13 jul. 2008

El Collar de la paloma Capítulo II (parte I)


Obviando que anteriormente tenía previsto hablar del capítulo VI siguiente al anterior,
viendo las imágenes de la ciudad de Játiva, he preferido comentar un capítulo más hermoso,
que hace una fina descripción de "señales" del amor que descubren al ser humano enamorado, y empieza así:

Capítulo II: Sobre las señales del amor

"Tiene el amor señales que persigue al hombre avisado y que puede llegar a descubrir un observador inteligente.
Es la primera de todas la insistencia de la mirada, porque es el ojo puerta abierta del alma, que deja ver sus interioridades, revela su intimidad y delata sus secretos. Así, verás que cuando mira el amante no pestañea y que se muda su mirada adonde el amado se muda, se retira adonde él se retira, y se inclina adonde él se inclina, como hace el camaleón con el sol. Sobre esto he dicho en un poema:

Mis ojos no se paran sino donde estás tú.
Debes tener las propiedades que dicen del imán.
Lo llevo adonde tú vas y conforme te mueves,
como en la gramática el atributo sigue al nombre

Claro es que estas señales aparecen antes que prenda el fuego del amor y el calor abrase y el tizón arda y se levante la llama, porque, una vez que el amor se enseñorea y hace pie, no ves más que coloquios secretos y un paladino alejamiento de todo lo que no sea el amado.
Unos versos que tengo compuestos en que se declaran reunidas muchas de estas señales, y de ellos son los siguientes:

Cuando se trata de ella, me agrada la plática,
y exhala para mí un exquisito olor de ámbar.
Si habla ella, no atiendo a los que están a mi lado
y escucho sólo sus palabras placientes y graciosas.
Aunque estuviese con el Príncipe de los Creyentes,
no me desviaría de mi amada en atención a él.
Si me veo forzado a irme de su lado,
no paro de mirar atrás y camino como una bestia herida;
pero, aunque mi cuerpo se distancie, mis ojos quedan fijos en ella,
como los del náufrago que, desde las olas, contemplan la orilla.
Si pienso que estoy lejos de ella, siento que me ahogo
como el que bosteza entre la polvareda y la solana.
Si tú me dices que es posible subir al cielo,
digo que sí y que sé dónde está la escalera."

Este largo capítulo lo resumo y le hago poda estival, solaz y veraniega, pues destaco en él lo más bello y exquisito para mí, dejando al lector curioso, si tiene interés en querer conocer el secreto de lo que aumenta y acontece, observar el resto del capítulo, con sus propios ojos en otro sendo libro del mismo nombre, si en él desea descubrir todos sus tesoros.
Y añado de mi cosecha pues:

Si el amor se asienta en el alma
no tiene sino huella de una enfermedad
un comportamiento extraño en él,
una convalecencia lánguida,
aletargado y vigorizado en extremo
que no es sino
síntoma de la preparación del cuerpo
para lo que ha de sobrevenir al alma
y lo que aconteciere en el futuro:
Dolosas calamidades
tormentos en las entrañas
y placeres en los tormentos.

Y mañana prosigo,
con otras interesantes señales al respecto,
de las que ya se hacían eco
hace unos mil años antes que ahora.



10 comentarios :

  1. Verdades vitales ....bestias heridas y placeres en los tormentos ...menos mal que como el constipado pasa pronto ...lo siento hoy estoy esceptica:)
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Tengo una apuesta con un amigo:

    Él dijo
    las mariposas duran en el estómago 6 meses

    Ella dijo
    no sabes cultivar mariposas

    Él rectificó después
    he repasado mi teoría y creo que son 24 meses

    Ella dijo
    no creo
    1 día, 1 mes, 1 año, 100, una vida o la eternidad
    que más da.
    Son bellas las mariposas y revoloteadoras.

    Él dijo
    no te creo

    Ella dijo
    eso es fácil de comprobar
    si dura mas de 24 meses gano yo

    Él dijo
    dentro de 24 meses te llamo

    Ella dijo
    ...

    Él se fue

    Ella vio dolor
    en sus ojos
    angustia
    la muerte en el deseo

    Ella sabía que la dama era afortunada

    Ella sabía que no se equivocaba:

    en su pecho tenía indeleble
    la llave de fuego
    sus andares raídos
    abstracción malherida
    pendía la pesada cadena
    desgarro de la pena
    semblante oscuro y demudado
    en sus ojos asomados
    vio los de ella
    vio sus labios rojos
    y lo notó
    conquistado y derrotado.

    Saludos amigo,
    amigo enamorado.

