11 dic. 2013

CANTANDO BAJO LA VENTANA



Una noche, hace mucho, pasaron bajo mi ventana un hombre y una mujer.

Fue en mitad de la noche. Iban cantando cierta canción, no se cual, pero me pareció haberla oído antes, quizá solo una vez en mi vida, algún único momento de felicidad absoluta en mitad de la nada.

Solos en el mundo. Cantaban con voz suave, dedicada. No canturreaban a gritos insolentes, como hacían los borrachos de las tascas todos los fines de semana. Se escuchaban cantar.

Solamente dos personas que se amaban, que estaban todavía en lo vivo de un amor naciente, solos, a esa hora, ese día y en ese momento en que la humanidad abrumada por el olvido se recupera del sueño, solo ellos tenían esa oportunidad de dedicarse cantar.

 En medio del silencio, rasgando la tela oscura de sueños, el filo donde termina un día y empieza el otro, aun sin haber muerto ni nacido cada uno del todo, en esa mitad de la nada, se elevaba esa canción. Una flor rompiendo con sus pétalos la noche de piedra. Cantar contra la muerte, pensé.

Toda mi carne se puso a gritar deseando ser ellos, y cuando la pareja se hubo alejado tras largo rato, seguí sin poder dormirme, tarareando en mi mente esa sencilla melodía, llenando de vino mi copa vacía por esos instantes de sutil belleza.

Ayer noche recupere ese ligero silbido, esa sensación eterna, durante un instante.

... y sin embargo, se mueve.


Eso fue hace tanto, que parece un sueño. Ahora tengo mi propia ventana para cantar esa canción eterna, ahora tengo mi propia melodía, mi propio pedazo de eternidad

12 comentarios :

  1. Tontaaaaaa, haberme invitadoooooooo

    Desde luego...

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Si es que tengo una cabezaaaa

    jajaja

    Besossss

    ResponderEliminar
  3. Te dije algo más que múuuuuuuuuu en mi blog.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Lo se , no me funcionan los acentos del ordenador, por cierto.

    Tu das muuuucho mas que muuuu

    muuuchas alegrias por existir
    muuucha compañia
    y muuuuucha belleza en tus palabras

    te dedique unas palabras en mi estado
    que obviamnete se no leerias
    te escribo muchas veces al aire

    Es lo que hago cuando te leo

    Cuando la inmensa mediocridad me inunda
    aparezco por mi oasis, que es tu tumba

    Bebo de tus palabras rasgadas,
    el rojo de tu sangre y revivo

    Vine por esos besos solamente; guardad los labios por si vuelvo, caballero.

    Muuuchas gracias corazon
    a ese toro salvaje
    como salvajes son nuestros dias
    y oscuras nuestras noches

    Smuuuack

    ResponderEliminar
  5. Y ante mas mediocridad, digo a tus lejanos oidos

    Cuanto más cerca he estado del placer, más lejos me he sentido de la muerte y su universo gélido.

    Tanta luminosidad lunar que se tiende,
    cuerpo, a tus orillas.

    Y dijeron las musas, recuerdo difuminándose en mi oído sus palabras templadas, sus vestidos ligeros y los cabellos al viento:

    “¡Pastores!, que pasáis la vida en los campos al aire libre,
    ¡sois el oprobio de los pueblos, pues no sois más que vientre!
    Nosotras en cambio, sabemos cantar mil verosímiles ficciones
    y también, cuando nos viene el deseo, ensalzar la verdad”


    Eso decimos las musas ligeras de visceras

    ResponderEliminar
  6. Tienes tu propia melodía y tu canto eterno, que afortunada eres, saludos.

    ResponderEliminar
  7. Al menos eso jajaja
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Igualmente
    las bolas negras
    tiran a dar
    en este desierto de loco
    de pajaros feos
    y niños helado


    jjj Besos Toro

    ResponderEliminar
  9. Desperté
    Donde me hallo?
    Que pasó con mi corcel y mi lacayo?

    Después de la noche viene el día
    Que pasó durante mi ausencia?
    Exceso de complacencia?

    Aún somnolienta y no me callo

    jabón y agua fresca del lago
    Necesito volver a pasear por estos jardines
    De orcos, elfos y querubines

    Desenvainar la espada
    Cometer usura a los infieles
    Pero antes de esos laureles

    Dejadme acomodar mis huesos desfigurados
    Pues en el tres abetos se han plantado

    Saludos amigos
    Como los potros estreno patas nuevas
    Y no me importa patear culos para ir practicando jajajaja
    Coman y beban
    La taberna del lagarto vuelve a la vida
    Dejarme deshollinar este antro
    Y nos vemos, como siempre
    Donde no seamos babeados por halagos
    Ni comprados con impertinencias

    Maese! Mi pañuelo
    Esta vez del golpe no se me escapa el cerebro

    Paz, salud y audacia hermanos!
    Volvemos a los caminos

    Decidme, en que mundo es este en el que vivimos? Más cruel que antaño?
    Ya me contaréis
    Arre que tengo prisa por recomponer los pies y no los siento, se me habrán caído en algún momento

    ResponderEliminar