8 jul. 2008

Glitter and Doom


Crónica nocturna
de la precisión
y la prestidigitación
ó
cómo bailar la polca
con zapatos viejos.


San Sebastián
Barcelona

4 comentarios :

  1. San Sebastián y Barcelona, eso creo

    Tom Waits siempre tuvo una llave, se mueve de un lado a otro como prestidigitador... y no usa trucos

    haga lo que haga, nunca comete fallos... se desliza como si debajo siempre hubiera red que le protegiera de descalabros

    un beso

    ResponderEliminar
  2. Que vuele la arena. Y el sombrero. Este tipo se enjuaga la boca como yo, con la mejor ginebra del mundo. Eso son aullidos en mitad del bosque. Y punto.

    ResponderEliminar
  3. La red
    de sorber y gastar hasta la última gota de vida.
    La inquietud
    del curioso impenitente
    La épica
    de la verdad burlesca
    cabaretiana
    caricatura de la vida
    la melancolía
    del puñado de amigos
    expandiendo poesía a bocados
    la elgente balad del jazz
    el mestizaje de los buenos cóckteles
    aromas rasposos
    de lenguas viejas de lijas
    emociones descritas
    en papel de estraza
    experimentar
    complejidades
    jugando con la inconsciente
    verdad de los niños
    garndes de la noche gatuna
    impregnante
    surrelista
    Cuya madre
    curiosamente
    se llamaba Alma

    ResponderEliminar
  4. Waits es el zorro viejo, que no anciano, que no necesitó el paso del tiempo para envejecer, ya nació viejo, esos ojillos pequeños y expresivos , que atraviesan lo material escudriñando cualquier rincon de lo imperceptible... esa sabiduria para incendiar lo establecido y que le sea perdonado, por hacerlo con suma clase... que envidia me das jodio.

    ResponderEliminar