos, urracas, cisnes
en Galway asomada a la ventana
una estrella fugaz me despertó
una noche oscura que no llovía.

Roulottes de circo
Espejo de sueños
de pie despiertos
máscaras de plumas
comes colores
los sinsabores
trompetas de ascetas
viejos callejeros
traqueteados poetas
y aún así,
siempre odiaré a los pobres payasos,
recuperadores de sonrisas
en los pueblos de los niños harapientos,
excepto a Charlie Rivel.


La parada de los monstruos

16 comentarios :

  1. jyu san5:03 p. m.

    Por qué odiar a los payasos recuperadores de sonrisas? O incluso a cualquier recuperador. Uno mismo con un espejo puede empezar a cambiar su estado de ánimo simplemente sonriendo sin razón.

    Incluso siendo un mundo de ilusión, una artificial mentira, puede acercarnos al camino de la dicha.

    ResponderEliminar
  2. Querida jyu
    no me gustaría hacerlo, pero no puedo evitarlo, adoro su trabajo, pero su expresión pintada en la cara, hace que no puedas saber realmente lo que refleja su gesto, y eso siempre me ha sembrado cierta inquietud y desconcierto.
    La sonrisa es el arma más valiosa, como tu bien dices, hacia el camino de la dicha.
    Yo misma soy una persona muy sonriente,
    pero esto de los payasos nunca lo he podido evitar, ni desde niña.

    ResponderEliminar
  3. Señor, hace siglos que no veo actuar a un payaso...

    En fin, pero que bien ya "te veo" por aqui, amiga, que satisfaccion.

    Espero que estes disfrutando "de lo lindo"

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  4. Gracias amigo
    siempre al pie del cañón.
    pues en ello estoy, y créame de verdad, si le digo que no me va nada mal.
    He apagado el teléfono para poder enviaros las fotos piratas de Mr. Alquimista, junto con los dos millones de fotos que también he descargado hoy, de las que me han salido 5 estupendas, jaja
    Tengo más propuestas de las que puedo abarcar, pero como los curtidos en el hambre, arramplo con todo, que nunca se sabe cuando vienen las vacas flacas.

    Sabe que he visto momias irlandesas muy interesantes, que hasta se le ven las venas secas(es un decir, todavía no las he estudiado a fondo)?

    Po cierto mi abanico español, ha causado furor en las carreras de Galway (Igual que el Ascot inglés)y en la noche irlandesa, me ha costado horrores recuperarlo, yo explicaba la historia del lenguaje de los abanicos y cómo se usa, sobretodo en el sur.
    Ya le enviaré fotos.

    Encantada de verte amigo!!

    ResponderEliminar
  5. Almantina, comparto totalmente la aversión a los payasos. No puedo con su mueca. Me aterroriza, lejos de hacerme reír, me hace correr despavorida.
    Algo sobre eso escribí en mi blog de la oscuridad hace tiempo... y te aseguro que son muchas las personas que comparten el respeto y el rechazo a estos profesionales... o más bien, a su uniforme...
    Un besito, preciosa.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  6. Dulce Natacha
    gracias por tu visita
    traes olores de natillas y a arroz con leche
    en el fogón de tu cocina.

    El único que me inspiraba profundo respeto,
    era Charlie Rivel, le podía ver bajar y subir de ésa silla
    intentando tocar su violín, me tenía hipnotizada,
    era un poeta de la tristeza alegre, recuerdo perfectamente el día que murió, estuve dos días imitando la silla y el violín (en versión casera de: silla de cocina de esas que el sillín se le deshacía el mimbre, y una de esas guitarras de juguete, de colores chillones, que ponían "España", con cuerdas que se soltaban cada dos por tres, y te daban en el ojo, pooooinnng) las imágenes que pusieron en la tele, pues decidí ser payaso en su honor, aunque pensé que no podría estar toda la vida evitando a mis compañeros de profesión, pues en este país sólo se acuerdan de uno, cuando ya ha muerto.

    Muchos besos guapa!

    ResponderEliminar
  7. los payasos apuran la risa... y la risa no necesita prisa, sólo que la entiendan y le regalen el aire suficiente...

    ay, 'bella', escucho ahora a Mr. Waits...

    un beso

    ResponderEliminar
  8. La risa con prisa
    es sonrisa maniatada, forzada
    enlatada
    sin rendijas ni espacios,
    para el humor inteligente,
    que debe contar
    con la complicidad del espectador.
    Saludos
    Mr Stein.

    ResponderEliminar
  9. Bueno!!!!que te lo has pasado fenomenal, lo has disfrutado y ya estás de vuelta...anda...que ya se te echaba de menos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Hola Gatilla,
    Un "chou" de todo tipo de ave y todo tan circense. Bueno,como que algunos payasos ,los de a pie y los de circo, nunca me gustaron.Dominar el humor internacional algunos como en Charlie Rivel.Si te lo pasaste bien ,o super mega bien,eso es lo que cuenta
    Auroras

    ResponderEliminar
  11. Vaya de vuelta de Irlanda la isla verde ...Que momias viste ? celtas ? .....

    ResponderEliminar
  12. Jajaja
    pues si chicas, me lo pasé estupendamente
    es un sitio al que iré y que no tengo duda en recomendar, quizá un poco caro, pero es cuestión de organizarse, la gente bastante sana y divertida.

    El Show de Mr. Waits impresionante para variar.
    Podíamos hacer un Tour por los lugares de residencia de los bloggeros comunes y amigos, y sitios recomendados de su lugar de residencia jaja
    Sería muy interesante, yo tengo un par de sitios que recomendar siempre.

    Saludos,
    espero que también lo hayáis pasado bien en vuestras vacaciones.
    Me están animando para ir a Roma, pero ya me parece demasiado.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  13. Si Peggy
    momias pero que muy, muy celtas.
    Ya pondré fotos, aunque no sé en donde.
    Tendré que abrir un blog sólo para fotos personales.
    Sigh!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Siempre será sano reír, pero fluyendo con la rosa, no que ella tire de nosotros.
    Un abrazo sonriente.

    ResponderEliminar
  15. qué ilusión cuando eres niño...
    pero ya de mayor yo es como si también les viera algo triste, quizá sólo sea nuestra propia proyección interior hacia lo que ya ha pasado...
    Qué bien encontrarte ya por aquí.
    un beso.

    ResponderEliminar
  16. juliojazz4:04 a. m.

    Las historias de los payasos siempre fueron tristes, la risa de los payasos forzada, y el llanto cuasi risa, el payaso siempre ha sido el mas triste reflejo de la amargura y la desdicha de la vida, de ahí el esconder la cara , es la dicotomía entre la felicidad y la amargura, el poner buena cara aunque sea forzada a los malos momentos, en el fondo, la ensañanza de la apariencia, su ternura radica en la tristeza no en el humor, y en la capacidad de reirnos de nosotros mismos cuando pintan malavenidas.
    El payaso es una contradicción en si mismo. Rivel no pretendia provocar risa, pretendia un soplo de ternura en el corazón y lo conseguía, de ahí su grandeza.
    Que envidia mas sana me das jodia, pero que le vamos a hacer, me alegro de que lo disfrutaras tanto.

    ResponderEliminar