15 dic. 2006





Uff! Hace frío, reconozco la ciudad... un lento andar por mi sangre va subiendo, es el caminar y el licor de humanidad que me está consumiendo, me sube el calor y mi cola tiesa despejada de brumas se mete entre las dunas de gente animada.
Me siento en el parque al lado del naranjo naranjero, postrero olor de jamín pordiosero de los sultanes majaderos, que en otroras tiempos eran los grandes tesoreros de los adoquines murcianeros.
Y en esas veo unos ojos morados, entre unos setos ladeados, sonríen con la guasa de la lava ardiente de las miradas inteligentes.
-Tú-
-gata-
-no eres de esta santa cata-
¿Y qué, te molesta? ¿o es mi mala testa? lo siento me presento
Lo hice y soltó una carcajada sin aliento
-Sin descontento ni desatino -veo que este es no es tu destino-
Es un intermedio en el tiempo de barlovento- sé que no eres de aquí por tu andar de lombriz, suave y zigzagueante, como los andares de antes-
De dónde eres gata persa, no te hallo en este parque tan sucio,con una cola tan tersa.
Soy data libanesa de antiguo linaje y egipcia ascendencia de duquesas orientales, de más allende los mares, árabescos lugares yviajes trascendentales.
Caí aquí por un viaje equivocado, unas maletas, un cambio, un coche roto y una rueda de recambio, una flor,una sonrisa un gato serio de jueces con caretas de foto, un error y una cárcel de oro que me mata de aburrimiento entre tanto lodo de mediocre hipocresía.
En seguida me cayó bien,la gata.
Con su porte y su orgullo de mala cata. la sonrisa de lata y zarullo,con su carácter alegre e indómito,su rebeldía de turista acólito.
Y digo-Se me hará más sencilla esta rencilla si un glú,glú en la Fuente de la plaza nos tomamos como buenos hermanos,está la fiesta animada,en las calles y plazas se escucha la algaraba-
Y me hice amiga de una gran dama, que le gusta escaparse de la aburrida y soez FAMA de la cama.
Me acordé de mi japonesita encerradita con su peine de nácar.
Le saludé con la melancolía de la triste alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario