5 ene. 2009

CUENCOS DE COBRE



Pierre y Sandro estaban empatados, una vez mas finalistas del torneo, junto con otros candidatos a los que llevaban clara ventaja.
Era el momento, el mejor pastel de carne de Toulouse, en los cuencos de cobre se batían los huevos frenéticamente

talen talen talen...

Como campanas a ritmo, el sonido magnético y su música incesante, componía una partitura infinita, año tras año, melodía cambiada sutilmente por algún nuevo participante.
Los habitantes, hipnotizados, esperaban fuera en la plaza Mayor, preparada a tal fin, el resultado de tan deseado evento.

Éstos dos hombres, francés e italiano, eran los pasteleros más famosos de toda la provincia gala, Sandro afincado hacía cinco años, era el típico descarado y galanteador, Pierre, mas modesto y enjuto, tenía alma de maestro cocinero, como su fallecido padre.

Cuando alcanzaban la consistencia y el volumen deseado, a la misma hora aproximadamente, la música paraba, los muchachos trasladaban la mezcla, con suavidad espumosa al resto de los ingredientes, elaborados y preparados a tal fin para culminar sobre la masa de hojaldre, tapada con un hojaldrillo fino y crujiente, no sin antes terminar de añadir el preparado de carne molida y choricillos de la zona, previamente especiados, asados al punto exacto para añadirla al final de la base de empanada con el huevo batido, y al fuego de leña seguidamente.
Este año Sandro no haría mas trampas, ni le quitaría a Katherinne.

En la gruta cercana al pueblo, por cuyas paredes el eco de la música llegaba a las casas, los finalistas preparaban sus secretos de alquimia al fuego de sarmientos y conjuros, de recetas centenarias heredada de familias propias o ajenas, incluso de algún maestro reconocido.
Preparados a tal fin, cada cuevita, un cocinero, el fuego en medio de la gruta, adonde iban a parar, como ríos, todos los pasadizos.

Los gigantescas pasteles de carne, eran el principio de las fiestas populares, que duraban varios días, para alimentar a todos, las mesas de madera, expositor para el jurado.
Recuento, faltaba una receta.
La de Sandro.

Estaba bien que aprendiera, se fue, renegó, ya se había corrido el bulo previamente, este año no sería capaz de soportar la presión, el pasado casi pierde, y era extremadamente orgulloso, batir en duelo a Pierre, jaja a quien se le ocurre
Al fin y al cabo era tan solo un foráneo, que solo había causado trastornos entre las muchachas, y peleas en los bares.

No era tan raro, pero no había sido la primera vez, otros años, algunos en la prueba final, huyeron por la tensión, el estrés, algunos dejando incluso interesantes y sorprendentes artilugios de alta cocina que se conservaban en el Museo gastronómico de la ciudad.
Pero Sandro... en fin, un italinini mas fuera de la zona, no apto para amateurs, se habría dado cuenta, el nivel era muy alto para ganar más de cuatro años consecutivos.

Pasado el jurado, ganada la estrella, Pierre pensativo, jugueteaba en el bolsillo con un anillo, una especie de sello con una extraña S grabada en su cara.

Habrían notado el extraño sabor de la carne?

16 comentarios :

  1. Era el de Sandro, claro.
    Qué ocurrió?

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. No te lo imaginas?
    vale
    de qué era el pastel?

    ResponderEliminar
  3. Intrigas, recetas, cocinas, cuevas... Siento como la presencia de algun crimen...

    Me parece que se comieron a alguien, pero no doy pistas, por si acaso...

    Ja,ja,ja

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  4. ja ja ja
    vale
    no des pistas
    pero...
    aquí se está cocinando algooo

    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  5. Que ganas saber cocinar un poco de todo, un poco secreto, bien redactado el secreto, los ingredientes del pastel, sólo falta la mano de monja que no todos tenemos.
    Un saludo fraterno y ojala podamos comer un trozo de este paste, aunque sea en forma virtual.

    ResponderEliminar
  6. mm bueno
    agradezco el ofrecimiento
    pero concretamente este pastel
    no es el mas recomendado para compartir
    a menos que como roscón de reyes
    estés deseando encontrar "otro anillo" dentro

    Como me dijo Juan, un excelente chef andaluz de renombre con el que trabajé un tiempo:
    "el secreto de la cocina es que es arte con química,
    y no todos tienen el temperamento artista unido a la perfección alquimista."
    y era tan cierto, que el seco, callado y cariñoso Juan, cuando rara vez hacía menú para el personal, sabías que lo había hecho él, y no cualquier segundo, porque incluso un simple bocadillo de jamón, un elemento tan sencillo, tenía alma y belleza.

