14 abr. 2008

Tamarindus Indica











Hay palabras que sin saber por qué se te quedan grabadas en la memoria.

"Tamarindus Indica"

"Cuidados.- El tamarindo es ideal para plantar en primera línea de la costa, allí donde otras muchas especies no sobrevivirían al fuerte viento salino. No parece importarle la naturaleza del suelo, medra bien aunque este sea pobre, y una vez establecido tolera ciertos grados de sequedad."

La primera vez que reconocí la palabra Tamarindo fue en un libro, que ahora no logro recordar, tendría 13 o 14 años, creo que hasta entonces era una palabra cualquiera, aunque me sonaba con eco, con un leve escalofrío ácido en el paladar.
Cuando probé el tamarindo en una tienda latina años después entonces lo recordé todo.
El árbol., el patio (al que bajaba por una cuerda desde la casa de mi abuela), la prohibición de juntarme con los mestizos, los indios, la criada, todas las tardes bajaba la cuerda escondida a la omnipresente y española hora de la siesta, y siempre había un sitio para mí, las canciones, la guitarra (el cuatro, en un todo similar al llanero colombiano. Es más pequeño que un tiple; de cuatro cuerdas) los raspaitos de tamarindo, mi vieja, seca y querida aya vecina, la selva, las historias de la selva, las 7 tribus del mundo con sus 7 religiones primarias, la de la tribu de los caribes altos y rubios, la picadura de tarántula, las hierbas curativas, el lenguaje indio de mi aya, su nombre secreto, la hechicera, las nanas, creo que recuerdo la letra de una de ellas, una morena y bailarina, otra rubia y fría, la pianola, los muebles coloniales, la enredaderas, la luna llena, la papaya, el maracuyá, el olor a selva después de la lluvia, los sapos gigantes, los zancudos (o mosquitos gigantes alados) ser inmune al dengue, las tardes de peinarme mi aya con un peine de hueso mi larga y negra cabellera…

La llegada a Madrid, el frío, el olor a churros los domingos por la mañana, las monjas, el rosario, las galletas maría de la bisabuela...


“Memoria emocional:
La memoria guarda con más facilidad datos relacionados con alguna carga afectiva.
Éstas a veces pueden desencadenarse ante acontecimientos positivos, negativos, olores o sabores (éstos sentidos al haber sido menos evolucionados en la formación del cerebro primigenio, quedan a veces adheridos a recuerdos que ni recordábamos hasta que no olemos o gustamos la misma esencia que nos afectó tanto antaño).”
Bla,bla, bla ...



El mar, el pescado fresco, el coco con su agujero trepanado, las hamacas en las palmeras de la playa…os enseñaré fotos de la tierra de mi infancia.


Origen del cuatro:

“Los antecedentes de todos los instrumentos nativos de cuerda de la América Latina hispana pueden trazarse a la España del siglo XVI y XVII, la cual, de acuerdo con Cervantes, abundaba de instrumentos tañidos de cuerdas de todos tamaños y configuraciones. También sabemos que muchos de los mismos llegaron a la América en grandes cantidades. Esto fue debido a que los reyes católicos de España encomendaron solemnemente a los colonos a que llevasen instrumentos de cuerda al "Nuevo Mundo" para observar y dispersar la fe mediante la música y que muchos marineros llevaron pequeños instrumentos de cuerda consigo durante las largas travesías marítimas como pasatiempo.”
http://www.mateway.com.ar/cuerdasdeamerica/elcuatro.htm





8 comentarios :

  1. Amiga, magnifica entrada.

    Me ha intrigado tremendamente eso del "nombre secreto" de tu aya...

    Eso requiere de una ampliacion...

    Es un tema que me produce fascinacion: el nombre secreto de los dioses, de los hombres, de las cosas..., que nadie debe conocer...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que interesante debió de ser tu infancia, seguro que tendrás preciosas historias que contar al respecto.

    ¿Donde transcurrió ?

    Un beso desde el Mundo de los Sueños

    ResponderEliminar
  3. Entre Punto Fijo, Coro (ciudad española colonial), la selva de Curimagua (y las cataratas de Ueque), frente a las islas de Aruba y CuraÇao.
    Venezuela, hasta los 5 ó 6 años, edad en la que gané el Premio Nacional de Danza (como el "Menudas estrellas" o "Tienes talento" de hoy en día).
    Gané con un baile tribal, un traje indio-venezolano, hecho por mi aya con tela de saco plumas de loros&pájaros tropicales y cuentas de cristal&conchas. Sólo recuerdo que en ningún momento me di cuenta de que estaba concursando y sólo quería jugar con un teléfono que hablaba cuando le tocabas a varoas teclas.

