17 may. 2017

El colibrí duplicado

Y broté espontánea. Como flor de loto resurgiendo de un pozo sin fondo. De un lodo fangoso que me oprimía el pecho. Y así, quitándome la piel. Luchando por espirar, emergí. Mutada. Desnaturalizada. Un híbrido monstruoso de dos oponentes: pájaro y flor. Lo. Lo efímero del colibrí, lo eterno de la flor. De una salió el otro, y de ella recoge su néctar para alimentarse. Salío Esperanza, blanca y verde, limpia, atravesando la fina capa de piel transparente deagua estancada. Esperanza eres peligrosa. Tu naturaleza es imprevisible, incontrolable. Vuelves fuerte a los débiles. Debes ser eliminada. Controlada. A veces las cosas asombrosas simplemente ocurren. Deben ser hermosas, que no puedan ser explicadas con palabras, para que hagan palpitar el corazón y alegren el espíritu. Fresca, contundente, diferente, imppredecible. Como un colibrí. K Como animales silvestres, no deben ser enjaulados. Es demasiado bonito verlos libres. Pero el egoísmo de unos pocos no les importa su muerte mientras sean bellos. Como flores cortafas son repuestas una vez marchitadas. Cuando consigues huir una vez, se ensombrece esa parte de tí que sabe que es un pecado enjaularlos. Se llevan tu luz y alegría, ensombreciendo la estanciq cuando desapareciste dentro de tí. Escondida. Todo vuelve a ser gris y vacío cuando dejas de volar. Tu inspiración. Tu fuerza vital se apaga entre los impávidos muros de piedra de la mediocridad cotidiana. De cinismo. De la inmediatez de las vidas devoradas por la antrpofagia de una insulsez reinante. Ésa falsa realidad para unos mutantes, inventada por unos pocos a costa de otros para lucir corbata. No hay día que mi colibrí no se arrepienta de haberse dejado atrapar. De no haber sido mas previsor, más listo. Su naturaleza ligera bebe directamente del néctar de los dioses.h Para los indios representa el alma de un guerrero intercersor. No se arrepiente por estar preso en sí, sino porque se siente "adoctrinado". Alienado de sí. Diluyendo su alma entre las cañerías de una prisión oscura. y Entiendo que aquí nadie me entienda. Encerrados durante cientos de añps entre una olla de murallas de montañas. Veo invisibles sis muros. Apartados del resto. De las peligrosas influencias externas. Y de sus cantos. De sus risas. Aquí es lo normal. Nadie pregunta. Nadie debe preguntar.

Eres un pájaro, una colibrí, y mientras se acercan a tí sonrientes, sólo descubres después que sólo buscan tus huevos. Ellos no saben que los colibríes no ponen huevos en cautividad. Así que mientras te vigilan empiezan a impqcientarse: "Sabes poner huevos?" - "No" ; "Sabes hacer reverencias y ronronear?" - "No". "Entonces eres un pájaro inútil". Cuando salió un rayo de sol por la ventana, el perfume embriagador de las flores de azahar inundó la estancia. De repente el colibrí sintió deseos de alimentarse de ellas y volar. Remofrescandose en la fuente. "Qué te has creído?, pon huevos o ronronea". "Es que es tan maravilloso refrescarse en la fuente y libar de las flores". "Estás loca!", me dijeron los locales. " Haces cosas raras que no son normales en un pájaro!. Pregúntale si no al dirctor de la escuela, que es el tipo más listo que conozco!". Yo conocìa la colección de libros publicados sobre la A. Y no quería parecer descirtés ni petulante, si les decía que sus consejos no iban a servir de mucho a un colibrí. DentPero elos son así.ro, yacen especias autóctonas en un microclima propio. Seres que morirían en cualquier otro lugar. Su capa impermeable les prohibe aborber y emitir valor. Son sus costumbres y deben respetarse. Seres importantes que hacen cosas grandes para altos vecinos de tenombre. En el pequeño Lilliput, los seres grandes son monstruos de circo. Sólo ueden taerse de vez em el.circo o domesticarlos. En Lilliput soy un colibrí gigante. La diferencia es que estas montañas están embrujafas. Llegas por un tornadp de aire que te arrastra lejos del camino y cuando intentas volver hay una especie de campo de fuerza que te inpide avanzar. Después de descandar del vendaval de viento, te replanteas continuar tu viaje cuando recuperes tus alas dañadas. "Que no te comprendemos?" Dicen sus hentrs. "No te creerás un ser superior ni màs inteligente que un simple pájaro. Da gracias por todo lo bueno qque disfrutas gracias a nuestra generosidad. Vives bajo techo, tienes algo caliente de comer y puedes aptender muchas codas buenas de.nosotros y de.nuestras gallinas, que son útiles y SÍ ponen huevos. "Me parece que en cuanto sane me iré a recorrer el munfo". "Pues vete". El colibrí se marchó triste a la fuente, reflexiva, pensando que si otros lo hacían, no debería ser tan difícil obedecer y poner un huevo. A lo mejor es cierto

Era un ser complicado y difícil que no se dejaba recomendar y una desagradecida. Entonces se refrescaba en la fuente. Y todos los lugareños se alejaban de ella debido al dorado y extraño multicolor de las alas cortas y ligeras de hada
Rara
Rara
Rara. Y así pasó el tiempo. Y así fue pasando el tiempo. Regurgitada

El verano llegó al otoño y éste al invierno. No conseguía poner huevos, se burlaban de ella y sobre un cercado se posó un ciervo. Los dos no eran de gram agrado entre la población, tampoco un ciervo alado, así que aunque no eran muy de agrado.mutuo se hicieron compañía. El cuervo también esperaba que pusiera huevos. Los huevos de colibrí "gigantes", deberían venderse bien en el mercado negro. Um día mientras el cuervo conseguía unos cordones de botas viejas que otrora habían sido de algún importante señor.El cuervo, que tonto no era. Decidió aligerarle la carga, pensando que si se entretenía, lo mismo la alegria la haroa mas ponedora. La llevo a una fiesta de prsonajes raros. Antw la novedad del colibri, todos querian tocarli y jugar con ella. El pajaro asustado creyo que se pronian hacerle daño. Asustada echo a vilar y revoloteando y batiendo las alitas lleno toda la habitación de desastres. Perdidos la paciencia, la declararon persona nin graray de seguro que si la hubieran dado caza la hubietan llevado a la saryen. Sería demasiado triste contar las calamidades que tuvo que pasar aquella pajarita durante aquellos tiempos tan rigurosos. Màs muerta que viva yacía sobre los juncos de las olvidadas orillas. La diferencia de su mal estado de salud, iba empeorando segun la tristeza iba calando en su alma. 

La diferencia de aquellas montañas de aire oprimente e invisible es que lo envolvía y aplastaba todo. Todos mueren
pero yo respiro, no se porque, no deberia
Primero las odias, su rayana prepotencia y que convierte a sus gentes en seres descorteses, interesados y aburridos. Luego luchas contra ellas para crear tu aire ligero y batir tus alas de.mosca, peo pesa demasiafo y la humedad te las hace pesadas e inutiles. Con el tiempo aprendes a resignarte y cuando ya ni te acuerdas, pasas a depender de ellos. Sus doctrinas invisibles e implacables de cientos de años de antiguedad se te pegan como.un mantra. Te alienan de por vida, hasta que ya no te reconoces. Y éso es lo que te quitan: la voluntad de la alegría vital. El colibrí vio a lo lejos una. Bandada de pájaros revoloteando alrededor de las flores sobre una colina. Pero el cuervo se ocupó de distraerle el tiempo suficiente con promesas de falsas aventuras y viajes imposibles, aderezado con anècdotas de didosa procedencia. Que miedo pasas tu primer tornado.

Vuelas de un lado a otro
Me mareo y escondes la cabeza bajo las alas. Intentando que tu cuerpo no parezca un yoyó. Lo mejor es dejarse llevar y recuperarte en cuanto puedas moverte. Pero eso puede no ocurrir nunca. Lo puedes llegar a descubrir más tarde. Al ayardecer llegas a las pequeñas casas de gente pequeña. Fuera de squí son pequeños. Los grandeslilliputienses fueron echados por su tamaño aberrativo. Les hablè de mis viajes con mi amigo Gulliver. Me dijeron que eso era mentira. Un insignificante colibrí, por muy grande que fuera, no podía coocer a personaje tan famoso. Eso era imposible y seguramente ilegal. No les interesa lo que pasa fuera de sus fronteras. Me dijeron que solo admirarían los grandes hombres de tamaño normal como el suyo. Donde el "de quién eres" es mmás importante que "quién eres". Un lugar donde los pecados pasan de padres a hijos. Donde los dedales son sombreros y las cerillas son utilizadas de cucharas. No son nadie fuera de sus fronteras.

El director de la escuela sólo se conoce la A. Ha escrito grandes temas al respeto. Y unos cuantos libros muy famosos allí. Les contesté que B, me expulsaron, y me conseguí a buscar al resto del Alphabeto.

Y aqui estoy como un nuevo colibri, o quiza el mismo
reseteado y duplicado.

4 comentarios :

  1. Siempre he sabido que eres una pajarraca.
    Te pienso Esperanza y sólo se me ocurre besarte y luego:

    https://www.youtube.com/watch?v=a1wqE_wfcBk

    ResponderEliminar
  2. mala mala mala
    ya lo sabes jjjj

    Sin Esperanza no se puede vivir
    y sin corazon, no merece la pena jjj

    https://www.youtube.com/watch?v=tWHgkc1LF5o

    ResponderEliminar
  3. Oh séeeeeeeeee, malísimaaaaaaaaaaaaa

    :)

    ResponderEliminar
  4. Como puedes no creerme!
    que disparate
    y desverguenza!!


    ;)

    ResponderEliminar