    De vez en cuando escribo ideas y las dejo en un papel, y ayer mientras me duchaba, me inspiré, y casi cojo una pulmonía con el pelo mojado escribiendo esta historia que surgió de repente,antes de que se me olvidara, me surgió mientras oía la tele desde el salón un "talen talen" hipnótico de unos cuencos de cobre.
    Así que mi efervescente y malévola cabeza se inspiró en dos cocineros amigos mío:
    Rafa un gitano cocinero, que hace una comida casera y de cuchara que es espectacular, bellísima persona y alma del Alambique.
    y en Manolo, el nuevo segundo cocinero, que es otro descubrimiento, cuya cocina creativa, su tofee casero e inventos peculiares, hace a la gente de los alrededores, esclavos de sus cocinas, un sitio en el que te sientes en casa y nunca quedarás mal, ya invites al Cónsul de Costa de Marfil, o a tu vecina.

    Como decía Juan Ramón Jiménez:
    "España está en el café y en la Plaza"

    El café, bar de copas, restaurante, o bar de barrio, ya lo conocemos, y la nueva plaza se encuentra en la web, donde antes o después nos encontramos todos sin desplazarnos.

    Besos marítimos
    allende el mar
    a los hermanos sin fronteras.

    Incluyendo Gaza,
    especialmente.

    ResponderEliminar
  7. Pero bueno!!!!como empiezas el 2009, esto está lleno de intriga, de emoción.... de puro sentimiento al estilo Almantina, esto promete mucho, me ha gustado especialmente, muy bueno, sigue deleitándonos con tus textos vale? aquí estaré para disfrutarlos.
    Muackkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  8. Snif!
    gracias Sara
    con gente como tú no ncesito abuela
    jaja
    Besos y a ver cómo se presenta este año 2009
    Creo que siempre se me dan mejor los años impares

    Smuack!

    ResponderEliminar
  9. Bueno no te creas,
    los cuentos Disney no son mucho mejores:
    a Bambie mataron a la madre
    a la Sirenita la dejaron muda y el príncipe se casó con otra después de sacrificarse por amor
    a Blancanieves la envenenaron por envidia
    a Cenicienta la tuvieron de trabajos forzados hasta que se escapó una noche una fiesta...
    Vaya que para empezar el año, lo importante es entra con buen pié, y aún mejor salir bien con los dos pies enteros jaja
    Besos guapa!

    ResponderEliminar
  10. Pasé a saludar, ya volví. Besos y feliz año! se agradece los comentarios en mi ausencia! jeje! cuidate!!

    ResponderEliminar
  11. Algo me dice que Sandro no podrá ganar nunca más.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Saludos Ego
    Bienvenido a la blogosfere...

    Tawaki
    a mi también me lo parece

    ResponderEliminar
  13. Almatina, hija...¿se lo comieron al pobre Sandro? Prefiero saber que se escapó porque esta semana que viene tengo que bajar por Murcia y siempre compro una montaña de pasteles de carne enn Bonache o donde me pilla...No seas mala y dime cómo va a acabar la historia.
    Besotes y ya hace tiempo que no te "veo" por mis lares. La gripe no se contagia (creo) por aquí...

    ResponderEliminar
  14. Madre :

    No nos deje con la intriga!! jajaj..+çque paso.. se lo comieron o que? Dios! dudas dudas dudas hoo..
    cuentanos..

    abrazos.

    ResponderEliminar
  15. pos yo con mis pocos estudios, creo que el final está claro. El anillo está en poder de Pierre, y siendo competidores como son, éste sólo se separaría de él por encima de su cadáver.

    Y hasta ahí puedo leer....

    Creo que está bastante claro, vamos. Cada cual que le busque su sentido, ya que dependiendo del final que le encuentre cada uno, así será como veremos nuestras vidas: románticas, humildes, simples, o simplemente realistas.

    Un beso campeona

    ResponderEliminar
  16. una gata caníbal, según parece...
    pero bueno, me gustan los gatos de ambos sexos, aunque griten o lloren.

    ResponderEliminar