27 sept. 2006



Plink
PLINK
Plink
PLINK

mIAU, mIAU!

¿Eres tú?
con tu cascabelito de cristal me despertaste, ¿cómo me encontraste?

El gato macaco. Vete al poblaco. Gato blanco de calleja, que tanto te comes las mollejas como las abejas. Gato chulo y capirulo, que toca todo por donde circulo. Siempre ahí, husmeando, dejando el elixir por donde dormir. meneando, con su porte de duquesito cantando.
Vete! tengo cita a las siete, eres el más gato de los capirulos, no lo disimulo, pero vete andando con tu cascabelín, donde las gatitas se mueran por tín.
Todas locas por doquier por su loco cascabel, todas lo quieren y él las quiere bien, como ovejitas ratoneando, al corrito de la gallinita siguen jugando.
Puff, pereza me está entrando de ver tanta proeza. Que te salga bien, ya tienes con quién, y si no lo tienes sigues rondando por mi calleja, por si la gatita Flora te abre una reja.
Pero unavez te dejé y siempre de ello me quejé, gata tonta y traviesa, tragaste el cimbreo de la cola tiesa, gato chulo y capirulo, más tonto y cobarde que un mulo.
Me rio ahora, pero esto traía cola, muere inocencia juvenil de zascandil, que verguenza que pasé, cuando sin darme cuenta entré y en el corro me encontré con las gatitas coreando y el tonto contoneando, olisqueando feliz el aire de tanta victoria, ¿ y cuál es la gloria?, que el pestillo descorrí y pronto me convencí que la rendija que abrí no era un gato varonil ni un dulce colibrí sino un gato de calleja que venía a por su oveja. Y yo oveja no soy, seré pelleja, dura y seca como una mula, puede. Muere, el candor de a quien le hieren, fuere como fuere.
Alea jacta est! y el pez por la boca, muere

3 comentarios :

  1. me gusto mucho tu blog, muy currado!

    ResponderEliminar
  2. Pues lo escribo cuando termino y me aburro en el trabajo, sin pensar, en 5 minutos se me escapan los esputos de las letras, de las galletas de la suerte. Besos, tengo curiosidad por ver más blogs, pero no puedo gastar + tiempo que en escribir lo que estoy escribiendo, por si me van viendo, los jefes de abajo.

    ResponderEliminar
  3. Si te digo la verdad, se me ocurrió escribir un blog, cuando ví el tuyo, con fotos tan luminosas y felices, decidí eliminar mis cicatrices, escribiendo lo que iba cayendo.

    ResponderEliminar