19 oct. 2008

ESCÁNDALO EN LA CAMPIÑA MURCIANA - II -



Resumen Capítulo I:
Aparece un cadáver con un tiro en la cabeza, es un hombre rico de la zona, vivía en una zona de una residencial inglesa en Murcia, lo encontró una rumana que vivía con él, llamó a la policía. Como los policías locales no están acostumbrados a las cosas raras, han llamado a un antiguo policía inglés jubilado vecino de la zona, que fue con una amiga española muy sagaz, para que la interroguen.

CAPÍTULO SEGUNDO

A pie de las grandes escaleras de mármol había una estancia amplia y confortable. Una biblioteca amplia de muebles modernos imitando estilos antiguos y escalerita móvil para acceder a las estanterías superiores.

Al fondo del salón una chimenea, con un gran cuadro abstracto encima, enfrente de ella un par de butacas anchas, un amplio sofá de tres cuerpos estilo otomano, y una mecedora antigua. El suelo es áspero de pizarra gris, sólo alfombrado en la zona de lectura, en medio de todos los sillones. Sin duda el antiguo dueño tenía un gusto ciertamente ecléctico, pero no dejaba de haber cierta armonía en su conjunto.

En aquella estancia se hallaban dos personas.
Una, muy cerca de la chimenea, con las manos extendidas hacia el fuego. Era mujer rubia, joven, delgada, con aspecto serio y circunspecto, facciones finas y duras, de unos 26 o 27 años.
La otra más retirada, sentada en la butaca, era de más edad, aspecto rudo, grande, de facciones redondas y nariz chata, hablaba con voz fuerte en el momento que entraron todos en la estancia.
- ... Vaya que si. No sabe usté el soponcio que ma dao. 
Ende que te fuîte, no t'he vuerto a vê, hasta eta mañana que he venío, êlomá he salío, ehta noticias eh un sinvivî, me hierve la sangre soico pensá lo que li habrán hecho a ese zagá. Con lo güena persona que era y de güena familia que era su mare. Ay quin lo iba a dehîr. Paece que fué ayer cundo li ví vivico y coleando como los pollicos del corrá...
- ... Señores - respondió la muchacha levantándose enseguida y saludando levemente con la cabeza.
- Señorita Ileana Stoica, ¿cierto? – dijo Mr Fawkes adelantándose.
La chica asintió.
- Y Ud. Naturalmente debe ser la señora Fuensanta.
La señora asintió enérgicamente continuando la conversación anteriormente interrumpida:
- Santi mejó, todos me llaman asín. Pues como le iba diciendo a la Ileana, y pensá que esta mañana estaba yo enrevenía pensando en mi padre que está ingresao en la Arrixaca, que le metieron con una caló y una angustia asín en el pecho y resultó ser el colon, pero no el exploradó, eso del culo, ¿usté me entiende? y yo me pensé pues totá pá faltá por un día, pues tampoco se va a secá el arroyo, pus no tengo ná que hacé y pa como se presenta la mañana, pues vé si es menesté que me quede o si me puedo ir ya, que está el hombre solico y que mi madre está cá la huerta y tampoco sería güeno dejalos sólo mucho tiempo a los dó. Pues e quedao con ella esta tarde a las sái pá yudále a recoger la casa. La pobretica que tié los dedicos malos y…

-Desde luego comprendo, no se apure, ¿le importaría acompañar al señor Martínez a la cocina y contarle lo sucedido?.
Marcharon de la habitación, la señora hablando fuerte sin parar hasta que ya sólo se oyó un murmullo en la cocina.

- Buenos días, soy el señor Fawkes y estoy autorizado a hacerle una serie de preguntas para investigar lo ocurrido, espero que no le importe. Le agradecería me dijera todo lo que pudiera saber respecto a este desagradable asunto.
- No se preocupe, desde luego.
Su mirada serena, fría e inquisidora era desconcertante hasta para un tipo del norte como Richard, acostumbrado a caracteres más cerrados y huraños.
- Llegué esta mañana pasadas las diez y media, ésa vaca gorda y cotilla todavía no había llegado, tampoco es que me extrañara mucho, incumple su horario reiteradamente, aunque debía de haber empezado a las nueve, se habrá dado cuenta que la gente de aquí es ciertamente muy impuntual, aunque ésta concretamente se lleva la palma.
- ¿La tienen contratada desde hace mucho?.
- No más de un mes, pero ya sabe cómo es el servicio en las ciudades de provincias, no están acostumbradas al lujo, y en cuanto ven algo que les parece caro, se lo meten y listo, tienen los dedos muy sueltos, igual que la lengua. Ya hemos despedido a varias por ese motivo. Bajé del taxi y entré en casa, al ver que no había llegado esta señora que no me acuerdo ni como se llama, subí a mi habitación a deshacer la maleta.
No sabía si estaba Pepe Luis. Así que pasé a comprobarlo y me encontré con la puerta cerrada, llamé varias veces golpeando la puerta y llamándole, es raro, no suele encerrarse, es un hombre al que no le gustan las puertas cerradas, dice… decía que parecía que quisieran encerrar secretos.
Así que bajé a por el bolso, cogí el móvil y llamé a la policía.

