7 nov. 2008

Elegía de la espada desterrada


Al querido Arturo P. R. , a mi pesar

No hay juez sin condena
taberna sin mesonera
ni vino turco
sin alguno cristiano aguado.

Me crié en la cava baja, entre las tres murallas árabes, entre la taberna del tío vinagre y el avapiés, en el colegio del cabrón del Quevedo el cojo, y con esa mala leche ponzoñosa y divertida, hicimos piña aquellos en cual nos fuere la vida, una causa justa, un escrito ensañado.
Yo era la "maga", el otro el "gitano", la "estudiante", el "murciano" y el "bribón".
Descubrimos un cañoncito de época y nos echaron por rufianes, en mi bachiller, nos enseñaron que el Candelas lo echaron por darle un tortazo a un profesor, porque la dignidad no se vende, se compra, y porque el mejor guitarrero, hacía guitarras en la calle y cerró sin fondos, en la corrala muriendo solo.
Las notas de los hermanos Machado, uno fino y letrado, otro deportista y maniatado.
Ay! mi Madrid, mi muro antiguo, los de allí acorralados, te dejamos a tu suerte, nos recorrimos las américas, las españas y las holandas, y al volver, vimos que prostituida, comercialada, encorsetada, ya escondida su alma vendía mi ciudad endiablada.

Desde mi plaza Cascorro, mi atalaya, mi ribera de curtidores, mis gitanos sabios, mis rincones varios, te dejé al no verte reconocida.

Desde entonces, descolorida, desterrada
fuíme cá los parientes murcianos, y cerca del mar acordarme de tus empedradas y tus casquillos de barrio.
Adiós mis madriles de tabernas serviles.
Me despido en el foro de uno de los extranjeros a los que acogimos
uno de los aguerridos, pero como todos
se ablandan cuando no se usan,
ni veo ya los destellos
por el camino de mi blusa.

Adiós autor de un libro
nos robaste las historias
haciéndola sólo tuyas
siendo nuestras
del populacho borracho
ya ni vivimos
ni vendidos ni aguerrridos.
No nos apena
ni la justicia de la condena.
Como almas que lleva el diablo
mi corsé se arrepiente del callejerío valdío.


Adiós Arturo, yo pisé y mamé la ciudad que te alimentó
haciéndola tuya, pero no lo es, te lo aseguro
aunque tampoco importe, pero no te la reclames
aunque ya sea un café aguado, ni sabor le queda de lo anticuado.

Un día fuí a comer un restaurante con ese nombre famoso
de tu famosa novela de aguerrido guerrero,
y los de la tierra, creímos que nuestras espadas
de matones de mamelucos, de hijos goyescos, nos reconocerían y vimos la cara plastificada
del comercio vendible de la hipocresía baldía.

Desde la atalaya de piratas viejos
de las golondrinas madrileñas, de los vencejos,
errantes, aunque sin un duro
nos queda la memoria olvidada
de las tumbas de los cervantes mendigantes.
Los que no nos afilamos los bigotes
en el teatro de comedias desde lo alto de la balaustrada.
Los que vivos seguimos abajo en los bancos
del patio central de los hildeputas.

Firmado:
Almatina, la pirata mora
(Mora:por no aguada, bautizada ni cristianizada
Pirata: acostumbrada al asalto constante, puñal corto en boca
de las oportunidades que nos negaron, los gentilhombres)


DIFERENCIAS ENTRE BUCANEROS, FILIBUSTEROS, CORSARIOS Y PIRATAS

La RAE dice que los piratas son aquellas personas que junto con otras de su igual condición, se dedican al abordaje de barcos en el mar para robar.
El corsario es aquel que se dedicaba a hacer una campaña que hacían pro el mar los buques mercantes con patente de su gobierno para perseguir a los piratas o a las embarcacione enemigas.
El bucanero era aquel pirata que en los siglos XVII y XVIII se entregaba al saqueo de las posesiones españolas de ultramar.
El filibustero era un pirata que por el siglo XVII formó parte de los grupos que infestaron el mar de las Antillas.

LAS MUJERES MÁS TEMIDAS DEL MUNDO

MEDITERRÁNEO:
Artemisa de Halicarnaso
la corsaria griega que pudo cambiar la historia
Teuta, la pirata virtuosa.
Lalla Aïcha, la última aristócrata musulmana que llevó el título de Sîda al-Hurra ("Señora Princesa"). Califa y patrona de corsarios.

MARES EN TIEMPOS OSCUROS:
Freydis, la asesina, hija de Erik el Rojo
Alvida, la valquiria del mar Báltico
Sigrid, "la Soberbia"
Aasa, la reina vengadora
Foelke, "la Diabólica", la dueña de la llave
Jeanne de Clisson, la leona sangrienta
Jeanne de Montfort, la llama de la pasión.
Santa Juana y sus tocayas

LAS REBELDES EUROPEAS:
La marquesa de Fresne, la aristócrata renegada
Catalina y Ana, dos heroínas cervantinas
Lady Killigrew, su suegra y Juana "la Negra", empresarias, piratas y contrabandistas.
Garnuaile, la irlandesa que aterrorizó a los piratas ingleses
La bella molinera y la viuda osada, dos corsarias españolas del Siglo de Oro

EL MAR DE LA CHINA
Cheng I Sao (la conocidísima "nu hai dao" o "mujer que roba en el mar"), Shih Yang, así se llamaba de soltera, con una flota que obtuvo cuando enviudó y fue una de las mas temidas.
Huang Pemei y Lai Choi San (en Macao)
Lo Hon Cho (golfo de Tonkin)

MUJERES FORBANTES
(mmm... digamos "autónomas")
Wanda, la sacerdotisa pirata
Anita Garibaldi, corsaria por amor
María Cruz Gomes, la negrera portuguesa apasionada

LAS DESHEREDADAS DE LAS AMÉRICAS:
Jaquotte Delahaye, la bucanera que nunca existió
Judith Armande, la ahijada del cardenal
Anne Bonny, la hija rebelde
Mary Read, soldado y pirata
María, Rachel, Mary y Margaret, esposas devotas y feroces piratas.

PIRATAS, CORSARIOS Y BUCANEROS

Barbanegra
Capitán Avery
Capitán Cornelius
Capitán Lewis
Capitán Martel
Charles Vane
De Soto, el pirata gallego
Edward England
El Filibustero López
Francis Drake
Howel Davis
John Phillips
John Rackam, calico Jack
John Smith
Stede Bonnet
Calico Jack Rackman

14 comentarios :

  1. En el momento en que Rayuela fue un boom, recuerda Julio Ortega, editor de la edición crítica francesa de Rayuela "todas las muchachas de la Facultad querían ser la Maga; y todos los hombres querían buscar su Maga, la fantasía masculina de la mujer enigmática que se relaciona con las fuerzas más intuitivas con una sabiduría inocente".

    ... y tu ya lo eras en el instituto.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, no lo sabía.
    Se nota que vagas por el mundo mucho más que yo.
    Como siempre un placer conocer cosas nuevas,
    de mano del Ermitaño vagamundero.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Todo un mundo desconocido y apasionante el de los piratas. Hay miles de cuentos y mucha leyenda. Pero tambien hay mucha Historia, creo yo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Un brindis al sol (con ron) por los campos semánticos.

    Y por 25 pesetas dígame objetos que utilizaría un pirata, como por ejemplo: el parche en el ojo. Un, dos, tres, responda otra vez...

    ResponderEliminar
  5. Sigues siendo la maga.

    Me voy hechizado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. No me sorprende que seas Revertiana....:)

    ResponderEliminar
  7. Almitass
    Tienes el don de hacerme llegar tarde a mis compromisos haha y es que me pongo a leer y me quedo bobo, abosorto ( esa palabra la aprendi en la opera y me prometi usarla para todo aunque no tuviera nada que ver ), y pues no puedo parar de leer hasta que termino, y si no fuese por queme tengo que ir me ponia a buscar la bio de las mujeres que tienes en la lista, pero prometo lo hare cuando regrese a casa.
    saludos y que tengas buen finde.

    ResponderEliminar
  8. Es la primera vez que me llaman Ermitaño... bueno, de adolescente soñaba con ser farero y vivir en medio de libros y tormentas.

    Pero luego descubrí que vivir el mundo era mucho más hermoso que vivir aquel sueño... aunque ya no sepa a donde volver para que sea un regreso.

    ResponderEliminar
  9. Pues para ser pirata la Cava Baja te pilla un poco lejos del mar...

    Un gusto leerlo.

    ResponderEliminar
  10. ego
    quitándole el "romanticismo" de la idea del pirata, son bastante oportunistas y crueles, la ventaja, la libertad del mar y el asalto entre sus fronteras.
    Las estirpe de Cheng I sao, aún deambula por Indonesia, cuna de piratas modernos, pero estos no son mas que delincuentes con armas sobre mojado, en Congo hace poco asaltaron un barco español, ahora no respetan ni los millajes "oficiales" de sus propias fronteras, asaltan a los atuneros para pedir un rescate.
    Ya ni hay clase para robar, sigh! que pena.

    Iduard
    me regLron un catalejo original de hace 50 años,
    me gustaría tener algún astrolabio de la época moruna de Murcia (evidentemente imitación).


    Torosalvaje
    uno es mago cuando hace que ocurran "cosas" alrededor, gracias por el halago.

    Peggy
    ¿por qué no te sorprende?
    Cuando leía cosas de este señor, la verdad por casualidad, a veces me gustaban a veces, no, pero descubrí parte de su carácter, cuando descubrí esta tierra, y sobretodo cuando conocí ese personaje tan español mezcolanza de lo bueno y malo de nuestro carácter.

