4 nov. 2008

25 de octubre de 1848 - Estreno en el Teatro Grande de Trieste de la ópera en tres actos "IL CORSARO" de Giuseppe Verdi; con libretto de Francesco Maria Piave, basado en el poema The Corsair de Lord Byron.
Intérpretes de la premiére: Barbieri-Nini, Rapazzini, Fraschini, de Bassini.
FUENTE: "THE METROPOLITAN OPERA ENCYCLOPEDIA" - David Hamilton - Simon and Schuster



The Corsair. Song of the Corsair

George Gordon (Lord) Byron (1788-1824)

Deep in my soul that tender secret dwells,
Lonely and lost to light for evermore,
Save when to thine my heart responsive swells,
Then trembles into silence as before

There, in its centre' a sepulchral lamp
Burns the slow flame, eternal, but unseen;
Which not the darkness of despair can damp,
Though vain its ray as it had never been.

Remember me-Oh! pass not thou my grave
Without one thought whose relics there recline
The only pang my bosom dare not brave
Must be to find forgetfulness in thine.

'My fondest, faintest, latest accents hear-
Grief for the dead not virtue can reprove;
Then give me all I ever ask'd-a tear,
The first-last-sole reward of so much love!'


El corsario. Canción del corsario

En su fondo mi alma lleva un tierno secreto
solitario y perdido, que yace reposado;
mas a veces, mi pecho al tuyo respondiendo,
como antes vibra y tiembla de amor, desesperado.

Ardiendo en lenta llama, eterna pero oculta,
hay en su centro a modo de fúnebre velón,
pero su luz parece no haber brillado nunca:
ni alumbra ni combate mi negra situación.

¡No me olvides!... Si un día pasaras por mi tumba,
tu pensamiento un punto reclina en mí, perdido...
La pena que mi pecho no arrostrara, la única,
es pensar que en el tuyo pudiera hallar olvido.

escucha, locas, tímidas, mis últimas palabras-
la virtud a los muertos no niega ese favor-;
dame... cuanto pedí. Dedícame una lágrima,
¡la sola recompensa en pago de tu amor!...




Olvido dormido
-Mr Byron

6 comentarios :

  1. Vale
    no es mío,
    pero es bonito.
    Además habla de corsarios y de muertos,
    que mas puedo pedir.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Donde esté un corsario que se quiten todos los políticos y demás ratones.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues siempre los grandes se alimentan entre sí, aquí Verdi tomó prestado un tema a Byron, antes Byron tomó de Tirso su Don Juan y así hasta el infinito y más allá, como decía super-ratón.

    Pues muy bello sí, se me viene la canción del pirata a la cabeza y las películas de bucaneros, donde los españoles siempre éramos los malotes...

    ResponderEliminar
  4. Este mundo está lleno de piratas!!!!yo, sinceramente he de confesar que les tengo pánico, desde pequeñita...creí que sólo estaban en las pelis, pero cuando crecí,...ví que no hace falta ir a los mares lejanos para encontrarnos a esos corsarios, sino que viven a nuestro lado, arriban en nuestros puertos, dirigen el mundo y etc....los mayores y más peligroso corsarios actuales, a mi entender LOS BANCOS y LOS GOBERNANTES.

    besazo y un temazo como es costumbre en ti.

    ResponderEliminar
  5. Gente importante los piratas y los corsarios. Hacen falta más en el siglo XXI. Y esos fúnebres velones, también.

    ResponderEliminar
  6. Ah, que piratas aquellos, tuertos y tan malos que a simple vista se les conocia, ademas vestian camisetas "de piratas" por si faltaba algo para conocerlos...

    La pena es que pasados los años, todos enriquericeron (los que salvaron el pellejo de la soga) y empezaron a vestir bellisimos trajes negros...

    Y menuda han liado ahora con eso de la crisis financiera...

    Yo desde luego prefiero los piratas de antaño... Quien se imagina una opera en la que se canto a un Agente londinense de Bolsa, por ejemplo...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar