2 oct. 2006



Adiós. Os veo y me pregunto. Dónde está el pez de plata, que me llevó desde Quito a Sagunto.

A Diós, minidiosa plateada, porosa, fermentada, japonesita linda, escarmentada.A esa linda virgencita de mi portada, mil veces de las flores floreada.

Adiós casa de madera y papel tornasolado. Callejón del meón del Budita Santón.

Porquessinno, cerdito como no hay. Clay, que se asusta de todo lo que más me gusta. Y adiós a aquellos, tan bellos, que me dieron en mi jardín un dulce colorín. Chín!Chín!

No hay comentarios:

Publicar un comentario