7 sept. 2008

NADERÍAS, HABLADURÍAS Y EL IMPULSO DE LA RAZÓN.

Goya es el mejor grabador de la historia del arte español, junto a Ribera. A través de sus estampas, especialmente con los Caprichos, realizará una interesante crítica a la sociedad española de la Ilustración. La serie de los Caprichos consta de 80 grabados realizados entre 1793 y 1796, poniéndose a la venta el 6 de febrero de 1799. Fueron ejecutados empleando aguafuerte y aguatinta pero la importancia de esta obra no radica en la realización sino en el contenido de sus imágenes, consideradas peligrosas para la época por su mordacidad. Toda la sociedad es criticada por el artista: la educación, la religión, la nobleza, la prostitución y un largo etcétera, por lo que intervino la Inquisición. Para evitar problemas con el Santo Oficio, Goya regaló las planchas y los ejemplares sin vender a Carlos IV a cambio de una pensión para su hijo Javier. El sueño de la razón produce monstruos iba a presidir la serie en un principio, relegándose al número 43 en la edición definitiva. El pintor cae rendido sobre su mesa de trabajo, rodeándole una serie de animales, sus propios monstruos y fantasmas. Con esta imagen querría indicarnos cómo la razón libera sus fantasmas durante el sueño, a través del subconsciente, por lo que se supone un anticipo del Surrealismo. También podría aludir al deseo del artista por desenmascarar todos los monstruos de la sociedad a través de sus estampas, destacando así el poder de la razón sobre las tinieblas de la ignorancia, filosofía característica del pensamiento ilustrado.

Naderías y habladurías

A veces, hay personas parecidas a mí,

bla, bla, bla...

chispeantes , enérgicas y divertidas aparentemente que en el fondo ocultan una notable timidez y reserva, una dificultad para expresar sentimientos, escondidos bajo una aparente frialdad o indiferencia, tras esa careta, es posible que se esconda una persona que valora y respeta, por el simple hecho de pasar a formar parte de ésa órbita íntima de plena aceptación sin censuras ni prejuicios, pocas personas con el instinto fino que pasan esas barreras invisibles e infranqueables que sólo se encuentran en nuestra mente.

Hay personas con gran mundo interior escondido a las miradas aviesas, dispuestas a realizar todas las fantasías intelectuales, emocionales o físicas que le parezcan atractivas, pero con la compañía de semejantes en los que hayan depositado previamente toda su confianza, o quizá una intuición certera fuera de toda sospecha y guarde reserva absoluta con respecto a los secretos que ese mundo encierra.

Seducción por lo no aparente, por lo que se pueda encontrar más allá de lo que podríamos ver, que abre las puertas a un mundo desinhibido y abierto, en el que se necesite profundizar, buscar toda la información sensorial e intelectual al alcance de uno mismo y ponerlo en práctica. Buscar las limitaciones y abordarlas, moldearlas para descubriri connuestro instinto nuevos territorios que quizá jamás nos hubiéramos planteado que pudiéramos explorar, cada uno indefectiblemente, con su paso , va encontrando su camino intrínseco, su estimulación máxima àra poder ser completado en uno mejor de sí mismo.

Pelea de egos, pelea de imaginería y comunicación, no necesariamente verbal, o inteligente.

Quizá no necesiten de mucha utillería, quizá dependa de la calidad, de las notas, del momento, de la canción, de una situación concreta caída al azar como pez, quizá dependa del ritmo intrínseco y la perfección en la sensualidad de los roces, del movimiento, de los olores, y de la seducción inteligente de la palabra, de la complicidad y la pillería pícara, quizá

El quitar límites a las emociones y fundirlas bellamente insertadas en las barreras físicas y corpóreas hasta que los deseos se hagan sueños reales y las sensaciones se queden complacidas, física, estética y sensualmente.

Es posible que todo sea un juego, y es posible igualmente que la satisfacción emocional y mental sean tan plenas, que la exclusivamente física no sea más que un preajuste corporal terrenal mundano, quizá uno más de un sinfín de posibilidades, quién sabe.

Quizá el placer en la satisfacción del intelecto, más allá de los sentidos, en sí mismo dependa de los sueños más profundos uno mismo y de las inquietudes del momento.

