5.2.08

Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar de manera errónea es mejor que no pensar


Hipatia de Alejandría (Egipto, 370 - 415 d.C.)

Fue una mujer científica, filósofa neoplatónica y maestra, que con su sabiduría y sus enseñanzas contribuyó en gran medida al desarrollo de las Matemáticas y la Astronomía.


Con respecto al concepto religioso y comentando lo escrito en un foro-digital periodístico, repito:

"Una masa obstinada y supersticiosa, pusilánime y servil, no es más que el carácter de un grupo anquilosado y resume las ideas como expresión de la mentalidad de un grupo sectario.

El sectario cree que sólamente la gente de su talla, calibre y credo pueden ser buenos, cuando se debe explicar la universalidad de la cultura y la virtud. Esto se explica por su INHABILIDAD (manipulada por oscuros intereses) de percibir que hay una lógica en el desarrollo humano que trae resultados casi iguales en el mundo - antes y después de la Biblia. Si sólo (cada uno en su fé) los católicos, judíos, islámicos o protestantes POSEEN LA VERDAD y el poder de producir personas (hombres y mujeres, aunque ésto último sería otro tema) JUSTOS, entonces NO EXISTIRÍA LA MORAL FUERA de éstas religiones.

¿Cómo puede ser un pagano tan bueno como un budista, un católico o un cristiano?

POR UNA LEY DE NATURALEZA, LA MADURACIÓN HUMANA ES LA MISMA EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO.

Existe una lógica en la evolución inherente del ser humano que explica el desenvolvimiento lógico de su genio y el cultivo de su mente.

Es mi opinión y no excluyo otras, ni incluso la opuesta, porque no sigo doctrina ninguna, sino la mía que me da el entendimiento, el poder de la observación y unos códigos éticos universales, que por desgracia muchos "religiosos" no practican con los hechos en su vida ordinaria, enzarzados como están en discusiones y luchas de poder en la conquista de los fieles."

Os contaré más adelante el caso de Hipatia de Alejandría, última responsable de la conocidísima Biblioteca de la misma ciudad, una sabia asesinada por cristianos,obstinados y supersticiosos, cuando se subía a su carruaje, rumbo a la Universidad a dar clases, le asaltaron, desnudaron en público, arrastraron hasta una Iglesia, le martirizaron, le arrancaron la piel y le sacaron la carne de los huesos delante del altar, y tiraron sus despojos al fuego, todo por envidia, celos (era además muy hermosa), por su sabiduría, elocuencia, modestia y además con la excusa de ser mujer (hasta hace relativamente bien poco en la Iglesia, las mujeres no eran considerdas dignas, puesto que no tenían "alma", y de echo, en muchas religiones y asociaciones de prestigio, están vetadas).

Es más decir que me sorprende que una organización internacional como la Iglesia, que tiene como tema adalid el "matrimonio cristiano", tenga en su directiva únicamente a hombres, a los que se les EXIGE no estar casados, donde las mujeres no ocupan ningún cargo de relevancia y donde todas las decisiones morales del matrimonio, las toma gente que no tiene experiencia en estos temas.


"La mujer se llamaba Hipatía y murió asesinada una tarde de otoño del año 415 en Alejandría. Poco más de mil años después, desconociéndola, el monje cristiano Luca Paccioli la honró venerando los mismos poliedros platónicos en una obra cuya divina proporción aún nos asombra. La belleza se detiene en el número, pero el número acaba, tarde o temprano, por destrozarla."

Mario Satz.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mire ud que casualidad que, no hace mucho escuché una tertulia radiofónica que trataba sobre la conveniencia o la inconveniencia para una causa, de hacer el supremo sacrificio ,o de aferrarse al instinto natural de la supervivencia,y en la cual hablaban precisamente de esta mujer. Argumentos los había interesantes y variados en las dos direcciones, y no seré yo quien afirme de una forma general cual es la mejor opción.
Lo que está claro es que el ser humano es el único que es capaz de salirse del guión natural e ir en la dirección contraria a la que estamos programados los seres vivos.
Cada causa es distinta una de otra y las hay de muy largo recorrido, que duran siglos, incluso milenios, la causa de la libertad , mucho me temo que es una que de ellas, por que siempre habrán fanáticos que querrán imponer sus usos y costumbres a los demás, descerebrados insensibles , poseedores de verdades absolutas , moralistas inmorales que nos dirán lo que está bien y lo que está mal, haberlos háylos de todos los gustos y cataduras, defensores de las tradiciones, religiosos, políticos.
Toda "verdad" es relativa, en el mundo hay seis mil millones de verdades. Cuán rica es la suma de todas ellas.
PD. Ese vino...... que mejor que degustarlo en un buen bar, con una buena cena, y con buen jazz de fondo?, y por supuesto una buena tertulia. Este que aquí suscribe, da fe de lo buena tertuliana que es la titular de este mas que interesante blog, por los buenos ratos pasados en tal, o parecida tesitura alguna que otra vez.

Antiqva dijo...

Parece que Alejandro Amenabar va a rodar una pelicula sobre el ambiente de Alejandria en los tiempos en que los cristianos iban matando paganos por las calles.

La cosa promete.

Habra que estar expectantes.

Desde luego la vida de esta mujer fue un modelo, y de su muerte poco se puede ya decir.

Un abrazo en la distancia

Anónimo dijo...

La fe, que nace de un buen sentimiento es manipulada y vejada hasta convertirse en herramienta de poder. Miras al vaticano y te da verguenza... y pena.
Qué gran mentira es todo, qué astutos y aprovechados...