- Discúlpeme si le hago una pregunta- irrumpió la señorita Villaluenga rápidamente - ¿no pensó que pasaba algo raro si normalmente no estaba cerrada? ¿Intentar abrirla con la ayuda del taxista o tirarla abajo con una silla, por ejemplo?
De repente reparó en ella, la miró de arriba abajo, midiéndose como hacen las personas que están acostumbradas a haber tenido encuentros difíciles y vidas nada regaladas, sus ojos grises verdosos se clavaron fríos como el témpano y reparó sin inmutarse:
- Consideré lo mas correcto hacer lo que hice, y por eso lo hice. Naturalmente no parecía ser una situación corriente.
-¿No hubiera sido posible que estuviera descansando profundamente? ¿O en la ducha?
- Le he dicho a su amigo, que jamás cerraba la puerta, por lo menos, no habitualmente.
Precisó de manera cortante.
- Es una puerta con llave, hoy en día no es habitual que las puertas contengan cerradura. ¿Se le ocurrió mirar por casualidad si podía ver algo?- añadió Richard.
- Pepe Luis era un hombre libre, le gustaba viajar por el mundo, coleccionar amantes, coches, curiosidades y objetos antiguos, quizá viera demasiadas películas de Indiana Jones, no lo sé. Pero no se me ocurrió asomarme por la cerradura porque se supone que si estaba cerrada es porque estaría la llave puesta.

Su mirada rubia y angelical sostuvo fríamente durante un breve y largo tiempo la mirada fija de Mr. Fawkes. Claire se sonrió.
- Me han dicho que es de procedencia rumana, ¿es cierto?¿ Sabía acaso que su amigo poseía una pistola automática?
- Si, no creo que sea importante el origen de mi nacimiento, y si, sabía que tenía al menos una pistola, una de las muchas excentricidades que compraría en alguna parte del mundo, quizá un recuerdo de alguno de sus viajes, la guardaba cerca de su cama creo recordar.

Hubo un largo silencio.
- ¿Notó en algún momento que su amigo pareciera preocupado, estuviera deprimido o enfadado por algún motivo? quizá tenía algún enemigo o enemistad particular ¿sabe si disponía de licencia de armas? ¿si padecía alguna enfermedad incurable o dolorosa?
- No, con respecto a la licencia, supongo que la tendría, no lo sé.
- Señorita Stoica, le agradecería que fuera más precisa, estamos intentando esclarecer las causas de la muerte de su amigo, ¿podría decirnos todo lo que sabe acreca de su amigo y su relación con él?- añadió levemente irritada Claire Villaluenga.

