19 may. 2009

HONORATO Y LOS ALBAÑILES DE LA CONSTRUCCION

Esto es lo que hacen unos colegas míos, ambos hermanos, cuando se aburren un sábado pro la tarde.
Cogen la cámara y zás,
a pasar el rato.
(Ups!
creo que me pasé echándoles talco
sigh!)

6 comentarios :

  1. Menos mal que los has rescatado del anonimato.
    Pobres, los mejores arquitectos de la historia, y los más enamoradizos, jajajjaja, muy bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. a Camilito:


    y en cada río un agua
    y en cada agua un cabello
    en cada cabello una flor
    de tu destello

    y entre cantos de sirenas muertas
    yace la tumba
    de lo mas dulce

    el agua destilada
    de tu recuerdo

    y
    yo...

    ResponderEliminar
  3. a Torito:

    y entre risas
    y mugidos
    y dientes mellados
    y encías de nabos,
    sale al sol
    el cuerpo cocido
    de la esperanza

    la sangrante hierba
    de otroras guerras de carne humana
    ahumada,
    que mascaste
    yace en el suelo
    depositada al fín,
    una nueva siembra
    de grandes y orondas verdades
    como catedrales

    regurgitadas

    ResponderEliminar
  4. agua
    que permanece
    en la sombra del desierto

    oasis
    de luz en la oscuridad
    de las noches

    llaman las sirenas
    con el canto espaciado
    de las estrellas


    a Alma

    ResponderEliminar
  5. Di que sí, el humor que no falte aunque parezcan una barra de pan
    ¡Cuánto tiempo sin pasar por aquí, guapa...!

    ResponderEliminar
  6. Ja, bueno para pasar el rato, muy divertido.
    Saludos.

    ResponderEliminar