    ResponderEliminar
  4. El nombre secreto era su nombre original en su "pueblo" o tribu, en castellano se hacía llamar María del Carmen, era la única que quedaba de él y conocía multitud de hierbas medicinales y curas santeras, heredadas de su tía "hechicera" que murió cuando ella era joven. me enseñó muchas cosas pero no me acuerdo de casi ninguna hasta que reconozco algo, supongo que quería que heredara sus conocimientos, si me hubiera quedado más tiempo lo hubiera hecho, pero era muy pequeña, me llamaba "princesa del agua" en su idioma, del cual ya no me acuerdo más que una nana, decía que tenía poderes mágiccos, que yo nací muy vieja en la sexta reencarnación o algo así, y que en la vida iba a sufrir mucho y por eso "Ella" (no sé si Dios o la madre naturaleza o lo que sea) me había predispuesto tan buen carácter (¿? si me viera ahora no creo que dijera lo mismo, jeje), para curtirme en la humildad y en las enseñanzas de la vida, para propagar la verdad de las 7razas y las 7 religiones que se mezclarían y lucharían hasta que se volvieran sólo en una blablabla no me acuerdo de mucho, sólo sé que el apego a la tierra y a los recursos&conocimientos profundos que provee tu entorno y saber defenderte en ellos eran cruciales para la subsistencia del "grupo" que er el centro de todo, lo que más recuerdo es que las mujeres y los hombres no tenían casi diferencias culturales y de enseñanza, los mayores eran muy respetados tanto los "sabios" como "las sabias", eran muy asexuados en el trato por eso me sorprendió en España que los roles de hombre/mujer estuvieran tan marcados y que las mujeres tenían muchas menos libertades que ellos(reuerdo que en el colegio las niñas hacíamos "punto de cruz" mientras los niños jugaban en el patio a la pelota, ese año suspendí "tareas del hogar" porque no me podía concentrar en las puntadas), me hacía gracia porque me chocaba muchísimo.
    Pero si te digo la verdad el "nombre secreto lo ercordé tres años, al cuarto ya no me acordaba de lo que era ni la papaya(en mi colegio nadie sabía lo que era eso, decían que me lo había inventado), cuyos biberones me alimentaron. Supongo que es una estrategia de supervivencia.

    ResponderEliminar
  5. PD:
    Si queréis ver la zona lo podéis hacer en Google Earth y si pincháis en las fotos se harán bastante más grandes y detalladas.

    ResponderEliminar
  6. Tamarindus Indica parece una clave, una contraseña, una fórmula. Lo digo porque hay palabras que producen esa sensación nada más oírlas o leerlas: sin que sepas explicarlo, son como una puerta hacia otro el otro lado. Había en mi ciudad, hace muchos años, una cafetería que se llamaba así: Tamarindo. Al lado del nombre había el dibujo de una especie de palmera... Cada vez que pasaba al lado de ese sitio, a diario de camino al cole, me quedaba un buen rato pasmado mirando la composición.

    Viajaba quedándome quieto. Sigo conservando recuerdos de aquellos imaginarios viajes. Que ahora rememoro contigo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Amiga, gracias por tu comentario. La verdad es que ese mundo del que hablas es tan distinto del nuestro actual...

    Tantas cosas se van quedando en el olvido...

    Una pena.

    Gracias de nuevo, amiga

    ResponderEliminar
  8. Me hace gracia el interés que despierta esta porción de mi vida, la 1ª "vida de las 7" como las de un gato.
    Siempre me he sentido identificada con "El Buscón" D. Pablos, desde la !ª vez que lo leí, especialmente con su final que no olvidaré nunca y me sirvió de consuelo muchos años:
    "...Y fuéme peor, pues nunca cambia de suerte aquél que cambia de lugar y no de vida y costumbres), por lo que intenté cambiar de costumbres. Probablemte no sea exactamente así pero hace por lo menos 15 años que no lo he vuelto a leer (su homónimo femenino podría ser "Vida y Obra de La Buscona Dña. Alma", pero no tiene la misma prensa), mezclado en coctelera con:
    1 "pizca" de Tom Sawer + 1/4 y mitad de mogli(el libro de la selva)+ 1/4 de Momo + 1/2 de "la hija del lobo" y sería algo parecido.
    Y digo que la 1ª vida de las 7 fué una de las mejores, la 2ª mejor no la comento porque no os la creeríais, y la 3ª hago una breve referencia en otra entrada, omitiendo que estuve trabajando de actriz profesional (era la 2ª protagonista de casi todos los papeles) desde los 7 hasta los 17 años en una Cía. de teatro "musical" (que entonces ni estaba de moda) familiar, que hacíamos giras por pueblos perdiddos del sureste de España.
    Que estuve confinada por mi "rebeldía" a pan y tortitas de harina sin sal (verídico jejeje) en lo más alto de la más alta torre 10 años, yq ue con 14 mi profesor de literatura D. Luis Cañizal me regalaba libros a escondidas de mi familia, y elprimero de ellos fué "Viaje a ninguna parte" de Fernando Fernán Gómez, diciendo que era la misma vida que había llevado yo (como efectivamente comprobé).

    Siempre oculté mi estrambótica y extraña suerte, así que me sorprende que alguien se pueda interesar por una porción de vida (jaja y eso que fué la 1ª) que estoy convencida desapareció de la memoria y el recuerdo de los viejos del lugar hace mucho tiempo, casi todos los que me prestaron su silla entonces, fallecieron ya.

    Si seguís interesados en un somero resumen de lo que siguió (omitiendo mi 2ª vida "carcelaria" de explotación laboral infantil como "niña prodigio" oculta entre las sombras, de la que si hablara no saldría títere con cabeza) os remito a una entrada pasada:

    http://vivenciasdelagataflora.blogspot.com/2007/11/hola-soy-la-gata-flora-que-aflora-y-sta.html.

    Es una entrada del 2007.
    Supongo que me traicionó el inconsciente.
    ¡¡Saludos catárticos (o catarsis biográfica de una desconocida)!!

    ResponderEliminar