Es posible también, que haya personas que exigen el derecho de la libertad tan intrínsecamente, que no toleren limitación alguna a sus modo de pensar o sentir, cuya diversidad de expresión les resulte absolutamente esencial, los cambios y cuantiosos puntos de vista enriquecen su alma y adopta una perspectiva tridimensional a su conocimiento del alma, por lo que los viajes se representan como fundamentales y educativos, sin estrechez de miras, sin rutinas, vistas como manera tediosa de hacer lo mismo, por eso nos dan seguridad en la supuesta “permanencia” del tiempo, pero para que no nos estreche en un vagón con raíles, se hará necesario variar levemente la manera de hacerlas, para oxigenar el cerebro y hacer vibrar el espíritu de una manera vivificadora y sanadora.

 

Cuando intuyes la esencia innata del afán de libertad personal y territorial, de otras raras avis, se pacta un acuerdo implícito y tácito de equitativo respeto de las necesidades existenciales y singulares de cada uno.

 

Cuando Margueritte Durás rebautizó a su joven amante y lo convirtió en el  alterego de un personaje literario, las gentes de entonces se escandalizaron.

Los caballos de Tarquinia y se conocieron, se necesitaban, él era un espíritu embriagado diligente y torturado por la certeza de un vacío, con la necesidad de desarrollarse, ella era excesivamente áspera e indómita hasta para sí misma, para las necesiades sociales comunes,  de cualquier vida diaria.

Se necesitaron se autocompletaron y aún con sus extraños caracteres, sus heridas se fueron forjando magistralmente en una venganza exquisita postmortem del amante, convertido ahora en amado.

 

Quizá por eso dicen que los opuesto se atraen, los magmas interpersonales se enriquecen unos de otros, las carencias de unos se autocompletan en los excesos de otros, quizá, ese magma blogero, no es sin más, una unidad microbiológica de la vida, de la relación unicelular con otros individuos, componiendo un compost de un colectivo , de muchos minimundos unidos invisiblemente por otros lazos completadores.

La excesiva energía del uno es sedada por el pragmatismo del otro.

La huída del estancamiento y la rutina, de la presión social hipócrita, y las limitaciones para desarrollar su personalidad es vapuleada por la risa adolescente y el sumergimiento en lo profundo de las cuevas marinas del otro.

El invierno y verano extremos, se convierten en otoño y primaveras matizadas por los términos medios de la prudencia y el conocimiento de la realidad.

Esa búsqueda, marcada desde una avidez por probar nuevas experiencias, descubrimientos y definiciones a la resignada injerencia del tiempo del que ya no se sabe si se esperará nada.


EL IMPULSO DE LA RAZÓN 

Toda una gama cromática entre la búsqueda y la desesperación de microuniversos complejos.


La necesidad de compartir la sensación en el espacio.

El equilibrio infinito e impermanente

entre el impulso y/o la razón.

 

10 comentarios :

  1. Prefiero el impulso, la pasión, la espontaneidad. Siempre.

    La razón me aburre, y los intelectos cada vez me resultan más aburridos, porque lo que a mí me interesa no lo sabe nadie.

    Y al final me cansan, prefiero guiarme por los sentimientos.

    Sin duda.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Buenos lo sentimientos nunca engañan
    y si lo hacen, quizá durante un instante
    fueron verdaderos o por lo menos se creyó genuinamente y en ese momento que eran así.

    La intuición si se afina nunca suelde dar sorpresas muy gordas.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. La razón y el impulso, en su justa medida. Goya, un crack.

    ResponderEliminar
  4. Las justas medidas entre unos y otros son tan distintas...
    Goya un talento español que no supo callarse porque no podía dejar , sino de ver, la realidad, y tal cual la expresaba, pese a los intereses mundanos que le exigían mirar hacia otra realidad inventada, "la conveniente".
    Pero uno no puede dejar de ver la verdad si se es medianamente sano o humano y denunciar a los responsables de tanta hipocresía cancerígena.
    Hoy en día estamos en las mismas, pero no es tan fácil mirar con autocrítica, pues la gran mayoría carece de fuerza y entusiasmo para poner el dedo en la llaga, quizá el qué dirán, esa Inquisición, se haya absorbido tanto, que no hace falta ni que exista presencialmente, la propia gente ya no sale de sus marcas preestablecidas, aunque me da a mi que se está empezando a ver un cambio de corriente en las magmas profundas.
    Un justicia intrínseca en el imaginario personal y universal.

