21 sept. 2006



¿Por qué pelean?

Porque hornean. El calor les está subiendo.

La dicha y el éxito les está venciendo. El Honor de ser el Mejor.

¿Y eso para qué vale?

-Fuera de aquí gatos- No comprendéis nada.

Otra vez fuera de otro círculo de entendidos, mi mamá en España fué amiga de un toro en los toriles, eso fué por los Madriles, en unos Abriles.Nadie la comprendió.

Murió con orgullo y valor, siendo el mejor.

¿Entonces quiénes se quedan? le pregunté a mi madre.

Nos quedan los Abriles, hija.

La memoria perdida del tiempo arenoso y terroso, que borra lo bueno y deja lo horroroso. La melancolía de haber sido, un día. Hija mía, recuerda el tono de la poesía aunque la letra cambie cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario