16 nov. 2007

“Varieté”



"Reposaba perezosamente en la única ventana de la habitación.
Encendió con gesto mesurado uno de sus delgados cigarros.
Estaba representando para un público invisible..."

6 comentarios :

  1. Acabo de descubrir esto en un post que leia en otro blog, leche! que sorpresa!; la gatita jazzera!.
    Ah, la vida, esa que a veces se reduce a sentarnos ante una ventana y mirar... y mirar... dejándola pasar desde una ventana mientras soñanos ser lo que no somos, a veces vendiendo una imagen prefabricada de nosotros mismos, pretendiendo ser, sin conseguirlo, protagonistas de grandes historias imaginadas, y olvidando tantas veces ser protagonistas de lo único de lo que realmnte lo somos, nuestra propia vida, con el único objetivo de llegar a la muerte con el cuerpo rendido, machacado, desgastado, lleno de maravillosas cicatrices, testigas de todo lo vivido; que no las tiene quien no ha sentido, luchado, y bregado en este mundo y que llega al final agotado y con esa sensación de descanso, del que al final del camino, con una copa de buen vino en la mano, piensa .... joder!; que pasada!.
    Un abrazo de un semipaisano, que huye del estereotipo ese del provinciano primario y cotilla que tan poco te gusta.
    Copas, risas, amistad, aventura, pasión y jazz....... mucho jazz.
    P.D. Estaremos atentos al blog.

    ResponderEliminar
  2. Ayer vi la película "Entre copas" con un vino "Syrah" de uva del mismo nombre, entre las manos, jajaja.

    Gracias, la vida hay que vivirla, no para estar en la barandilla siempre contemplándola, sino para fundirse en ella y esperar lo inesperado.

    Por muchas costras que te eches, por muchas capas que te cubran el alma, el miedo a lo desconocido es un fantasma invisible con pesadas cadenas, que realmente no existe, y te LIMITA a hacer lo que probablemente nunca se te ocurriría que pudieras llegar a hacer, por increíble que sea.

    Uno sólo duerme bien cuando está cansado "de verdad",
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Aclaraciones, dudas y sugerencias:

    El Syrah se cultiva en Francia actualmente.
    El vino Syrah es un vino amable y sabroso, de aroma profundo a frutas silvestres y color intenso, refinado, sólido y austero, especiado y de acidez destacable.

    Es ideal para compartirlo en REUNIONES(supongo que las reuninoes con uno mismo también vale, sobretodo cuando te haces una gratificante compañía a tí misma, y te visitas de vez en cuando) combinado con quesos maduros y cecinas fuertes, también es excelente acompañante para pastas con salsas rojas y carnes generalmente condimentadas como a la cacerola, asadas o guisadas. El cordero también es una buena razón para destapar un vino Syrah, así como las carnes de cerdo especiadas a la manera HINDÚ.

    Los Syrah europeos, son más oscuros y de cuerpo más intenso, que los de América, ideales para animales de caza como el venado, jabalí y aves (los de la peli eran americanos, una pena).

    El origen de esta cepa está rodeado de controversias, dudas y misterios.
    Se atribuye a la ciudad persa de Shiraz, desde donde los cruzados o los fenicios la habrían llevado a la Galia. Lo cierto es que la cepa Syrah tiene más de tres mil años de existencia.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por la recomendación, la pondré en práctica, y descorcharé una botella de ese vino a su salud, señorita.

    ResponderEliminar
  5. Muy amable, caballero,
    Salud pues!

    ResponderEliminar