    Como decía Salvador Dalí:
    "Lo ultralocal es ultrauniversal".

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Vale si, a veces soy un poco petarda jaja

    ResponderEliminar
  6. Almantinaaaaa, estás intelectual del todo, es lo que tiene septiembre jajajaa, después del duro verano...jejeje.
    Goya me parece genial, me encanta todo lo de la época Goya y su obra, aunque a veces se escape a la razón!!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. "El sueño de la razon produce monstruos", que tremendo Cuento Minimo este que Goya creo.

    Es una verdad como un templo.

    Un abrazo, amiga, y gracias por recordarnoslo

    ResponderEliminar
  8. Holaaaaa.

    Que decir me encanta Goya.

    Que post más interesante.
    Se siente pasión..
    espero que estes bien.
    abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Me has dejado sin palabras... leia y releia y reconocia personas... sentimientos... situaciones...

    Un texto increiblemente interesante Almatina. Me ha gustado.

    Soy persona de impulsos, apasionada, de sentimientos a flor de piel... pero... tenía que haber un pero... la razón a veces se me impone por encima de " mi misma ", cuando están en juego los intereses de otros que dependen de mi...

    Aunque cada día que pasa pienso que esto debe de dejar de ocurrir...

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. ya! que animada conversación forera! y yo que lo había escrito para induciros a un sueño profundo!

    Sara
    Son de estas cosas que te pasan por la cabeza y un día sin darte cuenta las escribes, pensamientos encadenados. Será la Vuelta al cole del cortinglis, tienes razón, es lo que tiene septiembre.

    Antiqua, como decían en mi pueblo, a gran entendedor, con pocas palabras bastan, los cuentos mínimos, especialmente los de los genios, son implacables.
    En este país hay mucho talento, si no estuviéramos tan ocupados despotricando y tirándonos piedras los unos a los otros, lo mismo toda esa energía y mala leche bien encauzada sería más productiva, y nos iría mejor, mira a Michael Phelps, de niño hiperactivo a plusmarkista mundial, pero eso en este país, es como ver un partido de fútbol o el telediario en un bar en silencio y sin quejarse, una ilusión todavía, pura falacia jaja

    Pier
    la pasión es un elemento vital,
    la energía hay que gastarla del todo para poder comer, dormir, vivir y sentir mejor, como las baterías, si nos las descargas completamente, siempre están funcionando a medio gas, como muchas personas, por desgracia.


    Vaya Pizarr,
    mira que siempre lo he intuido, pero no sabía si la mentalidad correcta y analítica de buenas maneras y enjuiciamientos cegaba en parte ese espíritu de exolradora y conquistadora, para ir más allá, es como si tuvieras un comportamiento de búsqueda de emociones y experiencias.

    Creo que te pasa como a mi (y también que hay una tiidez latente que hace que no provoques más cusas, ésas décima de segundo que hace que formes parte de esa película que se desarrolla delante de tus ojos, o que te mantengas como espectador, ¿no te ha pasado nunca?, situaciones en el tren o en el metro o en un lugar, que provoca que conozcas gente y pases anécdotas únicas y divertidas o que sigas por tu camino con la sensación de que podría haber pasado algo diferente, esa duda es la que no nos deja participar, lo mejor es tirarse siempre al 1er impulso, aunque a veces vemos la situación lo suficientemente tarde como para que ya esté fuera de "plazo"): provocas que pasen cosas a tu alrededor, situaciones curiosas y extrañas, una especie de magia simbiótica y temporal, una mirada especial que hace que la gente de tu alrededor, especialmente si son desconocidos (pues así no hay enjuiciamientos a priori), se sienta diferente y pasen cosas extraordinarias o por lo menos en las gentes que tienen cierta percepción para los magnetismos extraños en otros lugares.

    También me ha pasado al contrario, estar en un sitio y notar una situación de tensión intrínseca y percibir que no encajas y que no te dejan encajar de ninguna manera, porque supones un peligro para la estructura social "local" una especie de conservadurismo intrínseco en situaciones estancadas que puedes mover inconscientemente por tu manera de ser y que no interesa que las muevas, notas a los animalitos en cuestión "encrespados y bufando con las agallas del cuello hinchadas como los lagartos), lo mejor es tranquilamente dar muestras de respeto e ir en retirada discreta jaja.