    Leo
    no llegues tarde por mi culpa, jaja
    o en la lavandería con olor a curry se van a enfadar si dejas de aparecer.
    Si lo llevan son chinos, ya sabes que tienen una visión muy responsable de lo que es un "negocio".

    Vagamundo
    ser farero tiene su aquél
    como decía IBn Hazm, no hace falta ir muy lejos para conocer mundo, sólo hace falta saber qué leer

    Tawaki
    jaja no todos los mares son de agua, ni todos los piratas asaltan en al atracadero del puerto al lado del chiringuito, a veces las incursiones en tierra nos explican como funcionan los humanos "en seco".
    El mayor nº de afiliados al submarinismo y a las embarcaciones de recreo se encuentra en Madrid, quizá por eso les gusta tanto el agua, porque no hay. Uno siempre desea lo que no tiene, o eso dicen.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Más que viajar a través de los libros, prefiero pensar que cada libro tiene un lugar ideal donde ser leido... como leer a Joyce en Salt Hill, a Arthur Conan Doyle en el viejo Londres...

    ResponderEliminar
  12. Querido Vagamundos

    En eso creo que estamos todos de acuerdo, pero hay que ser muy afortunado para poder hacerlo.

    Por ejemplo, si hablamos de tópicos sobre piratas:
    Siempre salen barcos grandes como galeones, pero a los piratas les gustaban las naves pequeñas y rápidas como los Jabeques o las Pinazas, rápidas y de poco calado. ¿Y por qué? Como delincuentes iba a robar a lo fácil y si aparecían las autoridades poder irse rápidamente, el poco calado les aseguraba más rutas de escape, debido a bancos de arena y cosas de ese estilo.

    ¿Cuál sería el mejor lugar para leer un libro de piratas?
    Ésos tópicos se basan en pelis anglosajonas, pero tienen mucho de cierto y otro tanto de mentira, dicen:
    YO JO JO LA BOTELLA DE RON
    "Quince hombres sobre el cofre del muerto / "Fifteen men on the dead man's chest--
    ¡Yo jo jo y una botella de Ron! / Yo-ho-ho, and a bottle of rum!
    El Diablo y el Ron acabaron con el resto / Drink and the devil had done for the rest
    ¡Yo jo jo y una botella de Ron! / Yo-ho-ho, and a bottle of rum!"

    Esta canción la tomó R. L. Stevenson de un libro de Charle Kinsgley.
    También se sugiere que hacen alusión a la Isla de "Caja de Muertos" en Puerto Rico. "Coffin of Dead Men" o "Dead Men's Chest" en Inglés.

    Se decía también que llevaban un pendiente en cada oreja, que significaba que los más avezados habían pasado por cada Cabo que cruzaban, en señal de valentía (El de Hornos y el Buena Esperanza).
    Evidentemente la imagen de los piratas es "buena" , porque robaban a los españoles el oro, recompensa de las conquistas querreras, y si no que se lo digan a los del Odissey, que deben pensar que de aquí a cien años todos calvos.

    Pero a veces hay piratas y piratas.

    El que roba a un ladrón, tiene cien años de perdón.
    "¡Ecce stultus dei!

    Entonces amigo,
    ¿dónde se puede leer un buen libro "pirata"?
    ¿Puerto Rico?
    ¿La martinica?

    ¿Le pregunto a mi Corto Maltés o a Hugo Pratt criado entre pasajes venecianos?

    Mmm por cierto, creo que no hay libros de piratas españoles, habría que escribir alguno, sólo para dar un poco por saco a los ingleses, no me creo que se dejaran robar tan fácilmente, debería haber una partida de barcos pequeños en el rebufo, por si las moscas inglesas vienen a incordiar.
    mmm ...
    interesante

    ResponderEliminar
  13. Con el Corto Maltés aprendí Venecia mucho antes de perderme en sus callejas y carnavales...

    En cuanto a los piratas, ¿y si huimos de anglosajones?... un barbarroja que tiene su estatua como admirado almirante en Istambul... o las calas de Madagascar donde aún hoy sus barcos fantasma protejen las velas del viento...

    ...o quizás, pensando en Monty Pyton, el bajel pirata cruza la novena avenida, sembrando el pánico entre los cobardes de la bolsa...

    Y tienes razón, igual tienes razón, y hay que ser muy afortunado... o tal vez no la tengas y como los piratas, yo también sufra una maldición de alma errante, sin un paisaje al que poder aferrarme.

    ResponderEliminar
  14. "Ay Madrid, vimos que prostituida, comercialada, encorsetada, ya escondida su alma vendía mi ciudad endiablada."

    Cada vez que deambulo por los callejones escondiditos del barrio donde te criaron, siento ese enfrentamiento entre el pasado tan denso de tu país y la modernidad que surge, en gran parte, de la insistencia cultural infernal del mío. Estar en flujo, entre culturas, eso es mi adicción. ¿Que lugar mejor que Madrid?

    ResponderEliminar