- Bien, conocí a Jose Luis Salcedo de los Ciervos y Andrade hará unos cinco años en una corrida de toros en homenaje y despedida a un torero muy conocido de aquí, nos presentó una amiga común. Entonces estaba recién enviudado de su última esposa. Acababa de llegar de uno de sus viajes, para poder tomarse un tiempo para reflexionar sobre su vida.
Acaba de llegar a la ciudad y vivía con ésta amiga, que próximamente se iba a casar, yo necesitaba un sitio para vivir y él, acostumbrado a vivir en pareja, no podía vivir solo. La ausencia de alguien en su casa le mataba. Pensamos que sería bueno para los dos y nos llevaríamos bien; siendo ambos tan independientes, cada uno tenía su círculo de amigos. Él era más abierto que yo, y por su posición pública en Murcia, estaba siempre rodeado de gente. Mis amigos son de otro estilo, más contemporáneos y artísticos. Probablemente es mejor así, tenemos mucho carácter y no es fácil compartir círculos con gente como nosotros, somos territoriales pero respetábamos nuestro espacio.
- ¿Sabía algo de su vida antes de conocerlo? – dijo Richard.
- No mucho, sé por nuestra amiga común que tuvo dos o tres esposas, que no tuvo hijos, o tuvo un aborto o algo así, no recuerdo muy bien, que su última mujer murió que tuvo muchas novias, y creo que se ha prometido de nuevo con alguna otra rica hacendada que conoció hace un año, le hablo de oídas porque tampoco estoy segura, ya le dije que no le gustaba vivir solo. Sé que su familia era un apellido importante por aquí. Pero él nunca me habló de su vida, y yo tampoco se lo pregunté.
- ¿Sabe cuánto tiempo llevaban prometidos? ¿Si tuvieran alguna pelea?
- Creo que oí hablar de ella oficialmente hace un par de meses o tres, no lo sé, era un hombre juerguista y muy promiscuo, pero no dado a enfadarse, si estuviera saliendo con alguna le aguantaría que le tiraran algo a la cabeza por celos con una sonrisa conciliadora. Él era así.
- ¿Cuándo fue la última vez que lo vio? – preguntó Claire.
- El viernes 10 de octubre, antes de que me fuera de puente por el día de la Hispanidad, creo quedaría con su novia, supongo.
- ¿Le importaría decirnos dónde estuvo, el nombre de sus acompañantes y lo que hizo, por favor? Perdóneme las molestias, pero comprenderá que necesitamos tener y comprobar la mayor información posible.
- Claro, no hay problema, no se preocupe.
Estuve en el Cabo de Gata, con Marieta y su marido Ricardo, luego si lo desea le doy sus teléfonos y apellidos completos.
- Entonces marchó de la casa de ellos esta mañana, debió de salir temprano ¿no es cierto? 
- Si, Ricardo me acercó en coche hasta el autobús y después cogí un taxi, escogí el autobús porque tiene mayor amplitud horaria en esa zona, no pudo traerme porque tenían que trabajar muy temprano- sus respuestas eran rápidas, firmes y claras.

- Comprendo.
- Una pregunta más y espero no importunarle durante más tiempo- añadió apresuradamente Claire.
- ¿Conocía usted a la prometida de su amigo?, y si la llegó a conocer, ¿qué opinión tiene de ella?.
- ¿Importa? ¿Tengo que contestar a eso?
- Hombre, no tiene que hacerlo, es simple curiosidad, pero me gustaría conocer su opinión, si no le molesta, claro - la señorita Stoica reflexionó un momento.
- Bueno, en principio es la típica niña de papá que se hizo mayor y aún no se ha casado, de familia adinerada, ambicionará un matrimonio para abrirse camino entre las “mujeres de” como ella, la típica que va a montar a caballo después de dejar a sus hijos en el colegio de pago y tomarse un café e el club de tenis con las amigas. Una persona artificial y vulgar del montón de las ricas recauchutadas que abundan por aquí.
- Ésos son defectos graves- replicó asombrada y divertida Claire.
- ¿Usted cree? No por aquí, tal vez lo sean para ustedes. Pero Pepe Luis jamás los habría notado, eran su gente y se crió en ese mundo. Quizá era demasiado carismático para ellos, y ni siquiera creo que se diera cuenta de eso.
- ¿Quería usted a su amigo?
- Si. Él hizo sin conocerme de nada, lo que muchos amigos de toda la vida jamás hicieron: confiar en mí. Me alegré que fuera feliz, siempre lo es. Se rodeada de gente de todo tipo, no sólo como él, por lo que tenía gente que le quería por todas partes y ayudaba a los que podía sin que se enterara nadie.
- ¿Sabe quien heredará su patrimonio?
- No lo sé. Ni siquiera si hizo testamento, podría ser cualquiera, era imprevisible y tenía una naturaleza sencilla y adorable - por primera vez, su dura voz se quebró ligeramente.
- Resumiendo: su amigo era un hombre joven de buena familia, rico, viajero, superó una muerte cercana pero ahora está prometido, con un noviazgo feliz y sin aparentes motivos para suicidarse y quitarse la vida. ¿Es así?
- Sí.

En ese momento, salieron los dos de la estancia, dejando a Iliana sumida en sus pensamientos con las manos adelantadas de nuevo hacia a chimenea.


XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

7 comentarios :

  1. Una sugerencia, quizás sería buena idea poner un resúmen de lo que va sucediendo. Me explico, para ti obviamente no es necesario pero para los que venimos aquí puede que si, normalmente leemos varios blogs y puede llegar el momento en que perdamos el hilo de lo que ocurre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Además eso también ayudaría a los nuevos lectores.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado su respuesta en el Foro 20M a lachumi.
    Un saludo,
    Suerte,
    Armstrongfl

    ResponderEliminar
  4. Llamas a la poli y nunca solucionan nada.

    ResponderEliminar
  5. Ok, había pensado en hacer el Blokk (blog + book) en un apartado a la derecha, pero hasta que no pille a alguien experto en páginas web libre, y hasta que no resuelva mi analfabetismo informçatico, creo que será una buena idea lo que me dices, pero yo soy muy heavy, lo mismo alguien se puede molestar:

    "Resumen capítulos I y II:
    Hay un fiambre rico y español, en una zona pija inglesa en Murcia, lo encontró una rumana que vivía con él, y llamó a la policía, la han interrogado. Como los locales no están acostumbrados a las cosas raras, han llamado a un antiguo policía inglés jubilado vecino de la zona, que fue con una amiga española muy sagaz.

    Resumen capítulo III (parte):
    Ahora interrogarán la asistenta."

    Si os parece bien no tengo incoveniente en hacerlo, podría ser en el cabecero del capítulo,como los seriales de mi abuela:

    "Ennn el capítulo anterirorrr nuestro jóven héroe Pitusín es abatido porrr el villano Malandrín... ¿podrá nuestro Héroe salir de la parrilla que le tienen preparadaaa los malvadosss y salvar a la muchacha a punto de morir envvvenennnadaaaa?"

    Con voz engolada jaja , me encantaba, estab toda la semana pesando cómo le iba a dar tiempo.


    Mr Armstrong

    Si. mi respuesta vino motivada por el enfado de un amigo que denunciaba el abuso de una tipa que se dedicaba a hacerse publicidad para que la voten y encima tiene la jeta de erigirse a favor de la verdad y del tongo en las votaciones.
    No soporto las injusticias, así que sin poder evitarlo tuve que ponerla en su sitio sin insultar, eso sí, el problema es que en esos momentos, me sale el humor ácido, no lo puedo evitar, aunque me gustaría ser más diplomática, riéndome y añadiendo el mensaje SPAM que envío a todo el mundo.

    Supersalvajuan
    La policía no es tonta, si ve un cenicero lleno de colillas, piensan..mm sorprendente, mmm
    parece que aquí han fumado, comprobaremos si eso "realmente" es una colilla o una mala imitación. Llamemos al CSI y gastemos el presupuesto del Estado para comprobarlo, nunca podemos estamos seguros, por la inteligencia de un "azezino peligrozoo".

    Eso si, cuando vienen.
    Saludos gatunos!

    ResponderEliminar
  6. Eres el primer blog que leo esta manyana, al despertar de mi suenyo con mi cabeza reposando en mis almohadas de plumas de delfin, y pues vale la pena leerse no solo este, sino los otros 2 que como te habia dicho me habia perdido debido a mi ausencia mesuna, paso de leerme los resumes ( porque tengo tiempo de leerme lo otro ) que asi le cojo mejor el hilo. muy granda tula eh.
    Gracias por tu voto, ahora subi de 8,765 a 8,625 haha, si puedes pasame el link del blog de tu amigo, que te dije le iba a votar pero no lo encuentro en el maravilloso sistema de busqueda de 20blogs.
    Que pase usted muy bien y estamos en contacto, una vez mas, me declaro tu fan (awwww que tienno quedo eso lol )

    PD: de mis errores aprendo, ahora copio el texto este antes de publicar no sea que me haga lo que siempre me hace y pase un enfado inecesario por tan temprano

    ResponderEliminar
  7. Listo, he votado a tu amigo, yo no tengo ningun amigo que tenga blog, bueno si, pero esta en categoria personal y solo lo hizo para votar en mi, soy asi de solitario y abandonado me pondre a pedir votos en lso forums diciendo que soy madre soltera y necesito para el premio para mantener a mis 12 ninyos, ya que por lo de ser meretriz nadie cae, ni diciendo que soy analfabeta, tengo que usar tacticas diferentes, la proxima sera que el premio sera para un orfanato de ninyos ciegos, hay que jugar sucio lol
    respecto a la documentacion, todo tipo de informacion, observacion y opinion es bienvenida.

    ResponderEliminar