    Como me dijo un moro viejo en Granada que pintaba mi nombre en árabe: Alma = Roh, eres una transformadora (yo pasmada como siempre que pasan cosas extrañas, a veces vivo en épocas de perplejidad constante, no sé si esas cosas sólo me pasan a mi con esa frecuencia, o si es que giro biorrítmicamente a un nivel más lento) puedes usarlo para bien, pero te va a dar muchos problemas, mucha gente tiene miedo al cambio, porque lo asocia a lo diferente , y lo desconocido da miedo, se socia a que las cosas pueden ir a peor, no a mejor, dice, la gente con mente conservadurista en ese aspecto se equivoca, las costumbres son buenas, pero si no se mueven y se adaptan paulatinamente se mueren, hay que saber equilibar.

    Me di cuenta que ese viejo me hablaba como si me conociera de toda la vida, que en Andalucía se siente una sabiduría antigua y milenaria y que no se sentía extraño sino en su propia casa, a mi que me intentaba comportar como los guiris.
    Aquí todos los turistas que esperaban que les hiciera sus nombre (aunque en ese callejón no había ni San Zeus 5 minutos antes) me miraban como si yo fuera un tomate rojo en una ensalada muy verde, la típica situación de querer pasar de incógnito y todo el mundo se te queda mirando como si tuvieras un foco enchufado en la cabeza, como cuando entras en una tienda vacía, a los 5 minutos se llena de gente, te vas y se van todos, vas al único puesto que no hay nadie y al rato ya están las marus viendo a ver qué es lo que estás buscando a ver si se pueden adelantarte. Yo tuve una amiga mora que me djio que a su madre le pasaba lo mismo. ¿Os pasa a vosotros?

    Te compras las típicas botas viejas en un mercadillo que pasaron de moda ahace 100 años y los 3 meses está de moda, vas a un mercado y piensas: mmm necesitaría un modelo de frasco un poco más pequelo, con las letras más grandes y tapón de rosca, sería lo ideal, y alos 3 meses te lo encuentras en la estantería, o pensar es raro que todavía no hayan reparado en poner papeleras aquí y aquí y un puesto de zumos de fruta fresca y un gimnasio de este estilo, y antes del año ya lo tiene ahí. Me pregunto si habrá una microcámara como en la película de "El show de Truman" y todo el mundo sabe quién eres menos tú.

    Son épocas, creo que depende del magnetismo, hay épocas en cambio en la que soy invisible, parece que la gente pasa a través de mi y no me ve, estás en la cola y ni se dan cuenta que estás, pides un café y atienden a todo el mundo pero parece que tienes cara de silla porque no te ven.
    Otras épocas en la que todo el mundo te respeta yte trata como si tuvieras 50 años y fueras la sobrina de la rein, y otras que debes ir con el guapo subido, porque te hacen descuentos, miran lo que llevas con envidia las mujeres y los ojos como platos los hombres, lo curioso es cuando el día anterior tenías el día invisible y sobretodo al principio, te miras hacia abajo para saber porqué coño te mira todo el mundo, si es que tienes un lamparón gigante y te miran con esa cara de condescencia cómplice (como diciendo póbrecita, no se ha dado cuenta que tiene perejil en los dientes, o se le ha olvidado quitarse la etiqueta, y miente quien me diga que no le ha pasado nunca, bueno yo también soy un poco más torpe de lo normal, lo bueno es que tengo sentido del humor, eso sí) o es que te has dejado la falda en casa jaja
    La visibilidad y la invisibilidad humana, como en " Hierro 3", esa bellísima película coreana, y eso sí lo aprendí en la selva, uno puede hacerse invisible si quiere, pero creo que tendré que entender primero los magnetismos para poder dominarlos.
    Sigh!

    Bienvenidos!, bichos raros de mundos rarunos, personales, gatunos o perrunos, mundos sombreados, ensombrados u olvidados!
    En esta extraña ensalada, cada uno tiene su sitio.
    Pasen y vean
    el Gran espectáculo
    que es el mundo!!
    Abran las ventanas de su alma!
    aireen las estanterías de la falsa calma!
    enfoquen los ojos
    y tiendan sus corazones con pinzas
    Pues no es más que este,
    el del día a día,
    el espectáculo más complejo:
    intrigas, envidias, amores, traiciones...
    hay algo más extraño y real que nosotros mismos?

    Realmente nos conocemos tan bien?

    ResponderEliminar