    ResponderEliminar
  3. el ojo puerta abierta del alma

    pero dónde se asienta el amor ?

    sea cual sea su cubículo, anida durante el verano de las almas, en el invierno echa a volar y emigra hacia ojos más favorables

    el amor es eterno, pero muda de corazón en corazón... una vez alcanzado el cielo conviene no perder de vista la escalera por la que subimos...

    un beso

    ResponderEliminar
  4. Quizá haya muchas escaleras
    todas bellas e interesantes
    pasadizos
    sumergibles
    aéreos
    laberintos oscuros y extraños
    amores y desengaños
    por los que debemos pasar
    pero sólo una
    nos conduce a la puerta trasera
    al jardín prohibido
    donde nada tiene sentido
    y sin embargo
    todo encaja
    nuestra silla
    nuestro faro
    la atalaya
    donde de repente
    todo se vuelve claro
    quizá la descubres
    cuando al pisar el peldaño
    hace
    "click"
    el travesaño
    y descubres que ya nada es igual.
    Pero es cierto
    la esencia del amor
    es la misma
    se enriquece
    generosa
    se curte e inmuniza
    contra peligrosos virus
    y aún así
    no deja de ser
    bellamente
    mágico.

    Como todo
    la carta ganadora
    si es que existe
    se puede sacar a la primera
    o terminar la baraja y no encontrarla.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Almatina, por fin recupero tus letras. llevo media hora poniéndome al día.

    Me encantan estas últimas entradas. No me extraña que ese libro sea tu amigo del alma.

    Siempre he prestado muchísima atención a las señales, no solo del amor, sino de la vida en general y es bien cierto que a menudo hablan más y mejor que las palabras.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Quizá porque en las señales
    influyen más sentidos
    que en las palabras,
    que a veces se quedan cortas
    en adjetivos
    ¿cómo describir el olor de la lluvia
    veraniega, como la de esta tarde, en la hierba
    la fuerza del agua y su desaparación completa a las dos horas de sol, como describir que el olor cambia
    y se vuelve más verde y huele más a tierra fértil?

    Los sentidos
    completan la información
    que las palabras
    sólo describen someramente.

    Besos Pizarr,
    en tiempos veraniegos
    andamos todos revueltos
    poco acostumbrados
    a tanto tiempo extra.

    Yo misma esta noche o mañana zarpo
    en aventura
    a la caza
    de 2 entradas para ver a Tom Waits
    mañana en Barcelona.
    ¿imposible?
    puede ser
    o puede ser que no.
    Nps recorreremos una amiga y yo
    9 horas en autobús ida
    + 9 horas vuelta, pues tiene
    más cobertura horaria,
    para perseguir un sueño:
    Murcia-Barcelona
    ¿práctico?
    seguramente tampoco.
    Quién sabe,
    la vida es un sueño
    y los sueños
    sueños son.
    Ahora voy a ver la peli:
    "Down by law"
    para entrar en materia.
    Porque "Vidas cruzadas" son 3 horas
    y no creo que el cuerpo aguante
    tanto ajetreo, aunque siempre me lo puedo
    llevar para el viaje, ahora que lo pienso.
    Ya os daré noticias de en qué termina la aventura.

    Me temo que los amantes de su música
    han hecho amago de intención para encontrarse en algún antro o bar irlandés, bebiendo y despotricando, para entrar más en situación, puesto que asistir al concierto es imposible.
    jajaj
    va ser una misión improbable, de precios astronómicos, bueno veremos el ambiente que se cuece, y beberemos a la salud de los pobres y los desheredados, cerca del rey de las botas viejas, en una casa que no es la nuestra
    Salud!!

    jaja quién sabe.

    jaja
    saludos
    y Bienvenida!

    ResponderEliminar
  7. Amiga, Ibn Hazm es uno de mis autores de referencia. Que mas puedo decirte.

    Que decir de aquel hombre que cuando le quemaban los libros decia aquello de que "podeis quemar mis libros, no importa, pero no podreis quemar mis ideas, que caminan conmigo alla por donde yo vaya..."

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  8. Y aún diría más
    Ibn Hazm
    era un Hombre.


    No me extraña que sea uno de sus autores de referencia.

    Un abrazo.


    (Yo sigo con mi particular peregrinación a San Waits. Como los pobres en Compostela,
    nos dedicaremos a sopar el ambiente y a echarnos unas risas, y unas cervezas. Después de esto, debería hacer el de Santiago y dejar mi "alma" en paz y libre de pecados, así que lo mismo también lo hago, pero despacito).

    Y retomaré la figura arábiga de uno de los grandes maestros de nuestra era.

    Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  9. Siempre me encantó la caligrafía árabe no podían ser menos sus poemas.
    Inuits

    ResponderEliminar
  10. Había oído hablar de este libro, pero no lo he leído. Después de estas entradas que le has dedicaco tengo que ponerlo en mi lista de futuribles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar